Connecting Waterpeople
Nueva cita con Innovyze by Autodesk Webinar Series - 13 marzo 16:00 (CET)

Se encuentra usted aquí

Planificación hidrológica y cambio climático

Sobre el blog

Víctor Arqued
Subdirector General de Planificación Hidrológica en Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
  • Planificación hidrológica y cambio climático

Con el actual nivel de conocimiento sobre la materia es indudable que los efectos del cambio climático están impactando en el ciclo hidrológico, en los ecosistemas y en las actividades socioeconómicas. Esto se evidencia con claridad en las series temporales de datos que se utilizan en la planificación hidrológica, algunos de cuyos registros muestran evidentes señales de impacto, en particular a partir del año 1980. También resulta indudable que el mecanismo cíclico sexenal y aproximativo de la planificación hidrológica diseñado por la Directiva Marco del Agua (DMA), que en cada sucesiva revisión de los planes hidrológicos incorpora seis nuevos años de información, favorece automáticamente el tratamiento adaptativo de los efectos del cambio climático.

En los planes hidrológicos españoles, el análisis de los efectos del cambio climático se ha visto reforzado con algunos requisitos reglamentarios adicionales a los fijados con carácter general en la DMA. Estos requisitos están referidos a la estimación de los recursos hídricos previsibles a largo plazo y al análisis de las garantías en los suministros para los que el plan hidrológico habrá establecido la asignación y reserva de recursos, usando para ello la estimación de recursos hídricos a largo plazo que el propio plan lleva a cabo. Los mencionados análisis están recogidos en los planes hidrológicos vigentes y se fundamentan, en general, en la previsión de unos recursos paulatinamente más escasos según factores homogéneos calculados para las distintas cuencas hidrográficas españolas.

Hoy en día, en pleno proceso de revisión de nuestros veinticinco planes hidrológicos cuyos nuevos borradores deberán someterse a consulta pública a lo largo del primer semestre de 2021, el análisis de los potenciales efectos del cambio climático ha sido destacado como ´tema importante’ en la práctica totalidad de las cuencas españolas. Este hecho subraya la necesidad de afrontar estudios más profundos que los hasta ahora realizados en relación con el cambio climático y ofrecer nuevos resultados, tanto sobre los impactos previsibles como sobre la vulnerabilidad de los sistemas naturales y de aprovechamiento de las aguas y, finalmente, sobre las posibles medidas de mitigación y adaptación a dichos impactos que deban ser consideradas en los planes hidrológicos.

Los efectos del cambio climático han sido destacados como ´tema importante’ en la práctica totalidad de las cuencas españolas

Esta necesidad de progreso también se fundamenta en la importancia de que la planificación hidrológica esté correctamente alineada con otros instrumentos e iniciativas con los que guarda una estrecha relación, que debe resultar sinérgica. A este particular hay que recordar que:

  1. El Gobierno aprobó el 20 de mayo un proyecto de Ley sobre Cambio Climático y Transición Energética que previsiblemente entrará en vigor antes de que se produzca la aprobación de la revisión de los planes hidrológicos. El citado proyecto de Ley establece nuevas obligaciones para la planificación hidrológica, especialmente en su artículo 17, que, como resulta obvio, deben quedar atendidas. El texto aprobado puede localizarse en el Boletín Oficial de las Cortes Generales del 29 de mayo de 2020.
  2. Actualmente se encuentra en consulta pública el nuevo Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030 que deberá ser el instrumento de planificación básico para promover la acción coordinada frente a los efectos del cambio climático en España durante la próxima década. Este plan establece 18 ámbitos de trabajo, uno de ellos dedicado al agua y a los recursos hídricos con 6 líneas concretas de actuación, que deberán encontrar respuesta coherente en los planes hidrológicos. Existe un borrador del citado PNACC en consulta pública hasta el 30 de junio de 2020, que puede localizarse a través de la Web del Ministerio.
  3. En el contexto del Pacto Verde Europeo y la Estrategia de Reconstrucción (El momento de Europa: reparar los daños y preparar el futuro para la próxima generación) está prevista la próxima adopción de una ambiciosa Estrategia Europea de Adaptación al Cambio Climático que se irá perfilando a lo largo del próximo semestre. Esta estrategia está dirigida a potenciar los esfuerzos de mitigación y adaptación al cambio climático aprovechando, siempre que sea posible, soluciones basadas en la naturaleza, y proporcionando instrumentos que hagan más robusta la integración de los efectos del cambio climático en la gestión de riesgos.

