Aqualia
Connecting Waterpeople

La necesidad de transformación digital en la gestión de activos

3
106
  • necesidad transformación digital gestión activos
    (Wikipedia/CC).

Sobre el blog

Xialei You
People and Operations Manager en INLOC Robotics S.L.

Blog asociado a:

Publicado en:

Portada iAgua Magazine
Global Omnium
· 106
3

La transformación digital de un sector tiene como propósito proporcionarle herramientas en la dirección de una total conexión entre sus elementos, que le permita actuar de manera ágil y, aún más importante, centrado en el cliente. Este proceso, sin embargo, exige un gran esfuerzo interno de gestión del cambio, ya que transforma por completo la forma de trabajar y, por consiguiente, el mindset de todo su personal.

El sector del agua, seguramente debido a las altas implicaciones de responsabilidad respecto al servicio al ciudadano, es relativamente conservador en este proceso de cambio, tan complejo como necesario, en su forma de trabajar y gestionar activos. Como consecuencia de ello, presenta un grado de digitalización bajo comparado con otros sectores productivos.

Debemos pensar en que los usuarios cada vez demandan más información a tiempo real, son menos tolerantes a los fallos en el servicio y los recursos de que disponen las empresas gestoras son finitos y limitados. Así, se hace necesaria la implantación de sistemas de monitorización que permita al usuario obtener datos –sobre todo de un bien como el agua–, por un lado, y por el otro, a los gestores disponer de información para llevar a cabo tareas de mantenimiento preventivo y, sobre todo, planificarlo adecuadamente teniendo en cuenta las necesidades de la red y los recursos de los que se dispone.

Si bien es cierto que en los últimos años se ha popularizado el uso de tecnología en la gestión de infraestructuras en el mundo del agua, coincidiendo con la explosión de las smart cities, observamos que la mayoría de los procesos digitalizados pertenecen a la gestión de la red de agua potable. Tenemos como ejemplos el empleo de gemelos digitales, el mapeo de infraestructuras mediante sistemas GIS, el empleo de big data para ofrecer servicios de valor añadido al usuario, puntos de muestreo automático para la determinación de la calidad… Esto es debido, como comentaba anteriormente, a las exigencias del usuario, que es cada vez más demandante de información y es cada vez más consciente de lo que consume.

La transformación digital también ha llegado a las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR), que disponen de paneles de control y de procesos altamente sensorizados y digitalizados para dar cumplimiento a la normativa de vertidos, así como cumplir con objetivos ambientales mediante la optimización energética.

La transformación digital ha llegado a las EDAR, que disponen de paneles de control y de procesos altamente sensorizados y digitalizados

Sin embargo, en este proceso de transformación y modernización del sector, iniciado en las partes visibles del ciclo integral del agua, parece que nos hayamos olvidado de las infraestructuras enterradas: el sistema de alcantarillado. Esto ha dado lugar a que se sigan dando casos de desbordamientos o vertidos al mar en épocas de lluvia intensa.

Si bien este hecho podría encontrar su explicación en que es el activo menos conocido por los usuarios y, por lo tanto, el que menos se somete al constante escrutinio público, parece no tener lógica en la política de gestión de activos ya que, según la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), el alcantarillado supone el 62% del valor total de los activos del ciclo integral del agua, siendo, por lo tanto, su activo más valioso.

Así, queda patente un viraje hacia la gestión ágil y proactiva de estos activos mediante el uso de sistemas de medida que permitan la transmisión de datos a tiempo real, la inteligencia artificial para el procesamiento sin sesgos de usuario de estos datos o la robótica para la automatización de procesos, entre otros.

Finalmente, no quisiera acabar este texto sin poner en valor el trabajo de procesamiento de datos. La digitalización –o la transformación digital– no debe ser el fin, sino el medio para conseguir un objetivo. Por consiguiente, es esencial disponer de los datos que nos proporcionan los sistemas digitales, pero es incluso más importante disponer de sistemas fiables para procesar estos datos y convertirlos en información útil para la toma de decisiones.

Comentarios

Redacción iAgua