Comiendo agua

170
0

Sobre el blog

BID Agua
División de agua y saneamiento del Banco Interemericano de Desarrollo (BID).
170
  • Por una libra de pollo se consumen 468 galones de agua (stock.xchng).

Hace unos días, me enviaron el vídeo de un niño en Brasil que explica a su madre porque no quiere comer carne. Para los que no tuvieron la ocasión de verlo: “no me gusta que los animales mueren” dice el nene, “me gusta que estén de pie.” Razonamiento tan pragmático que puede extrañar de un pequeño de su edad.

La reacción del niño me hizo pensar sobre el impacto en recursos naturales de los alimentos, sea cual sea la dieta de un hogar. Para cada alimento que consumimos (u otros productos de la vida cotidiana), podemos calcular su huella hídrica, es decir la cantidad de agua que se usó (en forma directa o indirecta) en el proceso de producción.

Para dar un ejemplo concreto, volviendo al plato del niño brasileño que consistía de pulpo, papas y arroz, según datos de la National Geographic, 1 libra de arroz (5 kilogramos) requiere 449 galones (1.700 litros) de agua, 1 libra de papa equivale a 119 galones de agua, y por una libra de pollo (visto que los datos no incluyen las preferencias culinarias un poco más locales como el pulpo) estamos hablando de 468 galones de agua.

Para cada alimento u otros productos de la vida cotidiana podemos calcular su huella hídrica.

Algunos productos como la carne conllevan una huella hídrica mucho mas importante que otros como el maíz, trigo o frutas. Así que, los que prefieran un pedazo de bife (de una libra), estarán consumiendo 1.799 galones de agua; y si agregamos unas cuantas tazas de café para la sobremesa, deberíamos servirlas junto con 880 galones de agua. Entre bocados, vemos que rápidamente llenamos varios vasos de agua.

Si aun quedaba alguna duda, además de ser argentino, soy vegetariano (y no padezco de crisis de identidad). Sin embargo, no se trata de dar lecciones alimenticias. Un mejor uso (¡y reuso!) del recurso hídrico, concierne a todas las cadenas de producción.

¿Cómo cuidar este recurso tan vital? Siendo América Latina y el Caribe una región con una ventaja hídrica importante (30% del agua dulce en el mundo con tal solo 8% de la población) y productora de granos y alimentos, estamos exportando grandes cantidades de agua no contabilizada en el precio de los productos.

En el BID buscamos impulsar soluciones innovadoras para mitigar los efectos del cambio climático y garantizar la sostenibilidad de nuestros recursos. En el caso del agua, queremos promover la protección del recurso ayudando a todos los actores a mejorar su rendimiento a través de capacidad institucional y tecnología de punta para un uso cada día mas eficiente.

Y es mediante el diálogo que mantenemos con nuestras audiencias a través de nuestros blogs, productos de conocimiento, entrenamientos y eventos, que podemos seguir aportando soluciones adecuadas a los problemas de nuestra región. Esperamos seguir contando con su apoyo para traer a la mesa de los desafíos de uso y gestión, recursos y soluciones adaptadas a nuestros problemas.

¡Buen provecho!

Artículo escrito por Federico Basañes, Gerente del Sector de Conocimiento y Aprendizaje del Banco Interamericano de Desarrollo. Esta entrada ha sido publicada originalmente en el blog del BID Volvamos a la fuente y replicado aquí con su expresa autorización.

Comentarios