Connecting Waterpeople

El impacto de los bosques de eucaliptos en los recursos hídricos

1.206
6
(4)
  • impacto bosques eucaliptos recursos hídricos

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua. Periodismo (UAB) y Humanidades (UPF). Máster en Dirección de Comunicación (UAB), Máster en Periodismo Ambiental (IIFA) y Máster en Gestión Hotelera y Turismo (ENEB/Ui1).
1206

Desde pequeño siempre me han impresionado los eucaliptos, unos árboles majestuosos, fuertes y llenos de vida. La fascinación aumentó cuando mi madre me dijo que sus hojas servían de alimento para los koalas y que en Galicia había muchos de estos árboles. Mi imaginación, sin embargo, fue demasiado lejos y pensó que si tantos eucaliptos había en esta región de España se podrían introducir estos marsupiales en el norte de la península.

En los últimos años he leído de manera generalizada que el eucalipto es un árbol que consume gran parte del agua que se acumula en el subsuelo y que evita que crezca vegetación a su alrededor. Incluso en un documental que vi hace unos meses se denominaba a los bosques de eucaliptos como desiertos verdes, ya que debajo de sus copas no crece la vida. Por este motivo, se ha generalizado el pensamiento de las consecuencias negativas de este árbol y me he decidido a investigar si estas afirmaciones son ciertas.

Los eucaliptos son árboles típicos de Australia y de las islas del Pacífico. En Galicia, que llegaron como especie invasora, hoy encontramos 550 hectáreas con estos árboles, mientras que en Australia sólo ocupan una superficie de 350 ha

Más de 600 especies diferentes

Existen actualmente en el mundo más de 600 especies diferentes de eucaliptos. Su ámbito natural son las regiones de Australia, sudeste de Asia y las islas del Pacífico. Es una especie vegetal muy resistente, que además de vivir en su entorno también se adapta bien en otras condiciones como los climas áridos y secos, en áreas cerca del mar o bien a 4.000 metros de altura, y con suelos de varios tipos.


Distribución natural de los bosques de eucaliptos

Según la FAO se estima que de las 600 especies de eucaliptos que existen, unas 40 se han plantado fuera de su entorno habitual. En la península ibérica, concretamente en Galicia y Portugal, hay una gran abundancia de estas especies de árboles, que no son autóctonas.

Malas políticas de reforestación

Uno de los grandes problemas en el mundo actual es la elevada cantidad de árboles que se talan. Según estimaciones de la FAO, si se talan unas 10 hectáreas de árboles, sólo se reforesta una décima parte. Este trabajo de reforestación, en muchos casos, se hace de manera inadecuada y se recurre, en la mayoría de casos, a especies invasoras, como los eucaliptos. Cómo he comentado al inicio de este post, este árbol se adapta bien en entornos muy diferentes y crece rápido, por lo que muchos países se han decantado por esta especie. Según la FAO, unos 80 países han mostrado interés por los eucaliptos, plantando más de 4 millones de hectáreas en todo el mundo, fuera de su ámbito natural. El motivo: disponer de madera y materia prima para fabricar pasta de papel. 


Distribución actual de los bosques de eucaliptos y su ocupación en hectáreas. Fuente: Ence

Como todo especie invasora, el eucalipto se adapta perfectamente al nuevo medio, provocando graves desequilibrios, sobre todo en los recursos hídricos subterráneos

Aquí es donde empieza el problema. El eucalipto busca agua y para saciar sus necesidades coge, de manera abundante, el recurso que necesita, tal y como se puede ver en el siguiente video. Esto es lo que provoca que en algunas zonas agote los recursos hídricos. Algunas fuentes cifran un consumo de 20 litros/día por eucalipto.

Hace unos 10 años, se generó mucha polémica por la plantación masiva de eucaliptos en el Parque Nacional de Doñana. Según Ecologistas en Acción, “si en cada hectárea caben 1.400 eucaliptos, lo que sería un consumo de 42.000 litros de agua/hectárea/día, sería como colocar junto a Doñana varias ciudades como Sevilla”. Un ejemplo muy gráfico para ver que cualquier especie vegetal o animal provoca serios problemas fuera de su hábitat.

En Kenia se plantaron eucaliptos para hacer frente a la deforestación y hoy son un problema para los recursos hídricos del país

En Kenia pasó algo similar, según nos cuenta el Movimiento Mundial Pelas Florestas Tropicais. Se recurrió a los eucaliptos para frenar la deforestación del país y fue peor el remedio que la enfermedad, ya que su plantación masiva afectó a los recursos hídricos del país. Ahora, pues, pasa todo lo contrario y las autoridades del país abogan por la prohibición de plantar esta especie vegetal. Una situación similar se repite en paises de Suramérica como Brasil y Ecuador, que se ha recurrido a esta especie vegetal para disponer de celulosa.

Analizar el entorno antes de plantar

No en todos los casos es negativo recorrer a los eucaliptos para reforestar una zona concreta. Estos árboles se han utilizado en muchas ocasiones para reducir los niveles de agua en zonas pantanosas, con el objetivo de secar los suelos y también para hacer frente a la proliferación de especies de mosquitos.También se considera beneficiosos a estos bosques como lugar fecuentado por especies animales como el corzo o la perdiz.

Por lo tanto es un tipo de árbol que es adecuado para su entorno habitual o para zonas con las mismas condiciones, pero que puede generar profundas alteraciones fuera de su hábitat, que es lo que está pasando en muchas partes del mundo. 

Comentarios