El embalse de Puentes, escenario de un gran simulacro de desastres naturales

150
4
(4)

Sobre el blog

Pablo Nazim López Sánchez
Periodista en el Gabinete de Prensa de la Confederación Hidrográfica del Segura.
150
  • embalse Puentes, escenario gran simulacro desastres naturales
  • La Confederación Hidrográfica del Segura participa en una gran simulación de inundaciones y terremoto promovida por la Unidad Militar de Emergencias.

El embalse de Puentes, en Lorca, fue el escenario de una gran simulación de desastres naturales en la que participaron casi mil personas. Rescates verticales, búsqueda con buceadores de desaparecidos bajo el agua, desembalse de caudales de avenida… todas estas incidencias y muchas más se sucedieron durante unas horas en las que la CHS se coordinó con otras administraciones y organismos para mejorar la respuesta ante estas situaciones y ayudar a la población. 


Equipo de la Confederación Hidrográfica del Segura que se desplazó a Lorca para el simulacro, encabezado por Miguel Ángel Ródenas

La cuenca del Segura sufre de manera periódica los efectos de las lluvias torrenciales, sin duda una de las características más devastadoras del clima mediterráneo. El pasado mes de diciembre, sin ir más lejos, 72 horas ininterrumpidas de intensas precipitaciones produjeron cuantiosos daños en toda la cuenca. Especialmente significativa fue la afección en la localidad de Los Alcázares y también los problemas en la Vega Baja, llegando a desbordarse el río Segura en Orihuela. 

Ante esta realidad, resulta de vital importancia la coordinación entre las diferentes administraciones y organismos con la finalidad de paliar los daños en el momento en el que producen estos fenómenos meteorológicos adversos. Una situación de crisis especialmente grave en la que se trabajó conjuntamente con más de 400 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), así como con organismos estatales (Aemet, Adif, Demarcación de Carreteras), ayuntamientos, miembros de Protección Civil, de colegios profesionales y de organizaciones como Cruz Roja. 


Reunión del Comité de Dirección del Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI)

En concreto, se trataba de un simulacro de nivel 2, en el que se activaron por primera vez los planes de protección civil por inundaciones y terremotos (INUNMUR Y SISMIMUR). El plan era sencillo y a la vez complejo: había que concentrar en una mañana los acontecimientos de tres días. La simulación establecía durante los días 19, 20 y 21 de septiembre un episodio de fuertes lluvias en puntos del interior de la provincia de Almería, así como del sur y oeste de la Región de Murcia, siendo especialmente virulento en la zona de Lorca y Puerto Lumbreras, donde se producirían importantes inundaciones. Al mismo tiempo, el 19 de septiembre, tendría lugar un terremoto de magnitud 5,1 en la escala Richter, cuyo epicentro se situaría en las proximidades de Lorca, con posteriores réplicas en Lorca y Mazarrón. 


Un momento del simulacro en el embalse de Puentes (Lorca)

Ante esta situación de grave emergencia, se constituyó un Puesto de Mando Avanzado en el que expertos de diferentes organismos trabajaron coordinadamente con la finalidad de agilizar la toma de decisiones y la ejecución de las mismas. 

En este puesto de mando, que se constituyó en el Centro Integral de Seguridad de Lorca, había por parte de la CHS funcionarios de Comisaría de Aguas y de Dirección Técnica, que eran los encargados de ir tomando las decisiones en función de cómo se iban desarrollando los acontecimientos. Especial importancia cobró durante este simulacro el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH). Esta red de control, la más amplia de la cuenca del Segura, ofreció información en tiempo real del estado de los cauces, de la pluviometría y por supuesto del estado de los embalses. Asimismo, fue fundamental en la toma de decisiones la cartografía del Plan de Gestión de Riesgos de Inundación elaborado por la CHS. 

Durante el simulacro, se llegó a ordenar un desembalse controlado en Puentes al alcanzar el agua la cota de aliviadero. Todas estas decisiones eran ratificadas por el Comité Permanente constituido en la propia CHS y se informaba de ellas a los organismos que tenían que gestionar las consecuencias de las mismas. Por ejemplo, el 112 sabía en todo momento la decisión que se tomaba con respecto al desembalse y se encargaba de ordenar la evacuación de la población afectada. 


Búsqueda de desaparecidos en el embalse de Puentes, uno de los ejercicios que se practicaron durante el simulacro

Mientras todo esto sucedía, la UME se encargó de plantear diferentes situaciones de emergencia. Especialmente relevantes fueron las que se produjeron en el embalse de Puentes. Así, durante el simulacro los especialistas de emergencias se entrenaron en diferentes escenarios, como rescate en vertical, búsqueda en aguas interiores y trabajos de contención en la propia presa. El canal del trasvase, asimismo, también fue protagonista de un ejercicio de búsqueda de posibles víctimas. 

Todas estas maniobras fueron supervisadas por altos mandos del Ejército, así como por la Delegación del Gobierno, consejeros del Gobierno de Murcia, alcaldes, y por el propio presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas. Todos estas personas constituían a su vez el comité de dirección del Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI).

* Sirvan estas líneas para mostrar nuestro agradecimiento a la Unidad Militar de Emergencias, que decidió escoger el embalse de Puentes como escenario para este gran simulacro. En concreto, a Javier Moreno, teniente coronel jefe del Batallón III de Intervención de la Unidad Militar de Emergencias.

Comentarios