Aqualia
Connecting Waterpeople

¿Para cuándo el premio Nobel de la Paz para Jane Goodall?

166
0
(0)

Sobre el blog

Xavier Marcelino de Francisco
Xavier Marcelino de Francisco es hidrogeólogo y recientemente ha finalizado un MBA. Ha trabajado durante 7 años en obras civiles (en 4 de ellas como Project Manager).
166
  • ¿ cuándo premio Nobel Paz Jane Goodall?

Jane Goodall (1934) es primatóloga, etnóloga, antropóloga y activista ambiental. Todo el mundo la conoce, todo el mundo, cuando se le muestra su foto, “sí, es aquella mujer que estudia los chimpancés”. Mucha gente no sabría decir cómo se llama, pero su imagen se ha convertido en un icono. Y en realidad, si se ha convertido en un icono, es porque es un ejemplo para los demás. Y justo porque es un modelo a seguir soy de la opinión que merece sobradamente el Nobel de la Paz. Este premio se concede a todas las personas “que hayan trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz". La tarea a la que Jane Goodall está dedicando su vida es la conservación del planeta en el que vivimos; ¿hay algo que pueda llegar a unir más a los pueblos de la Tierra que este objetivo común? Sus conferencias hablan de paz, de respeto hacia todos los seres vivos y culturas, de proyecto común para toda la humanidad.

Su labor ha recibido numerosos reconocimientos y premios pero el Nobel serviría para recordarnos al resto lo que se puede llegar a hacer cuando algo te interesa, pones tu empeño y tienes talento. Para eso y también para servir de ejemplo a los que vienen detrás.

A continuación intentaré explicar los motivos por los que creo que merece un reconocimiento como el Nobel:

  1. Su labor científica ha sido ingente: está considerada la mayor especialista mundial en comportamiento de los chimpancés, a los que ha estudiado durante 55 años.
  2. Porque ha realizado descubrimientos tan importantes como la construcción de herramientas por parte de los chimpancés, algo que se creía estrictamente humano. Este descubrimiento lo hizo a la vez que otro investigador ilustre (y español, por cierto) Jordi Sabater Pi.
  3. Porque fue una pionera: una de las primeras mujeres en estudiar etología, una de las primeras en irse a África a realizar estudios “in situ”, una de las primeras en conseguir el doctorado (1964).
  4. Porque todo eso lo hizo viniendo de una clase media, sin grandes recursos a su disposición.
  5. Porque se ha ganado a pulso con esfuerzo y tenacidad multitud de premios y honores que no hacen sino demostrar toda la labor realizada; entre otros: Príncipe de Asturias, Mensajera de la Paz de las Naciones Unidas, Premio Internacional Cataluña, La Legión de Honor, La Orden del Imperio Británico, el William Procter, El Tyler Prize, La Medalla Benjamin Franklin, el Genesis Award, además de ser Doctora Honoris Causa por diversas universidades.
  6. Porque ha hecho plantearnos el trato que le damos a los primates, nuestros parientes vivos más próximos, con los que compartimos un 99% del ADN. Sus investigaciones han demostrado que no solo compartimos una parte muy importante de nuestros genes, sino también actitudes sociales similares a las de los humanos.
  7. Porque, después de toda una carrera de éxitos, podría seguir estudiando a los chimpancés o haberse retirado y en lugar de eso viaja 300 días al año para concienciar sobre la protección del planeta en el que vivimos.
  8. Porque ha creado un instituto para la protección y conservación de un patrimonio que nos pertenece a todos/as: El Jane Goodall Institute (http://www.janegoodall.es/es/), para la protección y estudio de los primates y que aboga por la mejora de las condiciones de vida y desarrollo de las comunidades humanas que viven a su alrededor. Este enfoque global nos ata a los humanos con la protección del medio ambiente al que pertenecemos y, por ello, la conservación está ligada íntimamente al desarrollo de las comunidades que lo rodean: somos un todo conectado y la labor de este instituto está demostrando que un enfoque conservacionista global, que incluye a las personas, funciona.
  9. Porque sería un reconocimiento indirecto a las miles de mujeres entregadas a sus comunidades y que reciben tan poco apoyo y consideración.
  10. Porque parece que solo los hombres pueden recibir el Nobel y eso es algo que debería cambiar. Hasta el año 2014, 864 personas han recibido el Nobel y de ellas, solo 47 eran mujeres.

Referencias

¿Cómo nace este artículo?

Después de ver el documental que aparece en las referencias, mi mujer me dijo “y esta mujer, ¿cómo es que aún no le han dado el Nobel de la Paz?”

Va por ti, cariño.