Aqualia
Connecting Waterpeople

"En años secos y con pocas lluvias es más abundante la presencia de medusas en nuestras costas"

233
  • " años secos y pocas lluvias es más abundante presencia medusas nuestras costas"

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua. Periodismo (UAB) y Humanidades (UPF). Máster en Dirección de Comunicación (UAB), Máster en Periodismo Ambiental (IIFA) y Máster en Gestión Hotelera y Turismo (ENEB/Ui1).
Bentley Systems
· 233

En los últimos años, la presencia de medusas en nuestras costas se ha convertido en un fenómeno muy recurrente en los medios de comunicación. A pesar de tratarse de una especie marítima que, según algunos expertos, es de las más antiguas que viven en nuestro planeta, cada verano el temor por encontrarnos con estos invertebrados crece. 

La acumulación de numerosos ejemplares sin peligrosidad en las playas de Barcelona a finales de abril de 2018 (La Vanguardia), la masiva presencia de medusas urticantes en varios puntos del litoral de Andalucía a mediados de julio (El País) y el avistamiento de varios ejemplares de carabelas portuguesas en el litoral de Huelva hace unos días (ABC) han levantado la voz de alarma.

Para analizar si hay realmente un repunte de la proliferación de medusas en nuestras costas, entrevistamos a Josep Maria Gili (Mollerussa, 1953), uno de los mayores expertos mundiales sobre medusas. Con más de 35 años de experiencia en el terreno de la biología marina, este profesor de investigación en el Departamento de Biología Marina y Oceanografía del Instituto de Ciencias del Mar-Consejo Superior de Investigaciones Científicas (ICM-CSIC),  ha liderado 30 proyectos de investigación nacionales e internacionales y ha publicado más de 200 artículos en publicaciones científicas. De la mano de este prestigioso biólogo analizamos el fenómeno de la proliferación de medusas en nuestros mares.

- En los últimos años da la sensación que se habla más de la presencia de medusas en las playas. ¿Esto se debe a una mayor divulgación o realmente hay más medusas en nuestras costas?

La costa catalana es quizás uno de las pocas áreas, si no la única, que dispone de una serie cercana a los 25 años de datos sobre la presencia de medusas en nuestras playas. Considerando esta información y de manera objetiva sí que podemos afirmar que el número y la frecuencia de medusas se ha incrementado. Por ejemplo, los datos que se tenía de la costa francesa decían que cada 10-12 años se producían uno o dos años de muchas medusas.

En la costa catalana estamos en disposición de confirmar que este periodo se ha reducido a unos 5-6 años. También es evidente que el número de medusas en cada llegada a las playas se ha incrementado, especialmente en la última década.

Es evidente que cuantas más medusas se aprecian en las costas más se despierta el interés de los medios de comunicación, pero decir que hay más sólo porque los medios hablan más de ellos es un gran error. 

Cada 5-6 años, en la costa catalana, se pueden producir episodios con una mayor abundancia de medusas

- ¿A qué se debe una mayor presencia de medusas en el litoral?

Hay dos tipos de medusas en las playas de Cataluña durante los veranos: las costeras, que aparecen porque es su periodo reproductor y al aumentar la temperatura los pólipos que las originan y que están en los fondos (rocas, algas o sustratos artificiales) generan las medusas para la reproducción sexual. Una vez las medusas se hayan reproducido morirán y desaparecerán de las playas. Estas medusas perdurarán unos dos meses y aparecen todos los años independientemente de las condiciones climáticas.

Hay otras especies que viven siempre en mar abierto y llegan a las playas todo el año, pero de un modo más frecuente durante el verano. La llegada y el incremento de estas especies depende de las condiciones climáticas que favorecen que las aguas oceánicas lleguen hasta la costa gracias a los vientos de tierra a mar y aprovechando que las aguas de la costa y de mar abierto tienen las mismas características (temperatura y salinidad). Esto sucede especialmente en los años con pocas lluvias y más bien secos.


A la izquierda, un ejemplar de Rhizostoma pulmo, una especie costera típica de nuestro litoral y que surge a partir de los pólipos que hay en el fondo marino. A la derecha, una pelagia noctiluca, que vive y se reproduce en mar abierto.
Fuente: Wikipedia

Pero en ambos tipos de medusas el hecho de que hayan aumentado mucho en los últimos años es debido sobre todo a la falta, cada año más evidente, de sus depredadores, peces y tortugas. Una especie que dispone de alimento en abundancia (los peces pequeños que compiten por el plancton como alimento con las medusas también han disminuido) y tiene un menor número de depredadores, es evidente que proliferará.

