Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
CETA2020
Consulta el avance del programa y compra ya tu entrada con descuento.

Sobre el blog

Rossember Saldaña Escorcia
Estudiante de Ingeniería ambiental y sanitaria, Diplomado en derecho ambiental, desarrollo sostenible, Investigación e Investigación Universitaria.
· 120
2

El agua es la sustancia que más abunda en la tierra y es el recurso natural con mayor importancia para los seres vivos, sin obviar a las demás especies en el mundo. Asimismo, es un recurso natural de valor económico, social y estratégico siendo vital para el bienestar humano y el mantenimiento de los ecosistemas.

El 70% superficie de la tierra esta cubierta de agua; sin embargo, sólo el 3,5% es agua dulce que se encuentra distribuida en diferentes puntos, pero solo el 1% esta corriendo por las cuencas hidrográficas donde es captada para un previo tratamiento de potabilización.

En 2015, según la GWP (Global Water Partnership) Latinoamérica es el continente con la mayor proporción de agua dulce con un 28%, pero sólo reside el 6% de la población mundial. Siendo Colombia en la actualidad, el sexto país con mayor recurso hídrico del continente debido al crecimiento de la población, la agricultura, la industria, entre otros, que ha provocado la contaminación de múltiples cuerpos de agua disminuyen las reservas en el país.

Sin embargo, la gobernanza del recurso por parte de los gobiernos ha venido evolucionando y tomando como prioridad asegurar la obtención y distribución del líquido vital mediante leyes de protección, y la inversión en proyectos en el sector hídrico por así decirlo. No obstante, el crecimiento poblacional, los cambios demográficos, y la urbanización siguen presentando desafíos para los sistemas de abastecimiento del agua en el mundo.

El consumo de agua ha ido incremento en todo el mundo aproximadamente el 1% por año desde la década de los 80. Este aumento se debe más a la creciente demanda en los países en desarrollo y economías emergentes. Asimismo, es impulsado por una combinación de crecimiento poblacional, desarrollo socioeconómico y patrones de consumo en evolución.

En un artículo del New York Times en 2019, Sengupta y Cai comentan que el cambio climático agrava esta crisis, ya que a medida que los patrones de lluvia cambian, el suministro de agua se torna más variado; siendo empeorado por la evaporación excesiva en las reservas debido al incremento de las temperaturas. Teniendo en cuenta lo anterior, el cambio climático y sus impactos negativos apresuran el aumento de los niveles de escasez del recurso.

Comentarios

La redacción recomienda