Aqualia
Connecting Waterpeople

10 lagos de ensueño llenos de color

5
283
  • 10 lagos ensueño llenos color

Sobre el blog

Paula Sánchez
Comunicación en iAgua. A veces escribo.
Sofrel
Bentley Systems
· 283
5

Si buceamos un poco por los distintos parajes naturales de nuestro planeta podemos encontrar singularidades tan especiales como las que mostramos a continuación.

Los lagos, cuando reaccionan a la luz y a algunas partículas y elementos, pueden convertirse en un verdadero espectáculo de la naturaleza. 
En esta entrada os trasladamos a estos parajes de ensueño que no podemos dejar de visitar.

Lago Hillier (Australia)

En Australia, concretamente en la isla Middle, en el archipiélago de La Recherche, encontramos un enorme lago de tonos rosáceos conocido como Lago Hillier.

Imagen: Wikipedia

En 1982 el navegante y cartógrafo británico Matthew Flinders realizó una expedición a Australia y descubrió este lago. Aseguró que estaba saturado de sal, con una consistencia muy parecida a la del mar Muerto, lo que provocaría que muy pocos seres vivos subsistieran en sus aguas, pero hay unas bacterias que sobreviven a esos entornos, la dunaliella salina y las halobacterias. Éstas últimas absorben la luz solar para realizar la fotosíntesis, y se cree que son ellas las que dan esa coloración a las aguas del lago.

Como dato de interés, si viertes el agua del lago en un vaso, sigue siendo rosa.

Lago Peyto (Canadá)

El Lago Peyto, en Canadá, puede presumir de ser el lago más fotogénico que se haya visto. Sus aguas celestes, entre montañas verdes y nevadas, lo convierten en una postal perfecta.

De origen glaciar, está ubicado en el Parque Nacional Banff, en la provincia de Alberta, y cuenta con un mirador en sus montañas para poder apreciar el enclave en conjunto.

Sus aguas imposiblemente más turquesas son el resultado de la erosión del agua sobre las rocas, originando unas partículas que le otorgan a las aguas ese matiz tan brillante.

Laguna de los Clicos (Lanzarote)

En las Islas Canarias, concretamente en la isla de Lanzarote, encontramos un lago con una inusual tonalidad verde.

La Laguna de los Clicos o “Lago Verde”, como se conoce en la isla, se encuentra en el “Parque Natural de los Volcanes”, y tiene este color debido a la alta concentración de azufre en sus aguas.

El contraste de la laguna con la arena negra volcánica de la playa lo convierte en un lugar de visita obligada, aunque has de saber que bañarse, e incluso tocar el agua de la laguna, está terminantemente prohibido.

Laguna Blanca (Bolivia)

Situada dentro de la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa, en el departamento de Potosí, esta laguna presenta unas aguas blancuzcas por su alto contenido en minerales, y está unida por un pequeño estrecho a la Laguna Verde, de similares características.

A los pies del volcán Jeriques, la laguna es lugar de paso para flamencos y gaviotas, y se organizan visitas guiadas, recomendando el uso de ropa abrigada por las bajas temperaturas de la zona.

Las ollas de tinta naranja de Kootenay (Canadá) 

En el Parque Nacional Kootenay, Canadá, asistimos a otro espectáculo colorido de la naturaleza. Las “ollas de tinta naranja” o “Paint Pots” son un reclamo turístico sin precedentes para los turistas dentro del parque y fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad en 1984.

Estos pequeños huecos, u “ollas”, forman pequeños lagos saturados de hierro, lo que hace que tengan una tonalidad que va del naranja al rojo según pasan las horas.

Lago negro (Venezuela)

Al sur de Venezuela, en el Amazonas, descubrimos un misterioso lago con aguas oscuras, llamado “Paraka Wachoi” por los indígenas que ocuparon la zona.

El lago Leopoldo, descubierto en 1950, fue visitado por primera vez en 1973 por el español Félix Rodríguez de la Fuente y se cree que su color se debe a la extensa profundidad de sus aguas.

Su ubicación, en la cima del Cerro Autana, lo incluye como monumento natural dentro de un área protegida.

Imagen: Venelands Expedition Compañia de Turismo (Flickr)

Lago Okanagan (Canadá)

Dentro del valle de Okanagan, en la provincia de la Columbia Británica, Canadá, encontramos los Lagos amarillos de Okanagan, más conocidos por los visitantes como Spotted Lakes (lagos con manchas).

El color ocre de sus aguas se debe a los minerales provenientes de los glaciares, que dan esa tonalidad a sus fondos. Calcio, titanio, magnesio o plata son algunos de los elementos que se pueden encontrar en sus lagos, otorgando a los visitantes una postal, cuanto menos, curiosa.

Laguna Roja (Chile)

La Laguna Roja, ubicada en el norte de Chile, en Camiña, no tiene una ubicación demasiado conocida.
Llamada el “Mar Rojo” por los habitantes de la zona (por sus altas temperaturas), se le atribuyen poderes sobrenaturales y supuestas desapariciones, ya que muchos Aymaras murieron tras beber de sus aguas.

Es por ello que se desconoce la ubicación exacta de la laguna, pero los expertos aseguran que el color de sus aguas se debe a las algas que habitan en sus bajos fondos, más allá de maldiciones tenebrosas.

Lago de las cinco flores (China)

Situado en la región de Jiuzhaigou, los habitantes del Valle lo llaman coloquialmente 'Haizi', que significa pequeño mar en chino.

Sus aguas, de una profundidad de hasta 10 metros, son tan cristalinas que permiten observar con total nitidez los troncos de árboles, rocas y peces que habitan ahí. El color de sus aguas se debe a la concentración de minerales y sedimentos que hay en el fondo del lago.
El enclave del Lago de las Cinco Flores fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1992 y Reserva Mundial de la Biosfera en 1997 y más de 200.000 personas visitan este lugar cada año.

Foto: shanghaistoneman (Flickr)

Gran Fuente Prismática (EE.UU.)

En el estado de Wyoming encontramos el Parque Nacional Yellowstone, considerado el parque nacional más antiguo del mundo.

En 1839, Osborne Russell descubre la enorme laguna conocida como como “Grand Prismatic Spring” casi por casualidad y queda impresionado por sus tonalidades.

Resultado de las bacterias que habitan en los bordes de sus aguas, la laguna tiene tonalidades que van del verde al rojo, cambiando sus colores según la estación del año.
En el centro del lago la temperatura es tan elevada que siempre permanece de un color azul intenso, y es completamente imposible adentrarse en sus aguas, así que hay que conformarse con ver el espectáculo desde fuera, a poder ser, desde el aire.

Comentarios