En años secos y con pocas lluvias se constata una mayor llegada de las especies de medusas que viven en mar abierto, aprovechando que las aguas de la costa de mar abierto tienen características similares

- ¿El cambio climático y el aumento de las temperaturas del agua del mar favorecen la proliferación de medusas?

Como se ha mencionado antes, incidirá especialmente que las condiciones climáticas favorezcan que se acerquen las medusas oceánicas a la costa. El incremento de temperatura puede favorecer que se reproduzcan más o antes, pero no es el factor más importante para explicar su aumento. La comunidad científica internacional está generalmente de acuerdo que la sobrepesca es una de las causas más importantes del aumento de las medusas en todos los océanos. Se habla, por tanto, de la sobrepesca como una de las principales causas del incremento de medusas. 

- El pez luna es uno de sus principales depredadores, sin embargo, esta especie no se pesca para el consumo humano. ¿A qué se debe su descenso?

Lamentablemente sí que se pesca, aunque no sea una especie frecuente en los mercados. Además otras especies de grandes depredadores como las especies de peces migratorios y de gran tamaño, al no encontrar otras presas se arriesgan a llegar a la superficie y atacar al pez luna.


Ejemplar de pez luna, uno de los mayores depredadores de medusas. La sobrepesca está reduciendo el número de ejemplares, algo que se traduce en una mayor presencia de las medusas.

Fuente:  U.S. National Oceanic and Atmospheric Administration


La sobrepesca es una de las causas más importantes del aumento de las medusas en todos los océanos

- ¿Qué medidas efectivas y realistas se pueden adoptar para reducir la presencia de medusas en las costas? ¿Es viable la retirada de medusas de nuestros mares?

La verdad es que ninguna. No se puede evitar que las medusas proliferen si no se cambia la actividad pesquera. Medidas como la “pesca” de medusas son muy ineficaces por costosas, y más teniendo en cuenta que las especies más abundantes como son las oceánicas tan sólo se observan en la superficie durante la noche, cuando suben para alimentarse y huir de sus depredadores (como los peces que son depredadores visuales).

Intentar sacar del agua a las medusas significaría sacarlas todas y esto es totalmente imposible. Tan sólo es eficaz sacar de la superficie las medusas que se encuentran muy cerca de la playa, a menos de 500 metros, para intentar reducir al máximo las que puedan llegar a la playa.

No se puede evitar que las medusas proliferen si no se cambia la actividad pesquera y se desaconseja la pesca de medusas

- Las especies más habituales de nuestras costas son la pelagia noctiluca y la rhizostoma pulmo. A pesar de ser bastante urticantes, no llegan al nivel de la carabela portuguesa, una especie que no es tan habitual. ¿Cómo se explica una mayor presencia de la carabela en nuestras costas durante esta primavera?

La carabela portuguesa (Physalia physalis) es un sifonóforo, un organismeo muy parecido a las medusas. Es mucho más frecuente en las costas de Andalucía, Murcia y Levante, ya que llegan arrastradas por las aguas del Atlántico a inicios de primavera. En cambio, en Cataluña es una especie rara.

La carabela tiene un ciclo de vida con una fase de colonia (la que flota en la superficie) que proviene de otra fase en forma de larva y después de pequeña colonia que no se encuentra en superficie. La coincidencia que la fase adulta o colonial suceda en primavera e inicios del verano hace que llegue a las costas este periodo del año.



La carabela portuguesa, una especie muy urticante y que en los últimos meses se ha visto en varios puntos de las costas de Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana.
Fuente: Wikipedia/Biusch

Normalmente las colonias arrastradas por las aguas atlánticas no superan el canal de Ibiza (a no ser que haya una gran cantidad) y se desplazan hacia las islas Baleares (especialmente en Ibiza y Formentera) y de allí se van hacia el centro del Mediterráneo occidental, hacia la isla de Cerdeña.

