IFEMA
Connecting Waterpeople

Años extraordinarios de aportaciones hidrológicas en la cuenca del Segura

1
334
  • Años extraordinarios aportaciones hidrológicas cuenca Segura
    En la foto puede observarse la presa del Cenajo vertiendo por el aliviadero y por la toma intermedia en abril de 2013 (Fuente: 50 años Cenajo y Camarillas 1963 – 2013. Confederación Hidrográfica del Segura. Dirección Técnica. Área de Explotación del Regadío Tradicional).

Sobre el blog

Raúl Herrero
Ingeniero que presta servicios de asesoramiento, redacción de estudios y proyectos, asistencia técnica e investigación en materia de agua. Los servicios están orientados a particulares, profesionales, empresas del mundo del agua y Administración.
Bentley Systems
· 334
1

Cuando la presa del Cenajo vierte por el aliviadero, suele ser indicativo de un año extraordinario de aportaciones hidrológicas en la cuenca del Segura. En abril de 2013 la presa del Cenajo vertió por el aliviadero, pero no han sido muchas las ocasiones en que esta infraestructura hidráulica ha vertido por el aliviadero, desde que tuvo lugar su inauguración oficial el 6 de junio de 1963; de hecho, estas ocasiones pueden ser contadas con los dedos de una mano.

No han sido muchas las ocasiones en que la presa del Cenajo ha vertido por el aliviadero, de hecho, estas ocasiones pueden ser contadas con los dedos de una mano  

Un poco de hidrología histórica

Durante la construcción de la presa del Cenajo tuvieron lugar avenidas de especial importancia. Cabe destacar la avenida del 20 y 21 de octubre de 1948, que provocó daños en las ataguías y en el túnel de desvío. En el mes de octubre de 1948 la aportación regulada histórica bruta de la cuenca del Segura fue de 106,4 hm3, que coincide con el valor máximo de la serie de aportaciones reguladas históricas registradas en el mes de octubre, en el periodo comprendido entre los años hidrológicos 1930/1931 y 2017/2018 (un total de 88 años).

Durante el año hidrológico 1962/1963 se registraron unas aportaciones importantes al embalse del Cenajo, llegándose a alcanzar una altura de agua sobre el cauce de 77,29 m, lo que originó que la lámina del agua se situara unos 80 cm por encima de la cota del labio del aliviadero. Durante los meses de enero y febrero de 1963 las aportaciones reguladas históricas brutas de la cuenca del Segura fueron de 122,0 y 256,6 hm3 respectivamente. Aprovechando la elevada cota de agua embalsada que se alcanzó, tras acumular las aguas de la primavera y los deshielos del invierno, el 6 de junio de 1963 tuvo lugar la inauguración oficial de la presa.

En el año hidrológico 1972/1973, en el mes de noviembre de 1972, la aportación regulada histórica bruta de la cuenca del Segura fue de 85,3 hm3, que coincide con el valor máximo de la serie de aportaciones reguladas históricas registradas en el mes de noviembre, en el periodo comprendido entre los años hidrológicos 1930/1931 y 2017/2018 (un total de 88 años). Y en enero de 1973, se volvió a superar la cota del umbral del aliviadero en el embalse del Cenajo. En este caso, el nivel de agua en el embalse alcanzó una cota de 2,03 m superior a la del umbral del aliviadero. Este nivel es el máximo histórico alcanzado en el embalse.

En el año hidrológico 2009/2010 tuvieron lugar unas aportaciones extraordinarias, concretamente durante los meses de enero, febrero y marzo de 2010 las aportaciones reguladas históricas brutas de la cuenca del Segura fueron de 113,8, 150,4 y 126,6 hm3 respectivamente. Este hecho permitió que el embalse del Cenajo alcanzara una cota superior al umbral del labio del aliviadero por tercera vez en su historia.

El año hidrológico 2012/2013 también fue extraordinario en cuanto que tuvo lugar un hecho excepcional, es decir, tuvo lugar el llenado de los cuatro embalses de cabecera de la cuenca del Segura (Fuensanta, Cenajo, Talave y Camarillas). Durante los meses de marzo y abril de 2013 las aportaciones reguladas históricas brutas de la cuenca del Segura fueron de 213,1 y 132,5 hm3 respectivamente.

Sobre la aportación regulada histórica bruta mensual y anual

La aportación regulada histórica bruta mensual en la cuenca del Segura ha superado los 100 hm3 en 57 ocasiones desde octubre de 1930, tal y como se muestra en el gráfico siguiente:

Aportaciones reguladas históricas brutas mensuales en la cuenca del Segura ordenadas. Fuente: elaboración propia a partir de datos de la página Web de la Confederación Hidrográfica del Segura

El valor máximo de la citada aportación mensual en el periodo comprendido entre octubre de 1930 y marzo de 2018 es de 289,6 hm3 y tuvo lugar en febrero de 1947.

A continuación se muestran los años hidrológicos en los que la aportación regulada histórica bruta mensual ha superado los 100 hm3, durante el periodo de análisis en que se dispone de datos (octubre de 1930 – marzo de 2018)

Aportaciones reguladas históricas brutas mensuales en la cuenca del Segura y superiores a 100 hm3. Fuente: elaboración propia a partir de datos de la página Web de la Confederación Hidrográfica del Segura

De los 1050 meses con datos en el periodo comprendido entre octubre de 1930 y marzo de 2018, en 57 meses (aproximadamente un 5%) la aportación regulada histórica bruta mensual ha sido superior a 100 hm3. Y concretamente, en octubre en 1 ocasión, en diciembre en 4 ocasiones, en enero en 12 ocasiones, en febrero en 16 ocasiones, en marzo en 12 ocasiones, en abril en 7 ocasiones y en mayo en 5 ocasiones.

