Connecting Waterpeople

El Chilalo milenario, especialista piurano en el fenómeno El Niño

238
2
(2)

Sobre el blog

Yoel  Esleiter Cordova Elera
Consultor independiente en proyectos hidráulicos, manejo de programas aplicados a la hidraulica, hidrologia y Gestión de los recursos hídricos. Administrador de página Ish ingenieria.
  • Chilalo milenario, especialista piurano fenómeno Niño

Como definición sencilla podemos decir que El Niño-Oscilación Sur (ENOS) es una perturbación del sistema océano-atmósfera en el océano Pacífico-Ecuatorial, con importantes consecuencias para el clima en todo el mundo”.

En el norte del Perú, la tradición a través de las diversas generaciones ha considerado al chilalo como un ave que puede predecir anticipadamente la presencia del Fenómeno El Niño por la ubicación de sus nidos.

Conozcamos más a esta ave

El chilalo u hornero del Pacífico (Furnarius cinnamomeus) es un ave típica de los bosques secos ecuatoriales de Perú y Ecuador, mide aproximadamente 18 centímetros. Los colores que lo caracterizan, tanto el macho como la hembra, son: el canela que cubre la mayor parte de su cuerpo (parte superior y las alas), en la cabeza tiene una corona de color marrón-gris y una franja blanca que nace desde la parta superior del ojo hacia atrás pasando por el pecho y la parte inferior de su cuerpo. Sus patas largas son de color gris o rosado pálido.. En época reproductiva construye sus olleros (nidos) de barro en los algarrobos o en los limoneros principalmente.

La predicción en base a la observación

Es decir: "Si su nido se ubica cerca del tronco, se vendrán las anomalías atmosféricas, pero si está lejos, no hay de que preocuparse"

La observación se basa en la posición del ollero (nido) en relación con el tronco del árbol en el que está construido: “Si el ollero está cerca del tronco indica que el año será lluvioso, Si el ollero está lejos del tronco indica que el año será de intensidad de lluvia normal”

Un estudio experimental realizado por investigadores de la Western University's Advanced Facility for Avian Research (AFAR), demuestra que las aves pueden predecir los cambios en el clima mediante la lectura de la subida y la caída de la presión barométrica.