Redacción iAgua
Connecting Waterpeople
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
ICEX España Exportación e Inversiones
Hach
AMPHOS 21
FENACORE
Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia
Confederación Hidrográfica del Segura
Red Control
Baseform
s::can Iberia Sistemas de Medición
Agencia Vasca del Agua
Fundación CONAMA
Catalan Water Partnership
ACCIONA
Idrica
FLOVAC
ADECAGUA
Xylem Water Solutions España
Aqualia
IRTA
Cajamar Innova
RENOLIT ALKORPLAN
Ingeteam
Laboratorios Tecnológicos de Levante
DATAKORUM
Sivortex Sistemes Integrals
ADASA
SCRATS
GS Inima Environment
EPG Salinas
Rädlinger primus line GmbH
Vector Energy
ISMedioambiente
J. Huesa Water Technology
Asociación de Ciencias Ambientales
Fundación Botín
Amiblu
Fundación Biodiversidad
Schneider Electric
Kamstrup
TRANSWATER
TEDAGUA
Filtralite
Molecor
Almar Water Solutions
Lama Sistemas de Filtrado
HRS Heat Exchangers
AECID
LACROIX
Hidroconta
Innovyze, an Autodesk company
Sacyr Agua
KISTERS
TecnoConverting
Grupo Mejoras
ESAMUR
IAPsolutions
Saint Gobain PAM
Likitech
Global Omnium
AGS Water Solutions
Minsait
ONGAWA
CAF
Barmatec

Se encuentra usted aquí

El conflicto de Cachemira: el agua también juega un papel importante

Sobre el blog

Xavi Duran Ramírez
Responsable de prensa en la Agencia Catalana del Agua (ACA). Doctorando en Periodismo y Comunicación. Máster en Dirección de Comunicación Institucional y Empresarial.
  • conflicto Cachemira: agua también juega papel importante

Uno de los conflictos territoriales que más perduran en el tiempo es el que protagonizan India y Pakistán por la región de Cachemira. Después de la Segunda Guerra Mundial, concretamente desde 1947, la tensión ha girado alrededor de dos antiguos pequeños estados -Jammu y Cachemira- que tanto pakistaníes como indios han querido anexionar.

Desde hace más de 80 años, el conflicto sigue vivo y, en ocasiones, como sucedió hace un par de meses, sube la tensión en la zona con el riesgo de desembocar en un nuevo y persistente conflicto bélico.

Entre 1947 y 2019 se han producido un total de cuatro conflictos bélicos en la zona, la mayoría de los cuales entre India y Pakistán

A pesar de que las causas de la disputa se deben a temas territoriales, geopolíticos y religiosos, he intentado analizar si el agua es uno de los elementos que se erigen como punto de conflicto y mi sorpresa ha sido que sí.

El tercer polo

En el este de la cordillera del Himalaya, concretamente en la sierra del Karakorum, se encuentra el glaciar de Siachen, con una longitud de más de 70 kilómetros de largo. Actualmente, India controla toda esta zona, así como otros pequeños glaciares tributarios.


Imagen por satélite del glaciar. Fuente: Wikipedia/Nasa. 

Al ser un glaciar de una larga extensión, a veces se le denomina como el tercer polo. El agua que se funde en Siachen es la principal aportación del río Nubra, un curso fluvial de la cuenca del Indo.

El glaciar de Siachen es uno de los más grandes del mundo y su agua nutre a gran parte del norte de India. Sin embargo, su superficie ha retrocido un 35% en los últimos años

A partir de imágenes por satélite, se constata desde 2007, sin embargo, que la superficie del glaciar está retrocediendo y que el hielo se está fundiendo a un ritmo de 110 metros cada año. Se estima, por lo tanto, que actualmente el glaciar ha perdido un 35% de su superficie, algo que no es ajeno a otros glaciares del mundo, tal y como analicé en un post.

Guerra de alta montaña

La importancia estratégica de este glaciar provoca que haya varias tropas desde 1984, tanto de India como Pakistán, de manera permanente , algo que provoca que se de lo que los expertos denominan como guerra de alta montaña y que éste sea considerado el frente de batalla más alto del mundo. Se estima que hay unos 20.000 efectivos en el glaciar a una altura de unos 6.000 metros. El gran problema, además del conflicto armado, es la elevada generación de residuos, el 40% de los cuales son plásticos y metales. Muchos residuos no se tratan de un modo adecuado y, en muchas ocasiones, se depositan en grietas que hay en el glaciar.


Maniobras militares del ejército de India en el glaciar de Siachen. Fuente: Hindustan Times. 

Además, en esta zona se liberan otros productos tóxicos que se utilizan en el conflicto y que provocan la contaminación por cobalto, cromo y cadmio, sustancias que permanecen en el glaciar y que, poco a poco, van fluyendo hacia la cuenca fluvial del río Indo, comportando un riesgo para la salud.

La presencia permanente de tropas armadas genera un elevado número de residuos y provoca la contaminación del agua

Además de los efectos adversos del conflicto en los recursos hídricos, también la fauna de la zona está seriamente amenaza. Osos, grullas, leopardos de nieve, cabras salvajes, entre otras, están en peligro.

Infraestucturas hídricas de disputa

Pakistán también se muestra contrario a la construcción, por parte de India, de la presa de Baglihar, en la cabecera del río Chenab y dentro del territorio de Cachemira. Esta solución privaría de agua a muchas zonas de Pakistán que necesitan el agua de este río para las diferentes demandas agrícolas. El proyecto, que prevé una inversión cercana a los 1.000 millones de euros, se inició en 1999 y se han ejecutado ya las dos fases de las previstas.


Presa de Baglihar. Fuente: Wikipedia/Vinayak.razdan

El conflicto de Cachemira se inició en 1947 y, en este periodo, ha provocado un total de tres conflictos armados entre India y Pakistán, sin olvidar que también China tuvo un enfrentamiento bélico con India en 1962.

Además de los daños que ha provocado en la población de la zona, esta disputa también está perjudicando los recursos naturales de la zona. En ocasiones, hay países que tendrían que adoptar un punto de vista más transversal y darse cuenta de los daños que están provocando. Si no se actúa con rapidez y decisión, las consecuencias serán dañinas para todas las partes implicadas. Entonces, en esta guerra, la derrota será para todos los bandos, incluidos los que no participan en el conflicto.