Hidroconta
Connecting Waterpeople
Filtralite
TEDAGUA
AGENDA 21500
STF
LACROIX
Lama Sistemas de Filtrado
KISTERS
AECID
Red Control
Fundación Biodiversidad
Asociación de Ciencias Ambientales
ACCIONA
Schneider Electric
ESAMUR
Minsait
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
RENOLIT ALKORPLAN
Catalan Water Partnership
AMPHOS 21
Xylem Water Solutions España
Sivortex Sistemes Integrals
Regaber
Global Omnium
ONGAWA
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
ICEX España Exportación e Inversiones
EPG Salinas
Rädlinger primus line GmbH
Hach
ISMedioambiente
Gestagua
Fundación CONAMA
EMALSA
CAF
Saint Gobain PAM
TecnoConverting
Fundación Botín
Ingeteam
DATAKORUM
Laboratorios Tecnológicos de Levante
ADECAGUA
NSI Mobile Water Solutions
FENACORE
Terranova
Amiblu
Consorcio de Aguas de Asturias
Aqualia
NTT DATA
MOLEAER
s::can Iberia Sistemas de Medición
J. Huesa Water Technology
Barmatec
Kamstrup
Danfoss
Molecor
Aganova
Idrica
Likitech
TFS Grupo Amper
Vector Energy
Almar Water Solutions
Innovyze, an Autodesk company
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
GS Inima Environment
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Grupo Mejoras
Confederación Hidrográfica del Segura
Agencia Vasca del Agua
Baseform
VisualNAcert
Sacyr Agua
Hidroconta
HRS Heat Exchangers
SCRATS
AGS Water Solutions

Se encuentra usted aquí

Agua reservada contra incendios: desinfección

  • Agua reservada incendios: desinfección

Todos los establecimientos, edificios, industrias, etc., están obligados, según la Ley, disponer de un Sistema contra incendios, capaz de extinguir dicho evento de forma eficaz y segura para las personas.

Normalmente, se dispone de extintores, mangueras, rociadores, pulverizadores que facilitan la extinción, ya sea manual o automáticamente con sensores de calor, fuego o térmicos.

En caso de disponer de un servicio de extinción hidráulico, mediante depósito acumulador, tuberías, mangueras y rociadores, todos estos elementos deben cumplir las medidas de seguridad, higiénico-sanitarias y las marcadas por las autoridades.

La ley dice que hay que tratar el agua como si fuera potable de consumo humano y prevenir Legionella, o sea que, toda agua utilizada contra incendios deberá tratarse de forma preventiva y constante durante todo el año, con sus revisiones periódicas, realizada por empresas especializadas.

El ozono (O3), ofrece la garantía de mantener esta agua acumulada en perfecto estado de uso, desinfectada y sin presencia de Legionella, sin costes extras como puedan ser los aditivos químicos o sistemas de dosificación automática que generan un coste en los gastos de explotación y mantenimiento. 

En resumen, mantener el agua destinada para extinguir un fuego / incendio se puede obtener todo el año con un coste muy bajo, ahorrando y ofreciendo la calidad exigida por las autoridades, esto se puede realizar mediante un desinfectante biocida respetuoso con el medio ambiente: el ozono.