Aprobado un desembalse de 1.200 hm3 para la campaña de riego de la cuenca del Guadalquivir

56
0
56

(CHG) El pleno de la Comisión de Desembalse de la Demarcación Hidrográfica del Guadalquivir ha aprobado hoy unas dotaciones de 1.200 hectómetros cúbicos para el riego de los cultivos del Sistema de Regulación General durante la presente campaña, que comprende desde el 15 de abril hasta el 15 de septiembre.

En este sentido, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Manuel Romero Ortiz, ha destacado que “tenemos los pantanos con unas reservas importantes lo que nos permitirá regar con normalidad, siempre siendo cautos y reservando agua de cara los próximos años en los que aún no sabemos qué pasará”.

Al igual que en años anteriores, y atendiendo a las peticiones realizadas por las distintas comunidades de regantes, se prevé un riego extraordinario para el olivar de Jaén de 1.000 m3 por hectárea y para el olivar de Córdoba de 1.000 m3 por hectárea.

Asimismo, la Comisión ha acordado la autorización de 50 hm3 de riegos extraordinarios para superficies de regadío en precario.

Por otro lado, el volumen de agua reservado para que circule por la zona del estuario, fundamentalmente destinado al cultivo del arroz, se ha fijado en 400 hectómetros cúbicos. Con el objetivo de favorecer el riego de la zona arrocera se ha acordado suministrar un caudal medio de 30 m3/seg a través de la presa de Alcalá durante el periodo de campaña y para el abastecimiento de la margen izquierda se ha mantendrá un caudal medio de 8 m3/seg a través del Canal del Bajo Guadalquivir.

En el caso de que se produzca una subida significativa de los valores de sal en la zona del estuario (superiores a 2,50 g/l en pleamar) se concentrará la aportación de los 38 m3/seg de agua asignada para la zona arrocera a través de la presa de Alcalá, reduciendo a cero las aportaciones por el Canal del Bajo Guadalquivir. De este modo, una vez se estabilicen los valores de salinidad del estuario, se restituirán los caudales definidos en situación de normalidad.

Actualmente, los embalses de la cuenca del Guadalquivir están al 73,10 % de su capacidad. En relación a los indicadores del Plan Especial de Actuación en Situaciones de Alerta y Eventual Sequía en la Cuenca del Guadalquivir, el estado global es de “Normalidad”. Por tanto, desde la perspectiva de las reservas, la cuenca cuenta con garantías para el abastecimiento a las poblaciones para tres años y para más de dos años para los regadíos.

Por tanto, al igual que el Sistema de Regulación General, el resto de los sistemas individuales de explotación de la cuenca tendrán unas dotaciones para atender las demandas de riego de un año hidrológico normal.

Desde el mes de febrero, la Comisión Permanente de Desembalse de la CHG ha venido aprobando dotaciones puntuales para abastecer las necesidades planteadas por los regantes en los periodos previos a la Campaña de Riego. No obstante, debido a la escasez de las precipitaciones, la CHG ha decidido no contabilizar los desembalses realizados antes del 15 de abril, ya que han sido totalmente necesarios debido a la situación de sequía meteorológica que se ha producido. Se calcula que el agua consumida en este periodo ha sido de 90 Hm3 netos aproximadamente.

Durante la celebración del pleno de la Comisión de Desembalse se ha planteado la posibilidad de prolongar la campaña de riego más allá del mes de septiembre siempre y cuando no se hayan consumido las dotaciones establecidas y la situación meteorológica lo requiera. Antes dicha petición, el presidente de la CHG se ha mostrado flexible y ha asegurado que la Comisión Permanente estudiará las necesidades para garantizar el buen funcionamiento del regadío en la cuenca del Guadalquivir.  

Comentarios