Balones al agua

9
306
  • Balones al agua
  • Balones al agua

Sobre el blog

Rubén Olalla Salmón
Grado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Alcalá. Máster en Hidrología y Gestión de Recursos Hídricos. Máster en Sistemas Integrados de Gestión. Apasionado de todo lo que gira en torno al mundo AGUA.
306

Agosto es el mes veraniego por excelencia. El sol, la montaña, la sombrilla, la playa y el descanso, se convierten en los grandes protagonistas. Pero en el terreno deportivo (y nunca mejor dicho) arranca uno de los mayores espectáculos del Mundo, que no es otro que la Liga de Fútbol Profesional. Podría hablar de fichajes, de rumores, de idas y venidas, y de las plantillas de todos los equipos, pero eso se lo dejo al periodismo deportivo (que para eso está, o debería estar…). 

En este artículo, me voy a centrar en algunas curiosidades que rodean a infraestructuras, estadios e instalaciones del mundo del balón desde la perspectiva del mundo agua y del mundo sostenible. Estadios míticos, emblemáticos no solo por su enclave sino por la historia que les rodea. Sus orígenes, sus funciones y el papel que han ejercido y ejercen en la sociedad y en el entorno, desde la perspectiva del agua. ¡Arranca el carrusel de estadios! ¡Preparados, listos, ya!

Empezamos por un clásico de Europa y Holanda: el Ajax de Amsterdam. Su estadio (Amsterdam Arena) con aforo para 53.000 personas es el mayor estadio de Holanda y cuenta con una característica especial: presenta un clima neutro. Gracias a cerca de 4.200 paneles solares sobre el techo, la reutilización del agua de lluvia y una calefacción de gran potencia, el estadio permite una temperatura cálida en meses de invierno. Para enfriar el estadio, se usa agua de un lago cercano. Como todos es sabido, la eficiencia holandesa es conocida, así que tampoco fallan las turbinas eólicas dispuestas a lo largo del estadio, y que permiten disminuir la temperatura en meses de verano y algo más cálidos.

Saltamos miles de kilómetros, y nos vamos a Singapur. Allí, en el complejo de Marina Bay, emerge el estadio Flot de Esplanade, se trata de un nuevo estadio multiusos, construido sobre una plataforma de acero y con el tamaño justo de un campo de fútbol. La plataforma se encuentra amarrada como un crucero gigante al moderno barrio de Esplanade, y al campo se accede mediante tres puentes, cuenta con una grada situada en tierra firme con capacidad para 30.000 personas y sirve de grada para el Gran Premio de Fórmula 1 de Singapur. Se puede decir que este terreno de juego es el estadio flotante más grande del mundo.

De vuelva a Europa, en Dublín (Irlanda), aparece el Aviva Stadium. Este recinto deportivo que sirve tanto para fútbol como para rugby y otros espectáculos, recoge el agua de la lluvia y la reutiliza para regar el campo. Supone una infraestructura moderna, que presenta una estructura externa transparente que permite el paso de luz solar reduciendo el consumo eléctrico y el gasto de carbón. Un caso, donde el consumo de fuentes convencionales se ha sustituido por fuentes renovables.

En Croacia, en la pequeña localidad de Imotski, aparece un estadio de fútbol asentado en una parcela llana entre los montes Biokovo. Lo característico de esta infraestructura deportiva es que el estadio se sitúa en lo alto de un risco dominado por una fortaleza medieval y con un precipicio de 500 metros de altura, acabado en un lago azul de gran preciosidad. Los lagos de Imotski son el gran atractivo de esta localidad, destacan dos por encima de los demás: el Crveno Jezero, que constituye el lago kárstico más profundo de Europa, y Modro Jezero, el lago azul, que comentaba anteriormente. Sin duda, se trata de un estadio situado en una región de gran valor natural, pero tal vez algo arriesgado para la práctica del fútbol.

En España, la tecnología, creatividad e innovación no es tanta, si bien es cierto resulta curioso la gran cantidad de estadios que se sitúan en torno a enclaves hídricos. Destaca el estadio Vicente Calderón (a las orillas del río Manzanares), el Estadio de San Mamés (ría de Nervión o también llamada ría de Bilbao), La Rosaleda (río Guadalmedina de Málaga), el Nuevo Colombino de Huelva (río Odiel), estadios del norte de España (Riazor, El Sardinero) próximos al mar Cantábrico y estadios del sur, como el caso del estadio Ramón de Carranza (Cádiz), próximo al Océano Atlántico. Gran diversidad de lugares, algunos innovadores, otros antiguos, y otros escarpados, pero en todos ellos una buena ocasión de disfrutar del agua, del paraje natural y del deporte.

Comentarios

La redacción recomienda

6 de Julio, 2017
milagro Agua
10 de Marzo, 2017
Pan y circo, agua y fútbol