La coordinación entre Jordania, Israel y Palestina es fundamental para la recuperación del río Jordán

357
0

Sobre la Entidad

SIWI
Stockholm International Water Institute (SIWI) es un instituto con sede en Estocolmo, que genera conocimiento e informa a la toma de decisiones respecto a la política prudente del agua. Fundado en 1991, SIWI realiza investigaciones, desarrolla la...
  • Río Jordán (Wikipedia).

Los expertos en seguridad hídrica en Oriente Medio reunidos en la Semana Mundial del Agua en Estocolmo dieron la bienvenida a la reciente decisión de Israel de bombear 1.000 metros cúbicos al día de nuevo en el muy degradado bajo Jordán, pero advirtieron que esta cantidad es sólo simbólica y se necesita mucho más por parte de todos para rehabilitar el río a su caudal ecológico mínimo.

En un evento paralelo organizado por el Instituto Internacional de Estocolmo del Agua de Estocolmo (SIWI) y WEDO/Amigos de la Tierra Oriente Medio, expertos de ambas organizaciones han advertido que la falta de un enfoque regional sustentable e integrado de la gestión del río Jordán, agravada por el cambio climático, el crecimiento demográfico, y la continua sobreexplotación durante más de 60 años ha causado la destrucción del río.

En favor de la recarga del río Jordán, con un suministro de agua limpia y estable, Amigos de la Tierra Oriente Medio ha dicho en repetidas ocasiones que los 30 millones de metros cúbicos prometidos por Israel son un paso en la dirección correcta, pero no serán suficientes. Se necesitan entre 400 y 600 millones de metros cúbicos de agua para reponer el bajo Jordán y, como Israel desvía aproximadamente el 50% del caudal del río, se debe asignar al menos 220 millones de metros cúbicos .

Cualquier solución que no incluye la rehabilitación del río Jordán no será sostenible.

SIWI, WEDO/Amigos de la Tierra y Global Nature Fund (GNF) lideran el esfuerzo para avanzar en la adopción de un enfoque de gestión regional a través de un proyecto financiado por la UE, implementando un Plan Director para la rehabilitación del bajo Jordán. El plan regional estará listo en 2015, y propone sincronizar los planes nacionales de Jordania y Palestina con el Plan Maestro desarrollado por el gobierno israelí. Junto a los planes nacionales, se establecerá el primer plan maestro de la región para el bajo Jordán, cuyo objetivo es salvar el río, crear oportunidades económicas en el valle del Jordán y lograr un mayor nivel de seguridad del agua para los tres estados ribereños.

Los parámetros iniciales del plan fueron examinados recientemente por los actores locales en las ciudades jordanas, israelíes y palestinas, así como por expertos internacionales, y ajustaddo en consecuencia por Royal HaskoningDHV, una empresa líder internacional de planificación que tiene a un equipo de consultores regionales e internacionales para elaborar el plan maestro. El plan analiza las pre-condiciones culturales, religiosas, políticas, económicas, turíticas, medioambientales para alcanzar la seguridad de un escenario de cooperación plena en 2050. El plan maestro servirá como una guía para las oportunidades de inversión que apoyarán las gestión transfronteriza sostenible del río Jordán. "La creación de confianza, la transparencia y la armonización de los objetivos son elementos clave para un plan de gestión transfronterizo con éxito en el río Jordán", según el Dr. Alain Maasri, Jefe de la Unidad de Agua y y Lagos en GNF.

Necesidad, no una opción

"La cooperación no es una opción. Sin el refuerzo de la cooperación real, práctica y tangible, no habrá seguridad hídrica en una de las regiones más pobres del agua del mundo", dijo el Dr. Anders Jägerskog , Director de la Unidad Transfronteriza en SIWI.

La continua sobreexplotación durante más de 60 años ha causado la destrucción del río.

Incluso si otros "mega proyectos" para abastecer de agua a los centros urbanos y la agricultura en Jordania e Israel están implementados, cualquier solución para lograr la seguridad del agua que no incluye la rehabilitación del río Jordán no será sostenible, ni ecológicamente ni políticamente, coincidieron los Munqeth Mehyar (Jordania), Gideon Bromberg (Israel) y Nader Khatib (Palestina), directores regionales de FoEME.

El proyecto del canal Mar Rojo- Mar Muerto es un ejemplo de ello. Recientemente, Jordania, Palestina e Israel decidieron presionar a través de la implementación del Canal del Mar Rojo - Mar Muerto, y proveer de energía hidroeléctrica y agua desalinizada en el camino. El estudio de alternativas del proyecto Mar Rojo - Mar Muerto, facilitado por el Banco Mundial para complementar estudio de viabilidad del proyecto, concluyó que si bien la desalación de agua de mar del Mar Rojo mejoraría significativamente el acceso urbano y agrícola de agua, el proeycto debe complementarse con la recuperación del río Jordán.

El estudio de alternativas concluyó que la solución óptima al problema de la escasez severa de agua en Jordania, Israel y Palestina es una combinación de las alternativas: "la combinación de la desalación del Mar Rojo y el Mediterráneo, la importación de agua, el reciclaje de agua y conservación que podrían restaurar completamente el bajo río Jordán, estabilizar el nivel del Mar Muerto por encima de su nivel actual y satisfacer las necesidades adicionales de agua de Jordania, Palestina e Israel. Otras combinaciones incluyen cambios en los patrones de cultivo y los cambios técnicos a la industria de extracción de mineral".

Comentarios