La crisis del agua y la importancia de la tecnología

15Votos recibidos en el Concurso Smart Water 2017
286

Sobre el blog

Verónica Berestovoy
Ingeniera Ambiental - Universidad Nacional de Itapúa, Paraguay

La actual crisis del agua con la que nos enfrentamos presenta, además de los problemas del agua, la falta de aceptación y comprensión de la gravedad de la situación por parte de todas las personas; por ello debemos recordar que cuando hablamos de crisis de agua podemos mencionar tres factores generales que la envuelven:

  1. La distribución: cada región presenta cantidades de agua para su aprovechamiento sumamente diferentes, por ejemplo en algunas regiones llueve tres veces menos que en otras.
  2. El acceso: no todas las personas cuentan con los mismos recursos de infraestructura y monitoreo para consumirla, hay una parte importante de la población aún en situación vulnerable para acceder al agua potable y saneamiento adecuado.
  3. La calidad: que se ve afectada por las diferentes actividades que se desarrollan alrededor de ella y que son realizadas sin los debidos cuidados para mantenerla.

Por otra parte actualmente se enfrenta un desarrollo sumamente productivo de la tecnología que nos da la oportunidad de usar este punto a nuestro favor para una mejor Gestión Integrada del Recurso Hídrico en todo el planeta.

La tecnología inteligente nos permitirá lograr una mejor calidad de vida para todos y cumplir con el objetivo N°6 de Desarrollo Sostenible

De esta manera nos vemos frente a un contexto que nos lleva a abordar dos grandes desafíos: ¿cómo hacer valorar el agua en regiones en la que abunda? y ¿cómo aprender a gestionar el agua en regiones en donde escasea? Básicamente qué hacer cuando hay y cuando no hay agua.

Para ambas cuestiones necesitamos primero generar más información, esto es clave para empezar a enfrentar la crisis del agua. Debemos conocer acerca de la situación del agua en cada cuenca y para esto podemos aprovechar la tecnología tanto con equipos de medición de datos como con distintos tipos de software que permitan la simulación del comportamiento del agua con los diferentes factores que se relacionan al clima y suelo. Atendiendo a esto, como ejemplo podemos mencionar la herramienta lanzada por el Banco Interamericano de Desarrollo denominada “Hydro-BID” y que ha sido puesta a disposición de América Latina y El Caribe, la misma permite realizar simulaciones hidrológicas con el objetivo de evaluar la disponibilidad de agua en la cuenca e incluso simular bajo escenarios de cambio como el crecimiento demográfico o efectos de cambio climático.

Siguiendo con los pasos a seguir para enfrentar nuestros desafíos, una vez que tenemos la cantidad de agua disponible en cada región debemos analizar la calidad de la misma; es decir que tan aprovechable está y cuáles son las asignaciones que se puede darle, y aquí debemos hacer uso de todo tipo de análisis físicos, químicos o microbiológicos que estén disponibles; incluso tener en cuenta bio-indicadores que permitan hacer notar cualquier tipo de cambio en el cauce hídrico. Actualmente existen varios tipos de análisis a bajo costo que pueden servir para obtener un panorama general, debemos de tener en cuenta que cada análisis de calidad debe ser relacionado con las actividades que se desarrollan en torno al agua en cada cuenca, desde aguas arriba hasta aguas abajo.

También se debe abordar la perspectiva social, ¿qué valor y uso le da la población al agua?, ¿qué pasará si no tomamos la debida importancia por no tener antecedentes que nos hayan hecho experimentar la falta del recurso, y en unos años el cambio climático nos ponga a prueba? Por ejemplo, Brasil es uno de los países con mayor disponibilidad de agua dulce, sin embargo hace aproximadamente 3 años han experimentado una de las peores sequías en las que sus habitantes no habían tenido conocimiento de alguna similar. Las consecuencias fueron desastrosas, se restringió el acceso al agua, se suspendieron sus famosas fiestas de carnaval en algunos municipios lo que afectó al turismo en algunas zonas, se perdieron todo tipo de cultivos e incluso se planteó la idea de importar café por primera vez en su historia.

Los daños económicos, sociales y ambientales son perceptibles y duraderos debido a conflictos del agua. ¿Por qué no nos preparamos mejor teniendo cada vez más herramientas para ello? Uno de los motivos podrían ser lo mencionado al principio: la falta de conocimiento acerca de la gravedad del asunto. Los consumidores necesitan ser educados acerca de su propia influencia en el ciclo del agua y esto puede ser posible, nuevamente con la ayuda de la tecnología, como con el uso de aplicaciones móviles para evaluar la cantidad de volumen consumido por cada poblador.

Por todo esto, una vez que tengamos información acerca de la cantidad, calidad y perspectiva social del agua podremos abordar en detalle los problemas que se dan para cada región en particular; ya que es imposible diagnosticar soluciones a nivel general. Cada lugar del planeta experimenta diferentes situaciones de acuerdo a los factores que se ven asociados y que principalmente tienen que ver con el clima y suelo.

Una vez detectado el problema, se procede la implementar la tecnología para buscar soluciones que nos permitan acabar definitivamente con el conflicto o adaptarnos a la situación con los menores riesgos posibles para la población. Por ejemplo, en el caso de inundaciones urbanas podemos aplicar tecnología en sistemas de drenaje sostenible que permitan disminuir la escorrentía generada. En el caso de sequías, podemos aplicar sistemas de captación de lluvias y ahorro en riegos para aprovechar mejor el agua.

Todos los problemas del agua deben ser solucionados pero es imprescindible conocer la situación en detalle, todos los factores implicados e implementar toda la capacidad posible para la solución del mismo y la única manera de abordar es con tecnología y capacidad humana.

La tecnología inteligente nos permitirá lograr una mejor calidad de vida para todos y cumplir con el objetivo N°6 de Desarrollo Sostenible: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos; pero es necesario que los profesionales se involucren en el sector agua para ello. Todas las actividades que realizamos implican al agua, por esto cada profesional, sin importar la especialidad o rama que desempeña, debe destacar la importancia de gestionar adecuadamente el agua y debe realizar actividades acordes a ello. No podemos seguir dejando a solo cierto grupo de profesionales enfocados en el sector agua, todos estamos involucrados con ella.

La mejor solución siempre será la de predecir y prevenir. Debemos construir entre todos un mundo hídricamente sabio.

Comentarios