Connecting Waterpeople

River Country, el parque acuático abandonado

521
2
(2)

The Truth About River Country

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua. Periodismo (UAB) y Humanidades (UPF). Máster en Dirección de Comunicación (UAB), Máster en Periodismo Ambiental (IIFA) y Máster en Gestión Hotelera y Turismo (ENEB/Ui1).
Sofrel

Durante mi infancia y adolescencia tuve la gran suerte de poder viajar varias veces a los Estados Unidos y concretamente al estado de Florida. Gracias a mis padres pude disfrutar en más de una ocasión de los numerosos parques temáticos que hay por toda la zona de Orlando y que tienen relación con el mundo de Walt Disney. Mi sueño es poder llevar allí algún día a mis pequeños, aunque ellos no tendrán la suerte de disfrutar de River Country, un curioso parque acuático que hoy está cerrado y totalmente abandonado.

La recreación de un entorno fluvial

Una de las particularidades de este parque acuático, que fue inaugurado en el 1976, aprovechaba el agua dulce natural procedente del Bay Lake y daba una imagen de zona de baños natural en mitad de la naturaleza, con toboganes de madera, zonas rocosas artificiales y aguas con una coloración natural como la que puede tener un río. Había dos grandes piscinas, una con agua limpia y tratada, y otra más grande y natural con agua de origen natural procedente del Bay Lake, el mayor lago natural de Walt Disney World. Precisamente el Bay Lake está conectado al Seven Seas Lagoon, que hace poco menos de un año fue testigo del ataque mortal de un aligátor a un niño pequeño de dos años que estaba en la ribera del lago.

En 1980, 4 años después de su inauguración, un niño de 11 años murió por la infección letal causada por una ameba y años más tarde se produjeron dos ahogamientos

En River Coutry salías del agua sin ese olor a cloro tan característico de los parques acuáticos, ya que el tratamiento de agua era bastante básico y sin garantizar la total purificación del agua. Esto provocó que cuatro años después de su inauguración, un niño muriera a causa de una infección letal a través de una ameba (Naegleria fowleri) que es frecuente en aguas dulces estancadas y con temperaturas elevadas, que puede provocar enfermedades graves como la meningoencefalitis amebiana. La desgracia del parque no termina aquí y en 1982 y 1989 se produjeron dos ahogamientos.

Cierre "provisional" en 2001

El parque, después de la temporada veraniega de 2001, cierra temporalmente sus puertas, con el propósito de volver a abrir sus puertas en la primavera de 2002. Hay que tener en cuenta que en 1989, Disney abrió otro parque acuático, Typhoon Lagoon, con instalaciones más modernas y seguras, mientras que en 1995 se puso en marcha otro parque, Blizzard Beach, con lo que incrementó aún más la competencia.

Los atentados del 11 de septiembre de 2011, la existencia de dos parques acuáticos adicionales de Disney y una nueva legislación de aguas en Florida fueron las causas de su cierre definitivo

Los atentados del 11-S provocaron un drástico descenso de visitantes a los parques Disney, con cierre de restaurantes y con un descenso de las horas de apertura de las instalaciones. Precisamente el mismo día de los ataques, y actuando desde mi punto de vista de un modo demasiado alarmista y poco tranquilizador, todos los parques Disney en Orlando y Los Angeles cerraron de manera inmediata sus instalaciones, con el fin de evitar algún posible atentado terrorista. Todo esto provocó una menor afluencia de visitantes, controles de seguridad mucho más exhaustivos y un descenso de la productividad.

En 2002, un cambio en la legislación de aguas en Florida contemplaba la prohibición del uso de aguas naturales sin clorar para usos lúdicos, algo que hirió de muerte la esencia de River Country. Esto provocó ya el cierre definitivo del parque, dejando abandonadas las atracciones que hoy en día visitan muchos curiosos. Se evidencia la transformación de un parque lleno de vida en un espacio silencioso y tomado por la naturaleza.