Hidroconta
Connecting Waterpeople
Rädlinger primus line GmbH
AMPHOS 21
ACCIONA
SCRATS
J. Huesa Water Technology
Danfoss
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
s::can Iberia Sistemas de Medición
Sacyr Agua
Fundación CONAMA
RENOLIT ALKORPLAN
Asociación de Ciencias Ambientales
Saint Gobain PAM
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Gestagua
AGS Water Solutions
MOLEAER
Lama Sistemas de Filtrado
STF
Terranova
HRS Heat Exchangers
TecnoConverting
Amiblu
ESAMUR
Vector Energy
Idrica
ICEX España Exportación e Inversiones
Innovyze, an Autodesk company
VisualNAcert
Confederación Hidrográfica del Segura
Ingeteam
KISTERS
DATAKORUM
NTT DATA
ISMedioambiente
Schneider Electric
ONGAWA
Barmatec
Global Omnium
AGENDA 21500
Agencia Vasca del Agua
Filtralite
Xylem Water Solutions España
TFS Grupo Amper
Sivortex Sistemes Integrals
EMALSA
Baseform
Aqualia
Grupo Mejoras
Likitech
AECID
Fundación Botín
Fundación Biodiversidad
Almar Water Solutions
Hach
Molecor
LACROIX
ADECAGUA
CAF
Kamstrup
Red Control
Hidroconta
Aganova
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
EPG Salinas
Minsait
FENACORE
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
TEDAGUA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
NSI Mobile Water Solutions
Catalan Water Partnership
GS Inima Environment
Regaber
Consorcio de Aguas de Asturias

Se encuentra usted aquí

Agua, un insumo que no solo se vende en las industrias

Sobre el blog

Mixzaida Peña Zerpa
Doctora en Gerencia (UNY). Magíster Scientiarum en en Ingeniería Sanitaria (UCV). Ingeniera Industrial (UCAB). Especialista en Dirección y Producción de Cine, Vídeo y Televisión. (UEMC). Certificación OSHA. Curso más reciente NASA.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
  • Agua, insumo que no solo se vende industrias

Un porcentaje del agua que consumimos es embotellada. Tendencia que ha ido en aumento considerablemente en los últimos años a escala mundial por factores subjetivos como el sabor, el olor, la falta de confianza en la calidad del agua del grifo y el marketing por parte de las empresas de agua embotellada (ISGlobal, 2021).

Según cifras publicadas por el OEC (2020), las botellas y frascos de plástico fue el producto número 305 más comercializado en el mundo, por un total de $9,65MM. Entre 2019 y 2020, las exportaciones crecieron en un 1,23%, desde $9,53MM a $9,65MM.

El comercio de las botellas y frascos de plástico representa el 0,058% del total de comercio mundial. Entre los principales exportadores figuran China ($1,94MM), Alemania ($765M), Estados Unidos ($696M), Francia ($435M), y Países Bajos ($390M). Sin embargo, Uruguay, Paraguay y Colombia no se quedan atrás. Mientras, los principales importadores fueron Estados Unidos ($1,42MM), Alemania ($744M), Francia ($634M), Canadá ($516M), y Reino Unido ($400M). Sudamérica no pasa desapercibida con la demanda de Surinam y Venezuela.

Situación que muestra que, en tiempo de pandemia, el consumo de agua embotellada ha ido en aumento a nivel mundial, y Latinoamérica no ha sido la excepción. El problema es más complejo en aquellos lugares que no tienen acceso al agua potable en sus hogares. La investigadora Delia Contreras informó que previo a la crisis generada por la COVID-19, los hogares de escasos recursos destinaban el 15% de sus gastos a la compra de agua embotellada, y después de la pandemia se incrementó hasta un 36% (Pagina Verde latino, 2022).

Una mayoría desconoce que una botella de plástico de un litro de agua mineral necesita mucha más agua para producir el envase

Sin embargo, una mayoría desconoce que una botella de plástico de un litro de agua mineral necesita mucha más agua para producir el envase. La proporción es que para fabricar una botella de 1,5 litros se utilizan 7,5 (Aguado, 2019). El mismo ministro británico de Medioambiente, Phil Woolas, publicó en The Mail on Sunday un artículo sobre el despilfarro de agua en el que, entre otras cosas indicaba que en el proceso de producción, se requieren siete litros de agua para fabricar una simple botella de plástico de un litro.

Otras referencias señalan que las botellas plásticas requieren tres veces más agua que la que pueden contener. Esto significa que se requieren tres litros de agua para producir una botella de agua que solo contiene un litro (FreshWater Watch, 2016). Cifra que coincide con la indicada por El Heraldo de Aguas Calientes (2020): producir un litro de agua embotellada la industria emplea un poco más de tres litros de agua. En contraste a este panorama, aparece el siguiente indicador: llenar una botella de agua se utilizan hasta siete veces más de agua de lo que hay dentro de la misma.

En cambio, la Asociación de Embotelladores de Agua (Bottled Water Association) de Estados Unidos resalta que para fabricar una botella de litro son necesarios 1,39 litros de agua dentro del proceso de fabricación. Por el contrario, para fabricar una botella de cerveza harían falta cuatro litros de la misma agua. No obstante, desde la Red de Huella Hídrica (Water Footprint Network) piensan que esos datos no tienen en cuenta el agua empleada en la cadena de suministros, lo cual elevaría hasta los tres litros el agua necesaria para fabricar una botella de medio litro.

De una u otra forma, las cifras varían según los objetivos propuestos por cada ente investigador dentro del sector envase. Es lógico, que las empresas transformadoras y comercializadoras no quieren bajar las ganancias. Por ello, apuestan por una continuidad en los procesos productivos y maximizar los beneficios.

Ahora, si comparamos con los envases de vidrio, las emisiones acuosas que generan los procesos que intervienen en la industria del vidrio son normalmente escasas y no específicas de este sector. Sin embargo, hay varias actividades que pueden producir emisiones más importantes. Por ello, la importancia de seleccionar el material adecuado que genere menor impacto ambiental.