El proyecto de regeneración y reutilización de aguas residuales de la Región de Murcia obtiene el reconocimiento internacional

645
0

Sobre el blog

Marca Agua España
Iniciativa del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la web Spain Technology del ICEX para dar a conocer la excelencia de los sectores público y privado en la gestión del ciclo del agua.
web
  • La regeneración del agua residual ha permitido el repoblamiento de la avifauna ligada a las zonas húmedas.

El proyecto de regeneración y reutilización de las aguas residuales promovido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y la Región de Murcia sigue sumando reconocimientos internacionales.

Ha despertado el interés de países como Turquía, India o Uzbekistán

El plan ha sido incluido como actuación modelo en el catálogo internacional de buenas prácticas “Managing Water Use in Scarde Environments” (Gestion del agua en escenarios de sequía) perteneciente al Banco Mundial, ha sido objeto de numerosos artículos publicados en revistas internacionales especializadas como Water XXI o Journal of Reuse and Desalation y ha despertado el interés de delegaciones de un buen número de países como Turquía, India o Uzbekistán que han visitado la Confederación Hidrográfica del Segura para conocer de primera mano el proyecto.

Todos los expertos internacionales reconocen que este importante plan ha cumplido con creces los dos objetivos prioritarios que se había propuesto: aumentar la disponibilidad de los recursos hídricos destinados a la agricultura gracias a la depuración y reutilización y, mejorar uno de los cursos fluviales más contaminados de Europa. Y todo ello en un tiempo record de sólo diez años.

Estamos hablando de un plan desarrollado durante los años 2000 y 2010 que ha conseguido que se pueda reutilizar cada año, preferentemente en la agricultura, unos 100 hm3 de agua, cerca de un 90% del agua tratada. Esta reutilización de las aguas regeneradas permite disponer de un 13% más de agua en relación a los recursos naturales de la cuenca.

Un plan que además ha reducido de forma considerable la contaminación de las aguas del río Segura, que no sólo ha visto mejorar su flora y su fauna sino que además ha recuperado su espacio como lugar de ocio para los ciudadanos.

El proyecto ha requerido una inversión de 630 millones de euros

El proyecto ha requerido una inversión de 630 millones de euros financiados, en su mayor parte, por los fondos Feder y de Cohesión de la Unión Europea, que ha permitido construir 97 plantas con las más avanzadas técnicas de depuración y 350 km de colectores, lo que ha permitido la conexión de 99% de los núcleos urbanos a la red de tratamiento.

Para garantizar la reutilización del agua, y por lo que se refiere a las nuevas estaciones depuradoras, se ha completado el sistema de tratamiento convencional secundario con otros tratamientos más rigurosos y específicos para la eliminación de nutrientes.

Un elemento clave para el éxito de este proyecto ha sido que se haya tratado como un sistema de mantenimiento, control y explotación basado en el principio de “quien contamina paga”, lo que garantiza su sostenibilidad en el tiempo.

Por otro lado, el Plan ha hecho un seguimiento especial del control de los vertidos industriales estableciendo como política fundamental el fomento de la depuración en origen y el control de estos vertidos a la red general de alcantarillado.

Por lo demás, la regeneración del agua residual ha permitido también el repoblamiento de la avifauna ligada a las zonas húmedas. Las antiguas depuradoras ahora llenas de agua regenerada se han convertido en el mayor reclamo para las aves y no es raro observar especies amenazas como la malvasía cabeciblanca o la cerceta pardilla en las lagunas de las depuradoras de, por ejemplo, Molina-Campotéjar, Mazrrón-Las Moreras o Alhama de Murcia.

En el diseño y la construcción de este sistema han participado más de 100 empresas

El diseño y la construcción de este innovador sistema de regeneración y reutilización de aguas residuales urbanas, en el que han participado de forma directa más de cien empresas, ha supuesto un impulso para la Ingeniería Hidráulica y de tratamiento de Aguas de nuestro país, sobre todo en lo referente a tratamientos avanzados de agua.

Gracias a este proyecto y a la enorme repercusión que ha tenido a nivel internacional, las empresas españolas están en mejores condiciones de competir fuera de nuestras fronteras en un campo como es el de la reutilización del agua muy demandado y todavía con muchas posibilidades de expansión en numerosas regiones de todo el mundo que al igual que Murcia sufren un grave desequilibrio entre la oferta y la demanda.

Comentarios