Connecting Waterpeople

5.600 km, 53.000 MEUR y 1.000 hm3. El trasvase de agua más grande del mundo está en China

461
5
(5)
  • 5.600 km, 53.000 MEUR y 1.000 hm3. trasvase agua más grande mundo está China

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua. Periodismo (UAB) y Humanidades (UPF). Máster en Dirección de Comunicación (UAB), Máster en Periodismo Ambiental (IIFA) y Máster en Gestión Hotelera y Turismo (ENEB/Ui1).
461

En varios posts de iAgua, tanto míos como de otros blogueros, hemos analizado muchas de las soluciones para incrementar la disponibilidad de agua en varias zonas del territorio español. Desde mi humilde punto de vista considero que los trasvases no son soluciones estructurales sostenibles, ya que consisten en quitar el agua de una zona para exportarla a otra región con un déficit hídrico.

El trasvase no es una fuente inagotable y blindada contra la variabilidad del cambio climático, por lo que considero que a estas infraestructuras se les puede aplicar la máxima de "pan para hoy, hambre para mañana".

En uno de mis primeros posts en Iagua analicé cuáles eran las principales maravillas del mundo del agua. Me llamó la atención la del mayor trasvase de agua en el mundo, que está situado en China.

Los trasvases son "pan para hoy y hambre para mañana"

El Yangtsé llega a Beijing

La capital de China está condicionada por un clima semihúmedo y dividido claramente en cuatro estaciones: otoños y primaveras de corta duración e inviernos y veranos largos. Las temperaturas pueden oscilar desde los 3ºC en enero a los 25ºC en julio, el mes más cálido del año.

A pesar de que Beijing dispone de más de 5 billones de m3 de agua, las sequías cada vez más recurrentes y la creciente demanda han provocado la necesidad de construir este gran trasvase

En lo que respecta a la disponibilidad hídrica propia de la zona, cinco ríos cruzan la ciudad y podemos encontrar varios lagos en las inmediaciones de la gran urbe. Se calcula que la disponibilidad de agua superficial es de 2,5 billones de m3 y su reserva de aguas subterráneas es de 2,6 billones de m3, según el portal China.org.cn.

Con estos datos parece poco justificado que la ciudad necesite un trasvase de agua de 1.000 hm3 de agua anuales. Sin embargo, debemos tener en cuenta que esta gran urbe tiene una población de más de 21 millones de habitantes y que es una de las partes más prosperas del país, generando una producción del 3,4% del total de China. Los periodos de sequía, sin embargo, son cada vez más recurrentes. Por lo tanto, las necesidades hídricas son cada vez más grandes ante el crecimiento de la capital del país.

1.200 km de longitud del primer tramo

En 2002 empezaron las obras del mayor trasvase de agua del mundo, aunque los primeros proyectos surgieron a mediados del siglo XX, durante el mandato de Mao Tse-Tung.

El proyecto se articula en tres ramales, de los cuáles sólo el central está ya operativo desde 2015, con una longitud de 1.200 kilómetros. Éste transcurre desde el sur, captando el agua del Yangtsé para transportarla hacia el norte, hasta Beijing y Tianjin. Las otras dos conducciones irán hasta el este (provincia de Shangdong) y el oeste, aglutinando los tres ramales una longitud total de 5.600 kilómetros. Se prevé que la totalidad del proyecto esté operativo a mediados de este siglo.

El coste total del trasvase es de unos 66.000 millones de euros, tres veces más que otra gran obra de la ingeniería, la presa de las Tres Gargantas.

Aumento del consumo de agua

Esta infraestructura, según informó la agencia oficial China News Service y recogido por La Voz de Galicia, aportará anualmente unos 1.000 hm3 de agua a Beijing. Esto comportará que el consumo de agua de la ciudadanía pase de los 100 m3/persona/año a los 150 m3/persona/año. Si comparamos este consumo con el de Cataluña (43 m3/persona/año), por poner un ejemplo, veremos que en el país asiático se consume hasta 4 veces más de agua.

Con el trasvase, el consumo de agua en la ciudad de Beijing se incrementará en 50 m3/persona/año, pasando de los 100 a los 150 m3/persona/año, cuadriplicando el recurso que se consume en Cataluña

Por lo tanto, el trasvase parece cumplir la máxima del consumo de agua de hace más de un siglo, dando más peso a la demanda que a la oferta, un modelo que a la larga se gira en contra, sobre todo cuando se llega a la conclusión de que el agua es un recurso frágil, finito y que se debe preservar.

http://cctv.cntv.cn/2014/10/23/VIDE1414036920964137.shtml

¿Qué será del Yangtsé?

Este río es el más largo de Asia y el tercero del mundo, con 6.300 kilómetros. A pesar de ser un coloso, no está a salvo de posibles amenazas, ni mucho menos. La construcción de la presa de las Tres Gargantas ha alterado el caudal del río y está generando graves daños medioambientales. Con este trasvase, el río puede sufrir unas consecuencias todavía más irreparables.

Se apunta que el trasvase no será viable, ya que el agua del sur está contaminada, tanta las fuentes subterráneas como las del propio Yangtsé

Hay fuentes que aseguran que el trasvase tendrá un resultado “catastrófico”, ya que el agua del sur del país está contaminada (concretamente el 60% de las aguas subterráneas), incluida la del río Yangtsé. Además, el problema real de China no es la falta de agua sino su uso ineficaz e ineficiente.

Para no caer en los errores recurrentes de la humanidad, lo lógico sería primero calcular las demandas, después abordar las mejoras para la eficiencia del recurso y después, buscar soluciones cerca de las problemáticas (principio de subsidiariedad). Seguro que después de este diagnóstico se definen soluciones menos ambiciosas pero más respetuosas para el medio ambiente.

Comentarios