La fase adulta o colonial de la carabela portuguesa sucede en primavera e inicios del verano, lo que provoca que esta especie llegue a las costas en este periodo del año

- La especie más letal de medusa es la avispa de mar, típica de las costas australianas. ¿Esta especie se ha expandido a otras zonas fuera de su radio de influencia habitual?

No se conoce la presencia de esta especie en otras zonas. Ello es debido a que es una especie costera con una fase pólipo que vive en el fondo y que la fase medusa es de corta duración, un par de meses como mucho. Con este ciclo de vida su expansión es mucho más limitada que las especies que viven en mar abierto, como sería el caso de la Pelagia noctiluca.


La avispa marina, la especie de medusa más letal. En caso de picadura se puede sufrir la muerte si no se recibe atención sanitaria rápidamente.
Fuente: Wikpiedia/GuidoGautsch

La avispa de mar, que es la especie de medusa más letal y que habita en las aguas de Australia, tiene una expansión más limitada ya que nace en la costa y tiene una vida de dos meses.

- En los próximos años, ¿cuál es la tendencia de la presencia de medusas en nuestras costas?

Los datos que disponemos de la costa catalana nos hacen prever que las medusas serán unos visitantes habituales en nuestras costas y que su presencia será más frecuente y más abundante. Pero no lo serán de manera constante y variará mucho entre años de modo que habrá años con pocas medusas seguidos de algunos con una mayor abundancia y frecuencia.

La tendencia es que el fenómeno vaya en aumento, pero sin ser, de momento, alarmante. Por ejemplo, los datos de la costa catalana nos dicen que, si consideramos los últimos 25 años, el municipio en el que habrá más medusas durante los 3-4 meses de verano, habrá como máximo de 15 a 20 días de medusas y estos como máximo lo más probable es que no sean de más de tres días seguidos. Con estas estadísticas se puede gestionar mejor y más eficazmente las llegadas de medusas a las playas. 

La tendencia es que el fenómeno de proliferaciones de medusas vaya en aumento, pero sin ser, de momento, alarmante

- ¿Podemos llegar a la situación de que pueda haber en algún momento más medusas que peces en el mar?  

En número es muy probable, pero hay que recordar que una medusa como individuo vive unos pocos meses y la mayoría de peces viven varios años. En los periodos de reproducción de las medusas, éstas podrán superar a los peces con creces, pero en el resto de año son los peces los que predominarán. Este hecho lleva a pensar que si se redujera el esfuerzo de pesca, son los mismos peces los que nos podrían ayudar a reducir la proliferación de medusas en todos los océanos.

- En los últimos diez años, el ICM-CSIC ha hecho grandes avances en el conocimiento del ciclo de vida de las medusas típicas del Mediterráneo. ¿En qué proyectos se está trabajando actualmente al respecto?

En la actualidad estamos pasando por un momento crítico debido a la falta de proyectos, hecho que nos preocupa ya que estamos precisamente frente a un aumento de las medusas. Nos preocupa, ya que siempre nuestros proyectos han tenido una clara orientación de servicio social y ha hecho que las costas catalanas sean un ejemplo a nivel de todo el Mediterráneo y mundial de cómo gestionar este fenómeno.

Se ha avanzado tanto en la biología y ecología de las especies como en el conocimiento de los mecanismos que hacen que las medusas piquen a los bañistas y en los protocolos de atención a nivel de playa para hacer de las playas de Cataluña, playas bien gestionadas y seguras.

En un contexto de aumento de la presencia de medusas estamos pasando por un momento delicado debido a la falta de proyectos

Al mismo tiempo se ha trabajado durante los últimos tres años con el Hospital Clínic de Barcelona para que conjuntamente se ofrezca un mejor servicio tanto de atención sanitaria a nivel de playa como posterior a nivel hospitalario. Estamos intentando recuperar las fuentes de financiación para seguir estudiando y dando soluciones a un problema medioambiental muy preocupante y que tiene una incidencia clara sobre una de las grandes industrias de nuestro país como es el turismo.

De momento se está trabajando bajo mínimos, pero intentamos no dejar de colaborar con las entidades locales y de socorrismo para aprovechar al máximo la experiencia de los últimos 25 años y en la medida que se pueda seguir innovando para dar una mejor respuesta al fenómeno de las proliferaciones y aumento de medusas en el Mediterráneo.

Comentarios

La redacción recomienda