Aqualia
Connecting Waterpeople
Nuevo Regadío Forum

Los servicios no convencionales del agua. El agua en Gorona del Viento

  • servicios no convencionales agua. agua Gorona Viento
    Depósito superior de la central hidroeólica de Gorona del Viento.

Sobre el blog

Yuri Rubio Mora
Yuri Rubio Mora es Ingeniero civil especializado en hidráulica e hidrología.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Según convención, los servicios vinculados al agua los podemos agrupar básicamente en dos vertientes: de abasto y de saneamiento. Con el tiempo, estos servicios se han ido tecnificando y automatizando, incluyendo procesos denominados “no convencionales”. De esa forma, surgen servicios de agua que incluyen procesos industriales como la desalinización, que podríamos denominar de “servicios no convencionales de aguas”, aunque cada día es más usual encontrar estas tipologías prestacionales a disposición de nuestra sociedad, reservándose la no convencionalidad al lenguaje de los técnicos.

Lo que no resulta ser tan convencional es que el agua sea capaz de prestar un servicio energético a la sociedad. Y es que al agua, desde el punto de vista energético, hay que considerarla como un elemento que contiene en sí mismo tres componentes de energía: una carga de posición, una carga a presión y otra carga a velocidad, pudiendo toda esa energía ser extraída y servida a la sociedad.

Precisamente eso es lo que se consigue hacer con la central hidraúlica reversible que forma parte del complejo de Gorona del Viento. Una “central hidroeólica” cuyo objetivo es prestar apoyo al servicio energético de la Isla del Hierro (Canarias, España), amparándose fundamentalmente en el agua y el viento, ambas fuentes de energías limpias y renovables., convirtiendo al agua en elemento fundamental para proveer un servicio sostenible, respetuoso y capaz, a pesar de su juventud, de atender cada año hasta el 55% de la demanda eléctrica total de la isla en promedio.

Los sistemas con los que cuenta el complejo conforman un binomio perfecto e innovador que además es único en el mundo en materia de energías renovables, al combinar el viento y el agua. Así, el parque eólico de Gorona es capaz de generar un excedente energético que se destina a bombear agua entre un depósito inferior y uno superior que funciona como pila de almacenamiento, que en realidad son dos balsas de agua impermeabilizadas integradas en la morfología del terreno. De esta manera se consigue acumular el agua necesaria en altura, produciendo electricidad a partir del turbinado de un salto hidráulico bruto de 655 m.c.a. y haciéndolo en momentos de escasez de viento, cubriendo los déficits de rendimientos del eólico.

Como ya he dicho el agua es energía y no es solo parte esencial de la central combinada sino que además es la batería de Gorona del Viento, una batería no contaminante y con una eficiencia que no alcanza ninguno de los sistemas hasta ahora desarrollados, pues no merma su capacidad de almacenamiento según pasa el tiempo por ella. Manteniendo su capacidad máxima en los 380.000 metros cúbicos de agua en depósito superior al contrario de lo que sucede, por ejemplo, con las baterías de nuestros smartphones que merman su capacidad con el paso del tiempo.

Publicidad

Desde mi punto de vista, las características claves para proveer un buen servicio de aguas y más cuando el servicio pretende aspirar a cotas de excelencia debieran al menos contemplarse los extremos que desarrollo a continuación, entendiendo que son virtudes extrapolables a otros campos como por ejemplo el de la energía. Un buen servicio además de llevarse a cabo en términos de eficiencia, que se encuentra íntimamente ligada a la capacidad de autocontrol de parámetros, debería asimismo poseer un alto grado resolutivo ante las incidencias y posibles propuestas de mejora que se presenten. Resultando destacable y primordial que el suministro-prestación del mismo consiga efectuarse de manera constante. En ese momento proveeremos un servicio no solo eficiente sino también eficaz, que será capaz de generar un sentido de seguridad en el consumidor último.

Al agua, desde el punto de vista energético, hay que considerarla como un elemento que contiene en sí mismo tres componentes de energía

Así en el caso de Gorona del Viento que ocupo, la idea principal del servicio es convertir una fuente intermitente y fluctuante de energía, que pudiera ser perfectamente una fuente de agua, en un suministro controlado y constante, garantizando la estabilidad de la red eléctrica, maximizando el aprovechamiento de las fuentes renovables y en el caso que interesa, explotando las virtudes del agua. Ya que, la implementación del sistema en su conjunto permite que los motores diesel solamente entren en funcionamiento en casos excepcionales. Es decir, solo en los casos en los que no se dispone ni de viento ni de agua para producir la energía demandada por la población. En el momento en el que el viento es suficiente para abastecer la demanda eléctrica de la población, las turbinas son la reserva rodante, disponibles para accionarse o aumentar la potencia al instante en caso de un descenso de la eólica o un aumento repentino de la demanda. En cualquier caso, con el modelo innovador de gestión binomial de los recursos descrito, el complejo de Gorona siempre será capaz de asegurar la prestación futura.

Y si de lo que se trata es de apostar por el futuro, tender a prestar servicios más sostenibles y respetuosos pudiera ser la virtud que nos abra el camino hacia la nueva excelencia. Llegados a este punto es donde Gorona del Viento se convierte en un auténtico laboratorio de sostenibilidad. Atrayendo a El Hierro a un sinfín de técnicos y responsables institucionales de otros lugares del Planeta interesados en exportar el proyecto de abastecimiento energético. La gran mayoría de este turismo científico que recibe la Central Hidroeólica procede de zonas en las que generar agua tiene un coste energético y medioambiental muy alto; buscan una solución para generar energía con renovables y, con esto, garantizar el suministro de agua a la población, así como los planes de desarrollo de esos territorios. Sin agua no hay industria, no hay agricultura, pero lo más importante, no hay vida.

No me gustaría cerrar este artículo sin apuntar que nuestros esfuerzos presentes deberían estar orientados a mejorar los sistemas de almacenamiento de energía. Porque de nada sirve extraer energía del agua, ni de cualquier otra fuente, si no tenemos un lugar donde almacenar grandes cantidades. Estaremos entonces en disposición de vislumbrar un futuro donde el derroche, la pérdida y la contaminación no puedan convivir con los servicios prestados a la sociedad.

Te puede interesar

Redacción iAgua

La redacción recomienda

18/05/2020 · Usos Recreativos · 57 2

Elefantes feat. Manolo García - Agua (Videoclip Oficial)