Como puede comprobarse históricamente, entre los meses de enero y abril, ambos incluidos, se producen las mayores aportaciones a la cuenca del Segura, tras las primeras lluvias de la primavera y tras la fusión de la nieve del invierno.

Entre los meses de enero y abril, ambos incluidos, se producen las mayores aportaciones a la cuenca del Segura

En el gráfico siguiente se muestra el número de veces que la aportación regulada histórica bruta mensual ha superado los 100 hm3 en la cuenca del Segura, para cada año hidrológico.

Número de veces en que la aportación regulada histórica bruta mensual en la cuenca del Segura ha sido superior a 100 hm3. Fuente: elaboración propia a partir de datos de la página Web de la Confederación Hidrográfica del Segura

Se aprecia que desde el año hidrológico 1980/1981, es decir en los últimos 38 años, la aportación regulada histórica bruta mensual ha sido superior a 100 hm3 tan sólo en 8 ocasiones. Destaca el hecho de que en el periodo 1980/1981 – 2008/2009, es decir durante casi 30 años, la citada aportación mensual sólo superó los 100 hm3 en dos ocasiones. Mientras que se han superado los 100 hm3 de aportación mensual en 6 ocasiones desde el año hidrológico 2009/2010, es decir en los últimos 9 años, coincidiendo con dos años extraordinarios relativamente próximos, es decir el año hidrológico 2009/2010 (aportación anual de 652,9 hm3) y el año hidrológico 2012/2013 (aportación anual de 825,1 hm3).

Teniendo en cuenta que el valor medio de la aportación regulada histórica bruta anual es de 573 hm3 en el periodo 1930/1931 – 1979/1980 y de 324 hm3 en el periodo 1980/1981 – 2016/2017, y teniendo como referencia los años hidrológicos 2009/2010 y 2012/2013, se podría considerar como año hidrológico de aportaciones extraordinarias en esta cuenca aquel año en que la aportación anual supere los 600 hm3. Esto ocurre en 19 años de los 87 años de la serie histórica, es decir, en un 22% de los años, tal y como se muestra en el gráfico siguiente:

Aportaciones reguladas históricas brutas anuales en la cuenca del Segura. Fuente: elaboración propia a partir de datos de la página Web de la Confederación Hidrográfica del Segura

¿Qué va a pasar con las aportaciones en los próximos años?

No sabemos qué va a pasar con las aportaciones en los próximos años, ni tampoco sabemos cuándo ocurrirá el siguiente año hidrológico con aportaciones extraordinarias en la cuenca del Segura, es decir, con aportaciones anuales superiores a los 600 hm3.

No sabemos qué va a pasar con las aportaciones en los próximos años, ni tampoco sabemos cuándo ocurrirá el siguiente año hidrológico con aportaciones extraordinarias  

No obstante, en la actualidad existen muchos tipos de modelos que se pueden emplear para hacer pronósticos. Entre los múltiples modelos existentes destacan los modelos autorregresivos integrados de media móvil (ARIMA). Estos modelos permiten encontrar patrones en las series temporales de datos, a través de variaciones y regresiones, de forma que es posible realizar predicciones. Se trata de modelos dinámicos de series temporales, es decir, modelos en los que las estimaciones futuras vienen explicadas por los datos del pasado y no por otras variables independientes. Se trata de modelos desarrollados a finales de los años sesenta del siglo XX, y concretamente Box y Jenkins (1976) establecieron una metodología para su utilización.

Y en particular, si se utiliza como ejemplo el modelo autorregresivo (AR) que considera a la variable aleatoria "aportación" dependiente linealmente de sus propios valores anteriores, y haciendo uso del software Gretl, se pueden estimar un conjunto de predicciones para la serie de aportaciones reguladas históricas brutas anuales en la cuenca del Segura, para el periodo comprendido entre los años 2017/2018 y 2021/2022, es decir, para los próximos 5 años.

Serie de aportaciones reguladas históricas brutas anuales en la cuenca del Segura y predicciones estimadas para los próximos 5 años, obtenidas con el software Gretl. Datos en hm3

En la tabla siguiente se muestran los valores de las aportaciones brutas anuales que predice el modelo autorregresivo desde el orden 1 (1 parámetro de la parte autorregresiva) hasta el orden 7 (7 parámetros de la parte autorregresiva).

Aportaciones brutas anuales que predice el modelo autorregresivo desde el orden 1 hasta el orden 7. Valores de aportación en hm3

A la finalización del año hidrológico 2017/2018 el modelo predice que se pueden llegar a alcanzar unos 335 hm3 de aportación bruta anual.

En el horizonte de predicción (5 años) el modelo proporciona un valor máximo de aportación bruta anual de 401 hm3, y por lo tanto, no prevé ningún año hidrológico con aportaciones extraordinarias. Unos resultados que, junto con la situación actual de existencias en la cuenca, sugieren realizar una gestión del recurso hídrico basada en la prudencia, para que la cuenca pueda recuperar la situación de normalidad poco a poco.

Los resultados de las predicciones de aportación, junto con la situación actual de existencias en la cuenca, sugieren realizar una gestión del recurso hídrico basada en la prudencia  

Estaremos atentos estos próximos años a la evolución de las aportaciones en la cuenca del Segura, porque la naturaleza siempre puede sorprender, y romper todo tipo de predicciones realizadas por el hombre.

Comentarios