Connecting Waterpeople
1 de Febrero en Isle Utilities Webinar Series

La CHS, pionera en materia de depuración

  • CHS, pionera materia depuración

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Sobre el blog

Mario Urrea
Presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura.

La adecuada depuración de las aguas residuales urbanas es uno de los objetivos principales en los que trabaja el Ministerio para Transición Ecológica y el Reto Democrático (MITECO), tal y como se dispone del Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización (Plan DSEAR), que constituye un instrumento de gobernanza elaborado por la Dirección General del Agua. Su propósito es revisar las estrategias de intervención pública seguidas en las materias concretas a las que se refiere, y que han constatado un importante retraso en la implementación de las medidas requeridas, especialmente, en referencia a las actuaciones vinculadas al ciclo urbano del agua.

Esta estrategia plantea trabajar en pro de la eficiencia para, mediante la reutilización, reducir la demanda de agua “convencional”. Para ello, señala a la planificación hidrológica, la gestión sostenible de los recursos hídricos y a la economía circular, como es el caso de la reutilización. Además, pretende mejorar la biodiversidad en los ecosistemas acuáticos, evitar su contaminación y reducir los impactos del cambio climático. Gran parte de la circularidad está ligada al ciclo urbano, a través de la reutilización de las aguas residuales urbanas regeneradas. Esta reutilización no se limita al agua; también abarca la recuperación de materiales en forma de nutrientes, como nitrógeno, fósforo y magnesio, gracias a procesos de deshidratación de fangos de las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) para su posible uso como fertilizantes.

La cuenca del Segura, debido a la escasez de recursos, ha hecho los ‘deberes’ en depuración y reutilización de agua. La prueba es que el Segura es un referente nacional: es dónde mayor volumen de agua se reutiliza, unos 144 hm3 del total de 400 hm3 que se reutilizan a nivel nacional, como internacional en el aprovechamiento de agua llegando, prácticamente, a la reutilización del casi 95% del agua depurada en la Región de Murcia y valores elevados en Alicante. Este liderazgo se demuestra en las visitas de delegaciones de gestores de aguas internacionales interesados en los conocimientos y experiencias adquiridas en estos años en esta materia. Tal es así, que el agua regenerada es una de las componentes en las que se asienta el ‘mix’ de agua que utilizan los regantes del Segura.

En el corto plazo, la cuenca del Segura tendrá la práctica totalidad de sus aguas residuales depuradas y en condiciones de reutilización

Esta apuesta queda reflejada en el Plan Hidrológico del Segura para el periodo 2022-2027, en inversiones destinadas a la “Reducción de la contaminación puntual” con un presupuesto de 592 M€, cifra que casi duplica la del plan 2015-21 de 315 M€. Esta es la prueba fehaciente del compromiso por avanzar en este aspecto.

Para afrontar todo ello, en el plan del MITECO, la CHS trabaja en siete líneas: criterios de priorización de actuaciones, cooperación entre administraciones, actuaciones de interés general en torno a la definición de obra hidráulica, aumento de la eficiencia energética, mejora de la financiación, fomento de la reutilización para el aprovechamiento no convencional, y, por último, innovación y transferencia tecnológica.

Las aguas regeneradas son un elemento esencial en la gestión de una cuenca deficitaria como el Segura. Esto se ha podido conseguir con el esfuerzo de todas las administraciones y la gestión y control que la CHS hace para que todas las plantas depuradoras funcionen con un elevadísimo porcentaje de reducción de contaminantes ajustado a los parámetros de sus autorizaciones y con índices de calidad de efluente aptos para la reutilización, básicamente, en regadío, a tenor de lo que exige el reglamento nacional hidráulico y sanitario y de próximo cumplimiento europeo.

Finalmente, solo quedan núcleos de escasa población sin sistema de depuración adecuado. Este extremo se está corrigiendo por las CC.AA. implicadas, lo que hará que, en corto plazo, la cuenca del Segura tenga la práctica totalidad de sus aguas residuales depuradas y en condiciones de reutilización en un alto porcentaje.