Hay 14 años de registros con los que estudiar la estabilidad o deriva de los elementos de calidad afectados por la evolución climática

Ante esta situación, desde la DG del Agua, con el apoyo de la OECC, se están impulsando trabajos técnicos y actividades de coordinación para que todas las autoridades de cuenca promotoras de los terceros planes hidrológicos puedan incorporar avances, análisis de vulnerabilidad y otros contenidos relevantes con los que dar apropiada respuesta a las necesidades identificadas. Básicamente, los contenidos reforzados que aparecerán en los terceros planes hidrológicos se focalizan en las siguientes materias:

  • Inventario de recursos hídricos naturales y balances entre los recursos previsibles a largo plazo (escenario al año 2039) y las demandas. Se tratará de superar la aproximación hasta ahora utilizada de aplicar un factor general por demarcación hidrográfica, introduciendo previsiones diferenciadas territorial y estacionalmente, es decir, no necesariamente iguales para todas las zonas de la misma cuenca hidrográfica ni para todos los meses del año.
  • Análisis de las previsiones y efectos relacionados con la variación del nivel del mar. Sobre el ascenso del nivel del mar hay menos margen de incertidumbre que en el ámbito de los recursos hídricos. Los planes hidrológicos deberán analizar el efecto de esas previsiones y, en su caso, ofrecer medidas de respuesta.
  • Estudio de la posible deriva en los sistemas de evaluación del estado de las masas de agua superficial y subterránea. El sistema de evaluación diseñado por la DMA arrancó en el año 2006. Hay al menos 14 años de registros con los que estudiar la estabilidad o deriva de ciertos elementos de calidad que puedan haberse visto afectados por la evolución climática, lo que podría redundar en la necesidad de ajustar las condiciones y requisitos fijados para la evaluación del estado. Es una cuestión en estudio cuyos resultados finales todavía no están disponibles.
  • Evaluación del impacto sobre la generación de energía y sobre el regadío. Nivel de exposición y medidas de mitigación y adaptación. Se tratará de cuantificar en términos productivos el posible impacto del cambio climático sobre los usos del agua, con especial incidencia en aquellos tipos de utilización que más dependen del agua, como son la generación de energía, singularmente la hidroeléctrica, y el regadío. Se determinará la vulnerabilidad de los actuales sistemas y se plantearán posibles medidas para hacer frente a los problemas que se identifiquen.
  • Gestión contingente de sequías e inundaciones: planes de gestión del riesgo de inundación y planes especiales de sequía. Este trabajo se concretará a través de sus instrumentos de planificación específicos y complementarios a los planes hidrológicos. Las medidas de unos y otros instrumentos se integran en el programa de medidas general, integrado y común, que se gestiona desde los sistemas de información de la DG del Agua (https://servicio.mapama.gob.es/pphh/).
  • Seguimiento y mejora del conocimiento de los impactos del cambio climático sobre el ciclo hidrológico y las masas de agua. Los pasos que se den en los terceros planes no llegarán al final del camino, para que en la siguiente revisión se pueda ir más lejos, se identificarán concretas de medidas de estudio y análisis para reforzar el conocimiento allá donde se detecten particulares necesidades.
  • Avances hacia el establecimiento de planes especiales de adaptación por demarcación hidrográfica insertos en la planificación hidrológica. El propósito final es integrar en cada plan hidrológico, como un anexo inseparable, un plan específico de adaptación debidamente alineado en sus objetivos y sinérgico en sus soluciones con los instrumentos estratégicos que con similar propósito se desarrollen en España y en la Unión Europea.

Animamos a todas las personas interesadas a que se involucren en este ilusionante proceso con directos objetivos relevantes, para nosotros y para nuestros hijos. Los procesos de consulta y participación siguen abiertos en la mayor parte de las cuencas; para las demarcaciones intercomunitarias en que es competente el Estado a través de las Confederaciones Hidrográficas el plazo estará abierto hasta el 30 de octubre. Podrán encontrar más información sobre este y otros temas, así como vías de acceso a los citados procesos participativos de la planificación hidrológica española, a través de la sección ‘Agua’ del portal Web del departamento.