Aqualia
Connecting Waterpeople

Agua en la UE: nuevas tendencias

2
258
  • Agua UE: nuevas tendencias

Sobre el blog

Oliver Loebel
Secretario general de EurEau.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
· 258
2

Europa está cambiando. Así lo han reflejado los resultados de las últimas elecciones al Parlamento Europeo. Al mismo tiempo está cambiando la Comisión: la presidenta Ursula von der Leyen está impulsando una agenda política más sostenible. Y esto será posible gracias a una estrategia interdepartamental que, entre otras cosas, aborde la calidad del agua.

EurEau comparte esta opinión. Es el momento para que las instituciones europeas se comprometan. Queremos que la protección del medioambiente sea primordial en la legislación europea. Es hora de que los principios de precaución, prevención y "el que contamina paga" pasen de ser vaguedades a ser objetivos sólidos. Evitar la contaminación de las aguas por sustancias nocivas contribuye a proteger el suministro, a la vez que se contribuye a la economía circular y a alcanzar la meta de la Comisión de no generar emisiones contaminantes.

Lógicamente, este objetivo de 0 emisiones afectará a la legislación que regula al sector del agua.

En cuanto a la nueva Directiva de aguas destinadas al consumo humano, posiblemente se llegue a un acuerdo en los próximos meses para su adopción. Una serie de parámetros de calidad han sido revisados para mejorar la protección del consumidor. Se implantará un enfoque basado en la gestión del riesgo que incluirá las fuentes de agua potable, la producción y el suministro, así como los sistemas de distribución en edificios. Además, la nueva directiva pondrá en marcha un sistema de aprobación de materiales en contacto con el agua potable. Así, se garantizará que los productos que los operadores de aguas obtienen en el mercado no liberen sustancias peligrosas.

También se aprobará próximamente el Reglamento sobre la reutilización de agua, que establecerá los requisitos mínimos que ha de cumplir el agua residual depurada para su uso en la agricultura, e introducirá planes de gestión del riesgo. El reglamento garantizará que los cultivos que se riegan con aguas residuales depuradas sean seguros para el consumo humano.

Otras normativas están siendo evaluadas y podrían ser revisadas en los próximos 2 años. La Directiva Marco del Agua establece que las masas de agua europeas han de alcanzar un buen estado ecológico en 2027 a más tardar. La Directiva sobre el tratamiento de aguas residuales urbanas establece los requisitos mínimos para el efluente de depuradoras. Ambas directivas tendrán un papel esencial a la hora de alcanzar el objetivo de no contaminación. Sin embargo, el enfoque de ambas directivas es "aguas abajo" (de posibles fuentes de contaminación). Es necesario evitar situaciones en las que se pone remedio a la contaminación con medidas al final del proceso. Por ello, estamos impulsando medidas de control de la fuente de contaminación, o que los que contaminen paguen por devolver el medio a su estado natural.

Los borradores de la próxima Política Agraria Común se elaboraron sobre el concepto de "pago verde", ecologización o "greening"; es decir, el pago a agricultores que respeten prácticas medioambientales, una iniciativa que hasta el momento no se ha podido aplicar. EurEau sigue haciendo un llamamiento a los responsables de políticas europeas a mantener referencias ambientales de la propuesta de la Comisión en el texto final. Entre ellas, el uso obligatorio de la herramienta de sostenibilidad agraria para nutrientes y la obligación de ofrecer regímenes ecológicos financiados y el refuerzo de la "condicionalidad" (los requisitos que cualquier beneficiario de los pagos por superficie tiene que cumplir en relación con las buenas prácticas agrícolas). Esto significa que la PAC ha de estar ligada a los objetivos de la Directiva Marco del Agua y la Directiva de aguas destinadas al consumo humano. Será posible el apoyo financiero a los agricultores, pero solo si las prácticas agrícolas realizan una contribución cuantificable a la protección del medioambiente y la salud.

Con el tiempo se verá si se respetan los compromisos adquiridos en Bruselas. Nosotros estaremos allí para recordar a nuestros responsables de formular políticas sus promesas y asegurar que se cumplen.

Comentarios