Más de un millón de litros de agua para hacer posible el despegue de una nave espacial

2
339

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Periodista y responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua. Licenciado en Periodismo (UAB) y Humanidades (UPF). Máster en Dirección de Comunicación Empresarial e Institucional (UAB) y Máster en Periodismo Ambiental (IIFA).
  • Más millón litros agua hacer posible despegue nave espacial

El agua es un elemento indispensable para todas las actividades que tienen lugar en nuestro planeta. Además de saciar nuestra sed, alimentar a las plantas y animales que nos proporcionan alimento y de ser el medio donde viven millones de seres vivos, también es un elemento esencial para el desarrollo de muchas actividades sociales y económicas. Incluso para las misiones espaciales, el agua es un elemento indispensable, no sólo para las necesidades hídricas de los astronautas sino también para hacer posible que el cohete o transbordador espacial pueda despegar sin problemas.

El agua utilizada en los despegues no se destina para refrigerar sino para apaciguar el intenso ruido de los motores

Muchos aficionados al espacio y al despegue de transbordadores, cohetes y satélites se han dado cuenta de la inyección de intensos chorros de agua en la base del cohete, antes de la maniobra de salida. Aunque inicialmente podamos pensar que estos chorros de agua actúan como refrigerador, en realidad sirven para reducir y amortiguar el intenso sonido generado por los motores desde la plataforma de despegue durante la fase de desbloqueo. Precisamente esta inyección de agua permite proteger varios elementos del cohete que podrían quedar dañados a causa del intenso ruido. Precisamente se decidió optar por esta solución porqué en los inicios del lanzamiento de misiones espaciales se observaba que las alas sufrían situaciones de estrés ante el elevado ruido.

Más de un millón de litros vaciados en 40 segundos

El sistema de inyección de agua para reducir el posible impacto del ruido de los motores en otros componentes de la nave está compuesto por un tanque de agua de más de 80 metros de altura con una capacidad para almacenar más de 1,1 millones de litros de agua. Durante la maniobra de despegue, se libera esta cantidad de agua en un periodo de 40 segundos. El agua se expulsa a través de 16 puntos de salida que se dirigen encima de los deflectores de llama y del motor principal.

A través de 16 puntos, se libera el agua en la base de la plataforma para reducir la intensidad del ruido de los motores

Esta medida está muy utilizada en los Estados Unidos, pero Rusia utiliza otros mecanismos sin tener en cuenta el agua. Como la mayoría de misiones rusas despegan en el invierno, cuando el agua puede quedar congelada, se opta por instalar la base que sustenta el cohete en un acantilado, algo que provoca que debajo no haya infraestructura que pueda quedar deteriorada.

Agua como combustible

Pero aquí no termina la importancia del agua para usos espaciales. Investigadores de la NASA están analizando la posibilidad que algunos satélites puedan llevar agua como fuente de combustible, según publica el portal The Conversation. Los expertos consideran que es una fuente de energía segura, estable y que podría erigirse en nuestro planeta como una clara alternativa a los combustibles fósiles. Sin embargo, consciente que los combustibles fósiles generan contaminación y que empiezan a vislumbrar su hegemonía en el plano energético, las cantidades de agua para proyectos de este tipo tendrían que ser muy elevadas, y precisamente la Tierra no va sobrada de agua dulce.

En 1982, el grupo de rock canadiense Rush escribió una canción bajo el título de Countdown, que narra el primer lanzamiento del transbordador espacial Columbia en 1981. La banda fue invitada para ver el despegue y posteriormente escribieron una canción sobre este hecho, con audios incorporados de las comunicaciones entre el astronauta John W. Young y Robert Crippen. Este transbordador espacial, después de 22 años y 27 misiones, se desintegró durante su reentrada en la atmosfera, provocando la muerte de los siete miembros de la tripulación.

Comentarios