Aqualia
Connecting Waterpeople

Día Mundial del Lavado de Manos: más importante que nunca

  • Día Mundial Lavado Manos: más importante que nunca

Sobre el blog

Olivia Tempest
Content Manager de Smart Water Magazine.
ABB

El Día Mundial del Lavado de Manos se celebra anualmente el 15 de octubre, para recordar la importancia de lavarse las manos con agua y jabón como una forma eficaz y económica de prevenir enfermedades y salvar vidas. Este año, este mensaje de vital importancia no solo se ha difundido el 15 de octubre, sino innumerables veces desde que la pandemia de la COVID-19 nos pilló desprevenidos. Sin embargo, está defensa básica contra la COVID-19 está aún fuera del alcance de millones de personas.

Hace unos meses, un informe del Programa Conjunto de Monitoreo de la Organización Mundial de la Salud y UNICEF revelaba que dos de cada cinco, o el 43% de las escuelas de todo el mudo carecían de acceso al lavado de manos básico con agua y jabón en 2019.

Cerca de 818 millones de niños no disponen de instalaciones básicas para lavarse las manos en sus escuelas, según el informe; como consecuencia, tanto niños como profesores se encuentran en una posición más vulnerable a la hora de evitar el virus y otras enfermedades contagiosas. Más de una tercera parte de esos niños (295 millones) proceden de África Subsahariana, donde se han notificado más de un millón de casos de COVID-19.

En los hogares, las cifras también son preocupantes. Según los últimos datos de ONU-Agua, solo el 60% de la población mundial tiene acceso a una instalación básica de lavado de manos en su hogar. Existen grandes diferencias entre los países de ingresos altos, donde la cobertura es casi universal, en comparación con los países menos desarrollados, donde solo el 28% de las personas tienen acceso a instalaciones básicas de lavado de manos.

Se dispone de escasa información sobre el acceso a higiene de manos en los centros de atención sanitaria. Según ONU-Agua, solo 16 países tienen datos sobre la disponibilidad de instalaciones para lavarse las manos y aseos en centros de atención sanitaria, y solo 55 países tienen datos sobre instalaciones para lavarse las manos en lugares de atención.

Publicidad

El tema de este año

El tema de este año no podía ser otro que “Higiene de manos para todos”, un llamamiento a la sociedad para lograr que la higiene de manos sea algo universal. Este tema se alinea con la nueva iniciativa Higiene de Manos para Todos liderada por la OMS y UNICEF.

Lavarse las manos con agua y jabón puede ayudar a reducir la transmisión de diferentes enfermedades:

  • Lavarse las manos puede reducir las enfermedades diarreicas entre un 30% y un 48%.
  • Lavarse las manos puede reducir las infecciones respiratorias agudas hasta en un 20%.
  • El lavado de manos desempeña un papel importante en la reducción de la transmisión de microorganismos patógenos relacionados con brotes de enfermedades como el cólera, la enfermedad del Ébola, la shigelosis, el síndrome respiratorio agudo grave (SARS) y la hepatitis E.
  • La higiene de las manos protege contra infecciones asociadas a la atención sanitaria y reduce la propagación de la resistencia a los antimicrobianos.
  • La higiene de las manos puede contribuir a la reducción de las Enfermedades Tropicales Desatendidas.

En el caso de la COVID-19, lavarse las manos con agua y jabón destruye la membrana externa del virus y, por lo tanto, lo inactiva. Según un estudio del University College de Londres, lavarse las manos al menos seis veces al día disminuye el riesgo de infección en un 36%.

A lo largo del 2020, investigadores, expertos en recursos hídricos y organizaciones globales han señalado que la crisis sanitaria actual debería servir como llamada de atención sobre la seguridad hídrica. A finales de agosto, expertos de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido y de la Universidad Northwestern en Estados Unidos han exhortado a los responsables de formular políticas de todo el mundo a centrarse en cambiar los comportamientos, promover el conocimiento e invertir en infraestructuras hídricas. No obstante, aún queda mucho por hacer para conseguir acceso universal a la higiene de manos. Como señala ONU-Agua, el comportamiento a nivel individual y de la sociedad sobre el lavado de manos también ha de cambiar, para convertirse en una costumbre habitual a largo plazo. Aunque es primordial proporcionar instalaciones para lavarse las manos, agua y jabón a todos, estas acciones tienen que complementarse con otras de promoción de higiene.

La investigación también tiene un papel clave. A pesar de que en las últimas dos décadas se han realizado un número creciente de estudios sobre el lavado de manos y el cambio de comportamientos relacionados con la higiene, queda mucho por aprender. Los científicos no tienen un conocimiento exhaustivo de las condiciones necesarias para que el jabón elimine e inactive ciertos microorganismos patógenos, y existen importantes lagunas en relación con alternativas al jabón, como puede ser la ceniza, o métodos fiables para medir el comportamiento en cuanto a la higiene de forma eficaz.

Te puede interesar