El proceso iniciado por Chevron ante el TPA contra Ecuador viola un tratado bilateral

30
0
30
  • Amazonas.

El procurador general de Ecuador, Diego García, ha solicitado este viernes al Tribunal Permanente de Arbitraje (TPA), con sede en La Haya, que suspenda el proceso iniciado por la petrolera estadounidense Chevron contra el país andino por la supuesta violación de un tratado bilateral.

Chevron acudió en 2006 al TPA para denunciar a Ecuador por la supuesta violación del Tratado Bilateral de Inversiones (TBI), firmado con Estados Unidos en 1993, pero que entró en vigor en 1997, cinco años después de que la petrolera estadounidense se fuera del país andino.

La compañía norteamericana alega que Ecuador ha violado el TBI por iniciar un proceso judicial en su contra por los daños causados a la Amazonía, a pesar de que en una de las cláusulas del convenio bilateral renuncia expresamente a ello.

Ecuador ha violado el TBI por iniciar un proceso judicial en su contra por los daños causados a la Amazonía

Ecuador, por su parte, sostiene que no ha violado el TBI porque los demandantes en este proceso judicial son los habitantes amazónicos, no el Estado ecuatoriano, que es el que renunció a denunciar a Chevron por contaminación ambiental.

Además, el Gobierno de Rafael Correa sostiene que el TBI no es aplicable al caso Chevron porque entró en vigor cinco años después de que la petrolera estadounidense abandonara Ecuador y no se puede aplicar con carácter retroactivo.

Si finalmente el TPA determina que Ecuador ha violado el TBI, le condenará a devolver a Chevron la indemnización que ésta deba pagar a los habitantes amazónicos, lo que, según el ministro de Exteriores, Ricardo Patiño, supondrá la "quiebra" de la nación iberoamericana.

"Cambios fáticos"

La Procuraduría General pretende frenar el proceso en el TPA argumentando que, con el fallo de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), que ratifica la condena a Chevron, pero reduce la cuantía de la indemnización, han cambiado "los presupuestos fácticos".

"Al cambiar estos presupuestos fácticos del reclamo presentado por Chevron en contra del Estado ecuatoriano, se ha vuelto inoficioso e irrelevante lo actuado hasta el momento dentro del arbitraje en marcha", ha dicho, de acuerdo con el diario 'El Telégrafo'.

Además, ha recordado que esto podía pasar, dado que la petrolera estadounidense inició el proceso en el TPA antes de agotar la jurisdicción ecuatoriana, puesto que todavía estaba pendiente el dictamen de la CNJ.

Caso Chevron

El caso se remonta a la década de 1990, cuando los habitantes del lago Agrio denunciaron a Texaco, adquirida por Chevron en 2001, por contaminar la selva y sus acuíferos con cientos de vertidos de deshechos entre 1964 y 1992, provocando daños en cosechas y en la salud pública, incluidas muertes por cáncer.

Chevron, por su parte, sostiene que los pozos donde se realizaron los vertidos de deshechos fueron limpiados y que sus actividades no son responsables de ninguno de los daños causados al medio ambiente y a la salud pública.

En el primer asalto judicial, la Corte de la provincia ecuatoriana de Sucumbíos condenó en 2011 a la empresa estadounidense a pagar 18.200 millones de dólares que, debido a su negativa a hacerlo, han ascendido a 19.000.

En respuesta a un recurso de Chevron, la CNJ ha ratificado el fallo de la Corte de Sucumbíos, pero ha reducido la indemnización a 8.646 millones de dólares, a los que hay que sumar un diez por ciento en cumplimiento de la Ley de Gestión Ambiental, porque en la legislación ecuatoriana no existe la figura de disculpas públicas.

Chevron, que ya no tiene intereses en Ecuador, ha llevado a cabo una ardua tarea para evitar el pago. En febrero de 2011, presentó una denuncia ante un tribunal federal de Nueva York contra los demandantes y sus abogados, argumentando que el veredicto se obtuvo mediante fraude.

Comentarios