Aqualia
Connecting Waterpeople

El origen del monstruo de las toallitas

6
720

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua (ACA). Doctorando en Periodismo y Comunicación. Máster en Dirección de Comunicación Institucional y Empresarial.
Almar Water Solutions
Minsait
· 720
6
  • origen monstruo toallitas

En los últimos años han sido muchas las campañas que han surgido por parte de las administraciones, empresas, entidades e incluso a partir de iniciativas ciudadanas para fomentar los buenos hábitos en la gestión de los residuos de higiene personal que utilizamos a diario.

Desgraciadamente, para muchas personas, el váter es como una gran papelera que todo lo engulle y se aprovecha para tirar colillas, bastoncitos de las orejas, compresas, algodones y toallitas húmedas, además de otras grasas y productos. Todo esto provoca la creación de un gran residuo conglomerado que no se puede degradar y que colapsa conducciones y provoca sobrecostes en los sistemas de saneamiento. Según EurEau, se estima que, anualmente, estos costes oscilan entre los 500 y los 1.000 millones de euros en toda Europa. 

El primer caso mediático de la presencia de un gran "fatberg" fue en el alcantarillado de Londres en 2013 y, más recientemente en nuestro país, ha sido el caso de Valencia

El primer caso conocido y que ha tenido una mayor trascendencia en los medios fue el descubrimiento de una gran bola de grasa, lo que se conoce como "fatberg" en el alcantarillado de Londres, con un peso de 15 toneladas y del tamaño de un gran autobús. 


Imagen del fatberg en el alcantarillado de Londres. Fuente: The Guardian.

En nuestro país, la ciudad de Valencia ha albergado un caso similar, con la acumulación de varios residuos que, de momento, han comportado la retirada de más de 5.000 toneladas de toallitas húmedas, con un coste superior a los 8 millones de euros.

Sin embargo, aunque parezca un problema actual, ¿sabías que ya en 1981 se tuvo conocimiento de hechos similares en Cataluña?

Un bar en la ciudad de Sabadell

Hace exactamente 38 años, en la ciudad de Sabadell, había un bar que un día empezó a tener problemas en las tuberías para desaguar las aguas residuales, alrededor del mes de septiembre de 1981. Después de unas obras en el alcantarillado, se descubrió algo que dejó boquiabiertos a muchos: la presencia de un monstruo desconocido y no catalogado que provocaba la obturación de las tuberías.


Extracto de una noticia publicada en el desaparecido periódico El Caso. Fuente. Blog Criptozoologos.

El caso tuvo un importante revuelo mediático, sobre todo el 23 de septiembre cuando muchos periódicos informaron acerca del tema, considerando que se trataba de un ser vivo, una especie de serpiente, según algunos testigos, que tenía vida y que pretendía salir por el váter. Se hicieron muchas pruebas para identificar a la extraña criatura.

La "serpiente" sacada de las alcantarillas era de un intenso color negro y que tenía una longitud de tres metros de largo 

Negro y de tres metros de largo

La "serpiente" sacada de las alcantarillas era de un intenso color negro y tenía una longitud de tres metros de largo. Algunas informaciones incluso apuntaban que el extraño ser disponía de una especie de tentáculos y también tenía ojos. Una de las hipótesis planteadas por un veterinario local era que el organismo era en realidad tripa de caballo, debido a la proximidad de un matadero. Parece, sin embargo, que después de más muestras analizadas en otras ciudades como Barcelona y Madrid, la masa viscosa podría ser en realidad una acumulación de residuos echados a través del váter.

A pesar que se barajó la posibilidad que se tratara de un ser vivo o, incluso, de restos de tripa de caballo, todo parece indicar que la "criatura" era la acumulación de residuos tirados por el váter

La realidad supera la ficción

Esta historia la conocí ayer después de una entrevista en Matadepera Ràdio al periodista Javier Pérez Campos, un tema que abordó en su primer libro En busca de lo imposible (2012), y me di cuenta que la realidad supera, casi siempre, a la ficción. Recordé la campaña que actualmente se está emitiendo por varios medios de comunicación, con el lema, Estamos creando un monstruo.

Como podéis observar, no hay mucha diferencia entre ambos casos. Para evitar el nacimiento de estos monstruos, la solución está en nuestras manos.

Comentarios