El agua, un puente para la cooperación hispanoamericana

115
2
(2)
  • agua, puente cooperación hispanoamericana

El bienestar y el crecimiento económico de América Latina van de la mano con el suministro de agua potable y saneamiento en ciudades y comunidades rurales; la seguridad alimentaria y la expansión de la frontera de riego; la reducción de las pérdidas de vidas y costos económicos por inundaciones y sequías; el suministro confiable de agua para otras actividades productivas; la recolección, tratamiento y disposición de las aguas servidas para beneficio de la salud y control de la contaminación; la explotación del vasto potencial hidroenergético de la región y la protección de los ecosistemas que proveen servicios ambientales esenciales.

La cercanía histórica entre America Latina y España se traduce en grandes oportunidades para encontrar frentes comunes ante estos importantes retos globales de la gestión del agua con mayores perspectivas de éxito. Con un idioma común, y un largo etcétera de rasgos culturales que las unen, América Latina y España tienen una oportunidad inmejorable de colaboración para mejorar la calidad de vida de la población y su desempeño en los distintos sectores productivos. El sector agua y saneamiento se ha destacado-existen espacios de colaboración en ambas direcciones- por el intercambio de conocimiento y experiencias en diferentes áreas. En provecho de esta situación, desde CAF –Banco de Desarrollo de América Latina- tomamos la iniciativa de reunir a un selecto grupo de expertos en la materia, provenientes del sector público, privado, academia y organismos multilaterales, en un encuentro que nuestra institución organiza cada año en Madrid bajo el título de “Diálogos del Agua América Latina-España”.

"La cercanía histórica entre America Latina y España se traduce en grandes oportunidades para encontrar frentes comunes ante estos importantes retos globales de la gestión del agua con mayores perspectivas de éxito"

Con el objetivo claro de analizar los retos que debe asumir América Latina para lograr la seguridad hídrica en los próximos años, el carácter dinámico del foro este año estuvo marcado por la conformación de tres paneles de discusión, cada uno con contenidos específicos que responden a distintas perspectivas que debían ser tomadas en cuenta para analizar el tema central del evento. En primer lugar, se abordó la gran interrogante que muchos nos hacemos, ¿tenemos suficiente agua e infraestructura para garantizar la seguridad hídrica en las ciudades latinoamericanas? En este punto se trató con especial énfasis la problemática de la ineficiencia que predomina en la gestión de los servicios, específicamente en el manejo de la infraestructura troncal y de las redes de abastecimiento al interior de la ciudad. 

Para discutir la importancia de la seguridad hídrica en el desarrollo de la agricultura, se organizó un segundo panel de debate que inició con la puesta en relieve de los retos de la gestión del agua en el Estado Plurinacional de Bolivia, uno de los países con mayor porcentaje de población rural de la región. Por último, una tercera mesa de discusión se constituyó para destacar los puntos fuertes de la gestión de los recursos hídricos en España, con el propósito de identificar oportunidades de colaboración con América Latina que puedan servir para el beneficio mutuo. Con el apoyo del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, fue posible generar este espacio de intercambio que indudablemente contribuirá con el objetivo de encaminar a los países latinoamericanos hacia una gestión más eficiente y sostenible los recursos hídricos destinados a la provisión de servicios básicos para la población y a los diferentes sectores económicos.

Comentarios