Connecting Waterpeople
Adecagua

La reutilización de agua residual en España, entre la propaganda y la realidad

691
1
(0)
  • reutilización agua residual España, propaganda y realidad

Sobre el blog

Miquel Salgot
Profesor de la Universidad de Barcelona y miembro del Instituto de Investigación del Agua

Blog asociado a:

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Una observación científica de la reutilización en España en los últimos 40 años revela aspectos contradictorios propiciados por una visión idílica que ha querido copiar la práctica estadounidense de esta actividad. Se han implantado normas sin considerar la realidad española, en la que la reutilización ha avanzado a menudo desde la base: se han debido regularizar numerosas realizaciones que, en zonas de escasez de agua, aprovechaban las aguas, regeneradas o no.

Ha habido diversas iniciativas en el país (Vitoria, Costa Brava, Barcelona, Murcia, Andalucía, Madrid…) en las que, a pesar de las trabas legales, se ha creado un corpus de conocimiento escasamente aprovechado.

Aparte de la agricultura, hay que citar el golf, que se ha acomodado a la falta de otros recursos o a la obligación legal de emplear sólo aguas regeneradas, y la labor callada pero importante de quienes han sabido incorporar la recarga de acuíferos (MAR) a nuestros conocimientos y experiencias.

En varios centros de investigación se ha trabajado desde 1975 en la reutilización, aunque esta experiencia se ha desaprovechado lamentablemente. La Comisión V de AEAS publicó en 2011 un Manual de Reutilización, intentando facilitar la aplicación práctica del agua regenerada.

Los diversos proyectos financiados por la UE durante los últimos decenios no han sido considerados en nuestro país, a pesar de la participación de grupos de investigación españoles.

En paralelo, la OMS ha generado diversos documentos que podríamos calificar como amigables; como las “Sanitation Safety Practices” aparecidas en 2016.

En el año 2016 parece haberse alcanzado un consenso en el sentido de que se requiere una modificación de la ley

Desde dentro y fuera de España se ha considerado que nuestro país podría haber sido líder en la implantación de la reutilización en el Mediterráneo y por extensión en Europa. No debería hacer falta indicar las ventajas de ser el país impulsor de la reutilización en la UE, tanto tecnológicas como a nivel empresarial.

A nivel de la administración, algunas comunidades autónomas (Andalucía, Baleares, Cataluña) competentes en materia de aguas, tomaron la iniciativa desde 1992, y dispusieron herramientas con diversas formas para establecer las reglas del juego en reutilización.

En el puente de la Constitución, España sufrió un cambio radical de esta práctica con la aprobación del RD 1620/2007, por el que se establece el régimen jurídico de la reutilización de las aguas depuradas. Obviando todo lo aprendido y estudiado, se aprobó un RD, remachado con una guía, con varias disfunciones, errores y contradicciones; aunque estableció el marco para que la reutilización no prosperara demasiado en España. El RD ha sido una bendición para los laboratorios de análisis y un tormento para los gestores de aguas regeneradas, aparte de suscitar innumerables discusiones.

En el año 2016 parece haberse alcanzado un consenso en el sentido de que se requiere una modificación de la ley, pero con el problema añadido de que se está preparando la aparición de un marco europeo de mínimos sobre reutilización. Esta iniciativa, parte de la Economía Circular promovida por la Comisión, se ha traducido en diversos documentos. Entre éstos debemos mencionar una propuesta técnica encargada al JRC-Ispra por la DG-ENV con el título “The minimum quality requirements for water reuse in agricultural irrigation and aquifer recharge”, el sexto borrador de las “Guidelines on Integrating Water Reuse in Water Planning and Management in the Context of the WFD” y finalmente un documento de una consultora “EU-level instruments on water reuse”. Lo mejor que se puede decir de éstos es que han nacido anticuados y no demuestran un buen conocimiento del tema, con errores técnicos básicos. Este marco, donde España y Malta lideran el grupo de trabajo sobre reutilización, es una ocasión única para que nuestro país tome una posición de liderazgo.

Sería agradable comprobar que la iniciativa actual del MAGRAMA posicionándose en primera línea de la reutilización en Europa da un impulso definitivo a la reutilización en España.

La redacción recomienda