El recién creado Consorcio de Aguas de Valdeorras es un nuevo modelo para el abastecimiento y la depuración de los municipios gallegos

998
0

Sobre la Entidad

Xunta de Galicia
La Xunta de Galicia es el órgano colegiado de gobierno de Galicia, que políticamente responde ante el Parlamento.
  • A Rúa, uno de los municipios del nuevo Consorcio.
  • El consorcio representa una experiencia piloto para evaluar los costes reales de prestación del servicio de depuración con explotación de depuradoras y servirá para extenderlo la otros puntos de Galicia.
  • La Xunta se compromete a acercar el 75% del déficit previsto de explotación en el servicio de depuración y la Diputación de Ourense el 25% restante.
  • Bajo este modelo de gestión se explotan las depuradoras de la Rúa y del Barco, otras 9 pequeñas que sirven a núcleos de menor entidad y 160 fosas sépticas que necesitan mantenimiento para conseguir los rendimientos esperados.

El conselleiro de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras, Agustín Hernández, destacó que la firma del convenio de colaboración para la gestión del servicio intermunicipal de depuración de aguas residuales en la comarca de Valdeorras marca el inicio de una nueva cultura para el abastecimiento y la depuración de los municipios gallegos, así como el camino que debe seguirse para conseguir un Pacto Local del agua de ámbito autonómico.

Hernández y Jose Luis Baltar Blanco, como presidente de la Diputación de Ourense y del Consorcio de Aguas de Valdeorras, firmaron el convenio. Según el conselleiro, el Consorcio constituye una experiencia pionera y representa el futuro de la gestión del agua en Galicia, que “será coordinada, más sencilla, justa y directa para los ayuntamientos, hecho que repercutirá en un mejor mantenimiento de la red”, precisó.

Este convenio implica una inversión de 630.000 euros para garantizar la viabilidad financiera del Consorcio, y beneficia a 28.000 habitantes de 9 ayuntamientos (O Barco de Valdeorras, O Bolo, Carballeda de Valdeorras, Larouco, Petín, A Rúa, Rubiá, A Veiga y Vilamartín de Valdeorras). Así, la Xunta de Galicia se compromete a acercar un 75% del déficit previsto de explotación en el servicio y la Diputación de Ourense un 25% restante. Además, este acuerdo pretende dotar de mayor liquidez el Consorcio, ya que la Xunta anticipa 2/3 de la aportación correspondiente a los servicios prestados en la anualidad 2013.

El período que abarca el convenio es de dos años.

El período que abarca el convenio es de dos años, tras los cuáles se evaluará la experiencia de cara a sacar conclusiones que permitan su ajuste y el traslado la otros ámbitos territoriales gallegos.

El Consorcio de Aguas de Valdeorras es una experiencia piloto de la Xunta para evaluar los costes reales de prestación supramunicipal de un servicio de depuración que incluya la explotación de las pequeñas depuradoras y fosas sépticas y servirá de experiencia de cara a la posibilidad de extenderlo a otros puntos de Galicia.

La prestación del servicio se sufraga con una tasa de depuración equivalente al coeficiente de vertido de la Xunta de Galicia, de modo que se pueda evaluar su suficiencia para cubrir los costes del servicio en un ámbito territorial del rural gallego. Dado que se trata de una experiencia piloto, se prevé que se produzca un déficit de explotación, lo cual será cubierto por la Xunta de Galicia y la Diputación de Ourense a través de este convenio de colaboración.

Bajo este modelo de gestión se explotan las estaciones depuradoras de aguas residuales de A Rúa y O Barco, otras 9 pequeñas depuradoras que dan servicio a núcleos de población de menor entidad y hasta 160 fosas sépticas que también necesitan de un mantenimiento para que consigan los rendimientos esperados. Además, el Consorcio también gestiona el abastecimiento y saneamiento del ayuntamiento de O Barco de Valdeorras, por lo que en la cabecera comarcal se encarga de la gestión del ciclo integral del agua.

Comentarios