Connecting Waterpeople
Aqualia

Nos sobran los motivos

242
9
(9)
  • Nos sobran motivos

Sobre el blog

Yolanda Barahona Borja
Asumiendo retos como responsable de marketing de FCC Aqualia, y en este sector nos enfrentamos a muchos.
242

Puede que el blog debiera titularse “La procrastinación en el sector del agua” pero después de terminarlo pensé en buscar un título mucho más marketiniano.

Pro-cras-ti-na-ción. Charlas TED, artículos, tweets… Hasta hace unos años no sabía ni que existía la palabra ¡menuda palabreja! Después de escuchar mi primer TED sobre este tema, pregunté y me dijeron “es el arte de no hacer nada”, yo como buena estudiante de EGB, me fui al diccionario y allí estaba “del latín procrastinare: pro, adelante, y crastinus, referente al futuro, acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables”.

Como dice una preciosa canción de Joaquín Sabina, en el agua “Nos sobran los motivos” para para no retrasar actividades que urgen atender. Desde mi punto de vista, y es sólo una percepción, -soy de marketing-, el agua es un sector que se siente muy cómodo en lo que conoce. Ha costado mucho esfuerzo dominar la gestión del ciclo integral del agua y conseguir en nuestro mundo, nuestro entorno, un servicio excelente para los ciudadanos. Además, estamos dispuestos a exportar nuestro know-how a todos aquellos países que lo necesiten. Como dice la ONU, el sector privado es clave para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sin embargo, en esto de la procrastinación, lo que sabemos hacer muy bien sería lo que denominaríamos actividades agradables. Nos cuesta salir de nuestra zona de confort, y “nos sobran los motivos”, de nuevo, para hacerlo. La sociedad, los ciudadanos demandan que nos ocupemos de otras tareas, que cambiemos la perspectiva. Reflexionar sobre quiénes somos y a qué dedicamos el tiempo puede que nos haga caer en la cuenta de que muchas de las tareas que realizamos no solucionan el problema real del sector, los ataques continuos que sufre y que es tiempo de trabajar en esto, aunque no nos guste, aunque no lo dominemos.

Construir un ambiente inspirador, y dejar de distraernos con actividades que nos influyen de manera negativa, harán que seamos capaces de combatir la tendencia. Los ciudadanos demandan transparencia, valores, que les traslademos nuestra pasión por el agua, que les comuniquemos el deseo de hacer las cosas bien, de contribuir con nuestro granito de arena a crear un mundo mejor, aquí y lejos.

Combatir la procrastinación no es tarea sencilla, se requiere esfuerzo y compromiso, pero al sector del agua, le sobran los motivos.

La redacción recomienda