¿Cómo mejorar la respuesta ante inundaciones y sequías? Información para salvar vidas

493
1
  • ¿Cómo mejorar respuesta inundaciones y sequías? Información salvar vidas
  • ¿Cómo mejorar respuesta inundaciones y sequías? Información salvar vidas

Sobre el blog

Sonia María Hernández
Jefa de Servicio de Concesiones y Autorizaciones de la Confederación Hidrográfica del Segura

El proyecto Educen, que estudia cómo mejorar la respuesta ante desastres naturales, forma parte de una clase de iniciativas en las que la Confederación Hidrográfica del Segura participa gracias a la financiación de la Unión Europea. Estas políticas cuentan con un componente social, ambiental y divulgativo novedoso con respecto a las acciones que hasta ahora llevaba a cabo el organismo de cuenca.

En efecto, antes cuando se hablaba de proyectos europeos llevados a cabo por una confederación hidrográfica, normalmente se asociaba a las grandes obras con fondos Feder de restauración ambiental, de construcción de infraestructuras de suministro o regulación de agua. Sin embargo, hoy la Confederación Hidrográfica del Segura ha dado un paso más que la acerca a las demandas reales de la sociedad actual.

Son ya muy conocidos los proyectos LIFE+ Riverlink y Ripisilva de mejora de la conectividad entre ecosistemas naturales mediante la construcción de escalas de peces, entre otras medidas, y de control de la expansión de las especies exóticas invasoras en la cuenca del río Segura para favorecer la colonización del bosque de ribera autóctono, respectivamente.

Pero a este listado hay que añadir un proyecto que, con un presupuesto mucho más modesto y una duración también más reducida, lleva a cabo acciones si cabe, más alejadas aún de las funciones que tradicionalmente se le atribuye a una confederación. Es el proyecto Educen (www.educenproject.eu), financiado por Horizonte 2020, con una duración de 2 años y que empezó en mayo de 2015. Su objetivo es el de estudiar el componente histórico y cultural de la sociedad en general, y de los colectivos más vulnerables a los desastres naturales (inundaciones, sequías y terremotos) para identificar sinergias, propuestas de mejora y debilidades que afrontar.

En el proyecto Educen participan 10 socios de 7 países diferentes distribuyéndose en grupos de trabajo (GT) y casos de estudio (CS). Los primeros, son seis GT formados por expertos académicos, científicos e investigadores de diferentes organismos (como la Facultad de Ciencias Militares en Wageningen, Holanda; la Universidad Politécnica de Milán, Italia; o el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo, Suecia). Los segundos son siete ciudades que se consideran “piloto”, porque han sufrido un evento extremo recientemente o porque presentan una alta vulnerabilidad a los desastres naturales. Las ciudades elegidas en el proyecto han sido: Milán, Umbria, L’Aquila, Estambul, Dordrecht, Volos y Lorca. La comunicación entre ambos niveles es continua y se realiza en ambos sentidos de forma que, los grupos de expertos proporcionan a los casos de estudio sus conocimientos más académicos y científico-técnicos para que podamos analizar los últimos eventos ocurridos, al mismo tiempo que los casos de estudio suministramos a los grupos de trabajo, información y apoyo para el análisis objetivo y técnico de la situación actual de las ciudades para la propuesta de mejoras en la gestión del riesgo.

Por ejemplo, el GT relativo a la memoria histórica ya se ha interesado por la larga, y a veces triste historia de la presa de Puentes, la que todos conocemos hoy como la Cuarta Presa de Puentes después de que se destruyera por 2 veces durante las riadas de 1648 y 1802.

Sin embargo, merece una especial atención los trabajos que está realizando Comisaría de Aguas con el GT liderado por los italianos del National Research Council of Italy-Water Research Institute. Su objetivo es el de estudiar, en núcleos de población vulnerables a desastres naturales, las redes sociales que existen entre sí y entre las administraciones públicas gestoras del riesgo. Gracias al apoyo y a veces, “espoleo” de este GT, algunos técnicos de Comisaría de Aguas hemos tenido la oportunidad de reunirnos con miembros del Ayuntamiento de Lorca y con parte de la población más afectada por las inundaciones en Lorca.

Aún recuerdo la primera reunión con ciudadanos de las pedanías de La Torrecilla, El Campillo y de la Plataforma de Afectados por las Inundaciones de 2012, en octubre de 2015. Los socios europeos del proyecto EDUCEN entusiasmados con la información técnica y social que iban obteniendo y al lado nosotros, los técnicos de Comisaría de Aguas, con cierto recelo sabiendo que íbamos a recibir todo tipo de quejas a la Administración. Sin embargo, ahí sentada no sólo volví a ser testigo del civismo y buena educación de los lorquinos sino también, de lo ávidos y deseosos que están de que una Administración como la Confederación Hidrográfica del Segura se acerque a ellos, los escuche y entienda su orgullo y amor por una tierra tan históricamente maltratada por las riadas. Poco a poco hemos ido incorporando otros colectivos de Lorca (otras asociaciones de vecinos, la Asociación de Nuevos Lorquinos o la Comunidad de Regantes de Campo Alto) con los que nos gustaría seguir contando para futuras reuniones.

Los encuentros con la población de Lorca tienen como objetivo analizar los flujos de información entre los ciudadanos y con las administraciones gestoras del riesgo. Como resultado final, y una vez aplicada una metodología objetiva a través del programa informático ORA, los italianos pretenden identificar las necesidades de información que tiene la población de Lorca en lo que se refiere a las inundaciones, qué Administración dispone de dicha información y de qué manera podría proporcionarse a los ciudadanos. Además, se buscan metodologías para incorporar la sabiduría de los ciudadanos en la gestión que hacen las Administraciones.

En los resultados preliminares hemos constatado el gran interés que tienen los lorquinos por los datos más técnicos de que dispone la Confederación Hidrográfica del Segura (como los del SAIH o la cartografía de zonas inundables). Sin embargo, acceden poco o nada a ellos, tal vez por su complejidad técnica o simplemente, porque no saben donde se encuentran. Son “lagunas” de información que puede acometer la Confederación.

Hemos pasado el primer año del proyecto, nos queda ya poco tiempo para terminar y presentar las conclusiones finales. Sin embargo, estamos como niños con zapatos nuevos, disfrutando de cada momento de intercambio de conocimientos con expertos de toda Europa, de experiencias con otras Administraciones públicas y como no, con experiencias con la población de Lorca. Esperamos que el año que nos queda podamos seguir contando con su apoyo.

Nuestro agradecimiento al Ayuntamiento de Lorca, especialmente al Concejal de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural y como no, al Concejal de Emergencias y a todos los miembros del 112 de Lorca. También al 112 de la Región de Murcia y a su equipo así como, a Protección Civil de Delegación de Gobierno. No podemos olvidarnos de los lorquinos y en particular, de las asociaciones con las que nos hemos reunido hasta ahora, grandes representantes de la amabilidad y hospitalidad de los lorquinos.

Comentarios