La sequía en las cuencas del Júcar y el Segura en un año hidrológico más seco de lo normal

173
0
  • sequía cuencas Júcar y Segura año hidrológico más seco lo normal

Sobre el blog

Rafael Mujeriego Sahuquillo
Catedrático (jubilado) de Ingeniería Ambiental de la UPC y presidente de la Asociación Española de Reutilización Sostenible del Agua (ASERSA).
173

Temas

La sequía en las cuencas del Júcar y el Segura

Es sorprendente que la situación de sequía que está afectando a las cuencas del Júcar y el Segura no haya despertado una mayor atención del público y los medios de comunicación a nivel nacional. Ha sido a través de conversaciones con la dirección técnica de ESAMUR como hemos podido conocer la gravedad de la situación. Las noticias previas al verano ya indicaban que los cultivos de secano estaban muy afectados por la falta de lluvias, aunque el buen estado de los embalses de la cuenca del Segura permitían asegurar unas dotaciones de riego aceptables.

El paso del verano, incluso con algunos episodios de intensas lluvias muy localizadas, se ha traducido en una reducción de las reservas embalsadas, suscitando así la preocupación de todos los involucrados en la gestión y el uso de los recursos hídricos. Por otra parte, los debates sobre la renovación de los caudales trasferidos mediante el trasvase Tajo-Segura vienen a confirmar la gran inquietud por la situación hídrica de todas esas cuencas. Entre las noticias aparecidas más recientemente figuran las actuaciones del MAGRAMA para hacer frente a la situación de sequía del Júcar y Segura, que cuenta con una inversión de 50 millones de euros, actuaciones todas ellas en fase de ejecución. La declaración de sequía ha sido prorrogada durante todo el año hidrológico próximo (30 de septiembre de 2016) con objeto de que el Gobierno pueda seguir aplicando durante la próxima campaña de riego medidas excepcionales con las que paliar los efectos  de  la sequía en ambas cuencas. Las intensas lluvias que se están recogiendo durante estos últimos días del año hidrológico ayudarán sin duda a mejorar las reservas, al margen de los posibles desperfectos que puedan causar.

Es sorprendente que la situación de sequía que está afectando a las cuencas del Júcar y el Segura no haya despertado una mayor atención del público y los medios de comunicación a nivel nacional

2015: un año hidrológico más seco de lo normal

El boletín de noticias de la Agencia Española de Meteorológica (AEMET) ha hecho pública una valoración del año hidrológico 2015, caracterizándolo por unas precipitaciones ligeramente inferiores a los valores medios históricos. La Agencia atribuye ese déficit principalmente a las escasas precipitaciones que se registraron en el trimestre de primavera. El valor medio de las precipitaciones acumuladas a nivel nacional, desde el pasado 1 de octubre hasta el 16 de septiembre de 2015, se cifraba en 567 mm, lo que supone un 7 % menos que la media histórica correspondiente a dicho periodo (624 mm).

En noticias publicadas por La Vanguardia, el jefe de climatología de AEMET atribuye ese déficit "casi en exclusiva" al mes de mayo más seco registrado desde los años 40, es decir, desde que se tienen series históricas en España. El valor medio histórico de precipitación del mes de mayo es de 61 mm, mientras que en 2015 se han contabilizado tan solo 17 mm. En abril, la diferencia no ha sido tan importante: el valor medio histórico es de 65 mm, mientras que en 2105 se han recogido solo 47 mm. Aunque el año 2015 ha resultado "moderadamente más seco" para el conjunto del país y las estaciones se han ido compensando unas con otras, la distribución espacial ha sido muy heterogénea, con una "graduación del suroeste al noreste", según el jefe de meteorología. En consecuencia, "ha llovido más de lo normal en las regiones cantábricas, en el norte y este de Castilla y León (Palencia, Burgos y Soria), en La Rioja, Navarra, en la mayor parte de Aragón, en el este de Castilla-La mancha (Albacete, serranía de Cuenca) y en la Comunidad Valenciana, exceptuando su litoral".

Por otra parte, en Salamanca, Cáceres y Badajoz ha llovido menos del 30 % de lo habitual: lo normal en estas zonas son 100 mm y en 2015 se han recogido entre 65 y 70 mm. Algo similar ha ocurrido en la zona central de Andalucía -básicamente Córdoba y Málaga- y el litoral de las provincias de Barcelona y sur de Gerona. El año hidrológico en la Comunidad Valenciana y en la Región de Murcia ha tenido un comportamiento muy seco, aunque el valor absoluto se fue equilibrando posteriormente con las tormentas a finales del periodo: la ciudad de Alicante ha registrado 225 mm desde octubre 2014, aunque entre el 5 y 8 de septiembre de 2015 se recogieron 75 mm. Algo similar ha ocurrido en la ciudad de Murcia, donde se recogieron 272 mm desde el inicio del presente año hidrológico, de los cuales 70 mm correspondieron a las lluvias registradas entre el 5 y el 8 de septiembre.

La disminución del valor absoluto de las precipitaciones y sobre todo su variabilidad estacional y regional parecen estar llamadas a generar nuevas tendencias climatológicas, en consonancia con las previsiones del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC).

Comentarios