Aqualia
Connecting Waterpeople

RUS-iAgua: el más difícil todavía

189
9
(8)

Sobre el blog

Rubén Olalla Salmón
Grado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Alcalá. Máster en Hidrología y Gestión de Recursos Hídricos. Máster en Sistemas Integrados de Gestión. Apasionado de todo lo que gira en torno al mundo AGUA.
189
  • RUS-iAgua: más difícil todavía
  • RUS-iAgua: más difícil todavía

¡Ya estoy por aquí, queridos lectores! Siento la espera de estos meses sin escribir ni compartir en mi blog de iAgua, pero todo llega.

Después de ver como alcanzaba ese top 10 en el (cada vez más mediático y reconocido) ranking de iAgua, me hice varias preguntas al aire: ¿Qué hace un chico de 27 años en mitad de tantos y tan buenos expertos en el sector del agua? ¿Estas gotitas de agua (como llamo a mis artículos) son tan valiosas e instructivas como para estar tan arriba? ¿Hay tanta gente que disfruta y aprende con mis artículos? Fueron preguntas lanzadas desde mi interior, al aire y que quizás no tengan respuesta. O sí. Bueno, sea como sea, me siento muy agradecido, feliz y lo más importante, que con ellos aprendemos todos. Como diría Ignasi Serviá, en la ‘#Waterpeople’ todos ganamos (win-win). De verdad, un GRACIAS a todos.

En estos meses, he tenido la oportunidad de leer, compartir y disfrutar de grandes cracks del agua, de estupendas reflexiones, buenos artículos y grandes iniciativas (reto de los Spaguettis, mención especial…) en una sociedad como la Waterpeople, que forma un caldo donde el ingenio, la influencia, el conocimiento y la nota divertida, son los ingredientes perfectos. El nivel de la Waterpeople es cada vez más alto, los artículos tienen un calado cada vez mayor y ante tal expectación, he tenido que recurrir a algo que sea especial, diferente y que tal vez a ti, querido lector, te cause una carcajada o simplemente una sonrisa: Mi famoso juego de palabras, ya utilizado en otros artículos. Como todos sabéis, dos de mis pasiones son viajar y (practicar y ver) el deporte, he compartido con vosotros en muchas ocasiones fotografías en diferentes lugares teniendo como testigos a importantes ríos nacionales y europeos, lagos e infraestructuras hídricas, que nos unen y nos acercan en este mundo tan esencial para la vida, desde un prisma tan diferente como divertido.

Antes de nada, conviene diferenciar dos cosas: El agua es vida. Y hay otras cosas que nos dan la vida (ver o practicar deporte, por ejemplo). Y en esas, me zambullo en este artículo. Como ya hiciera hace unos meses en otro artículo de obligada lectura (Balones al agua), escribo y reflexiono ante la proximidad de la cita internacional del fútbol por excelencia (el Mundial de fútbol), esta vez os acercaré dos estadios del que dicen será el “primer mundial ecológico” de la historia: La Copa Mundial de fútbol de Rusia 2018. Y luego unas reflexiones personales.

A estas alturas, ya os habréis dado cuenta del ingenio y el juego de palabras usado en este artículo (Rusia + agua, dan como resultado…RUS-iAgua). Con todo mi cariño para el creador de esta bendita locura (iAgua) que es Alejandro Maceira. Como os decía, el Mundial de Rusia 2018 va a ser el primer mundial ecológico y aquí os acompaño de breves pinceladas que lo confirman: El Estadio Luzhniki (Moscú), sede del partido inaugural y de la gran final del Mundial, ha conseguido la certificación verde de máxima categoría en una clara apuesta por sistemas eficientes. Cuenta con un sistema de ahorro energético centrado en iluminación LED, modernos sistemas de aire acondicionado, calefacción y ventilación, y tecnologías de recogida y reutilización del agua dentro y fuera del estadio. Otro de los estadios que apuesta por tecnologías verdes es el Estadio Nizhni Nóvgorod (Nizhni), que cuenta con modernos sistemas de recogida y recirculación del agua, aprovechando su situación a orillas del río Volga, una de las principales arterias fluviales del país. Como ya os decía hace unos meses en mi artículo Balones al Agua, hay una cierta tendencia actual a la construcción de infraestructuras deportivas en torno a los ríos de la ciudad, para el aprovechamiento de los recursos hídricos. Una situación idéntica a lo que ya hicieran los egipcios y romanos en los primeros asentamientos y civilizaciones. No es nada nuevo.

El reto no son las mega construcciones. El reto es la sostenibilidad y la conciencia social en grandes eventos

 Pero con ello, la FIFA y otros organismos deportivos internacionales buscan evitar el despilfarro en citas anteriores, con la construcción de estadios e instalaciones deportivas que después pasan a ser instalaciones abandonadas y descuidadas, como el Estadio Olímpico de Beijing 2008, el estadio de Maracaná en Brasil o el Soccer City, sede de la final de la Copa Mundial de Sudáfrica 2010, que hoy en día sufren un deterioro abusivo y se cuestiona si el gran alarde del momento, no pone en peligro la salud del futuro. Un asunto de calado internacional, que está muy de moda y que ya iAgua se hizo eco: El agua como elemento esencial en la economía circular.

Sea como sea, fútbol aparte, después de este mundial se extraerán múltiples conclusiones, confirmar si ha sido el primer mundial ecológico, si las instalaciones han respondido a la incipiente necesidad de optar por lo sostenible y eficiente en vez de por lo estético, el llamamiento a la conciencia social a todos los niveles que supone preservar y cuidar los recursos naturales, la necesidad de proteger el agua en su cantidad y calidad… Muchas conclusiones en un mundo tan mediático como el fútbol. Aprovechemos el momento y pongamos al AGUA en valor y boca de todos. Es un momento propicio para ello.

Comentarios

La redacción recomienda

02/02/2018 · 607 20
agua fluye, confluye e influye
26/12/2017 · 394 19
¡Santa Agua!