Aqualia
Connecting Waterpeople
TecnoConverting
ICEX España Exportación e Inversiones
Bentley Systems
Control Techniques
Fundación Biodiversidad
Hach
Insituform
Miya Water
Almar Water Solutions
Saleplas
Idrica
Xylem Water Solutions España
STF
Schneider Electric
Confederación Hidrográfica del Segura
UNOPS
J. Huesa Water Technology
NOVAGRIC
AECID
Minsait
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Blue Gold
Isle Utilities
DuPont Water Solutions
Grupo Mejoras
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Redexia network
Elmasa Tecnología del Agua
Molecor
Innovyze, an Autodesk company
Cajamar Innova
Consorcio de Aguas de Asturias
BACCARA
NaanDanJain Ibérica
UPM Water
biv Innova
Cibernos
CAF
EMALSA
Global Omnium
Aqualia
ABB
SCRATS
Hidroconta
Fundación We Are Water
Fundación CONAMA
AZUD
IIAMA
AGENDA 21500
FLOVAC
HANNA instruments
Grundfos
Prefabricados Delta
GS Inima Environment
DAM-Aguas
Regaber
Red Control
Smagua
Kamstrup
Terranova
LACROIX
Lama Sistemas de Filtrado
BELGICAST by TALIS
TEDAGUA
Gestagua
Fundación Botín
Filtralite
Saint Gobain PAM
Ingeteam
Barmatec
ISMedioambiente
Vector Motor Control
Likitech
ITC Dosing Pumps
ACCIONA
VisualNAcert
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Catalan Water Partnership
Baseform
Agencia Vasca del Agua
FENACORE
Aganova
Aigües Segarra Garrigues
EPG Salinas
Rädlinger primus line GmbH
ADECAGUA
IAPsolutions
Elliot Cloud
s::can Iberia Sistemas de Medición
Ulbios
Asociación de Ciencias Ambientales
ESAMUR
Sacyr Agua
SEAS, Estudios Superiores Abiertos

¿Deben los concesionarios de aguas satisfacer el canon hidroeléctrico?

  • ¿Deben concesionarios aguas satisfacer canon hidroeléctrico?
  • Artículo escrito por Núria Vilà y Víctor Osuna, socia y abogado de Menéndez & Asociados Abogados.

Sobre el blog

Núria Vilà
Socia de Menéndez & Asociados Abogados
Molecor

La Ley 15/2012, de 27 de diciembre, de medidas fiscales para la sostenibilidad energética introdujo en el Texto Refundido de la Ley de Aguas (TRLA) el artículo 112 bis, por el que se creó el controvertido canon por utilización de las aguas continentales para la producción de energía eléctrica.

El también conocido como canon hidroeléctrico es de aplicación en las cuencas hidrográficas intercomunitarias, es decir, aquellas gestionadas por el Estado. De acuerdo con el apartado 2 del citado artículo 112 bis del TRLA, el devengo del canon se produce con el otorgamiento inicial y el mantenimiento anual de la concesión hidroeléctrica y es exigible en los términos señalados en las condiciones de dicha concesión.

La regulación del canon hidroeléctrico fue posteriormente desarrollada por el Real Decreto 198/2015, de 23 de marzo. El pasado año 2021, el Tribunal Supremo declaró nula parte de esta norma por entender que carecía de cobertura jurídica.

Los titulares de concesiones anteriores a 2013 que no hayan sido revisadas no deben satisfacer el canon hidroeléctrico y, por tanto, no tienen que realizar autoliquidación alguna

En concreto, fueron anuladas la disposición transitoria segunda –que preveía la exigencia retroactiva del canon para los años 2013 y 2014– y el párrafo segundo de la disposición adicional primera –que contemplaba el pago del canon incluso aunque los títulos concesionales no contuvieran tal obligación–. Lo que expresamente proclamó el Tribunal Supremo es que “no es exigible el canon hasta la revisión de las concesiones previas [a la entrada en vigor de la Ley 15/2012] o el otorgamiento de las nuevas”.

Tal y como ya explicamos en esta entrada de nuestro blog, las múltiples sentencias dictadas por el Tribunal Supremo en este sentido abrieron la puerta a solicitar la devolución de las cantidades ingresadas indebidamente en concepto del canon hidroeléctrico.

Ahora bien, a día de hoy, el canon como tal sigue existiendo y, a pocas fechas de que finalice el plazo para presentar las autoliquidaciones correspondientes al año 2021 –debe hacerse, en su caso, antes de que finalice el mes de marzo–, es inevitable plantearse la siguiente pregunta: después de todo lo ocurrido, ¿debe seguir pagándose el canon?

La respuesta a este interrogante exige distinguir tres situaciones diferentes:

  1. Concesiones hidroeléctricas otorgadas después de la entrada en vigor de la Ley 15/2012, es decir, a partir del 1 de enero de 2013.
  2. Concesiones anteriores a esa fecha cuyas condiciones sean revisadas y adaptadas a la regulación del canon establecida en el artículo 112 bis del TRLA.
  3. El resto de concesiones, es decir, aquellas anteriores al 1 de enero de 2013 y que no hayan sido revisadas para incluir la obligatoriedad de satisfacer el canon hidroeléctrico.

En coherencia con lo sentenciado por el Tribunal Supremo en 2021 y de acuerdo con la normativa hoy vigente, únicamente los dos primeros grupos de concesiones llevan aparejada la obligación, por parte de sus titulares, de pagar el canon hidroeléctrico.

Por el contrario, los titulares de concesiones anteriores a 2013 que no hayan sido revisadas no deben satisfacer el canon hidroeléctrico y, por tanto, no tienen que realizar autoliquidación alguna. Y ello seguirá siendo así mientras perdure la falta de adaptación de estos títulos concesionales a la regulación del canon, sin perjuicio de una posible modificación de la normativa que pudiera, en el futuro, alterar esta conclusión.

Redacción iAgua