Finalizan las obras de renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento en la calle Conde de Bustillo

76
0
76
  • Sevilla.

La Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (Emasesa) ha terminado las obras de renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento en la calle Conde de Bustillo.

En una nota, el Ayuntamiento de Sevilla informa de que el objetivo de estas obras ha sido la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento, dada la antigüedad y el estado de degradación que presentaban. Por otro lado, como consecuencia de la afección a la pavimentación, se ha procedido también por parte de Emasesa a la renovación de toda la pavimentación de la calle siguiendo las indicaciones marcadas por la Gerencia de Urbanismo.

El objetivo de estas obras ha sido la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento.

Con la sustitución de las canalizaciones y sus acometidas, se garantiza que tanto la red de abastecimiento como la de saneamiento, dispongan de sección y material adecuado a las necesidades de la población, mejorando el caudal y la presión de servicio en el caso del abastecimiento, y mejorando la recogida de pluviales de la zona en el caso del saneamiento.

En cuanto al coste de las obras, que han tenido una duración de cuatro meses y dos semanas, el importe total del proyecto asciende a 536.171,22 euros.

Señala que tanto la red de saneamiento como la de abastecimiento se han instalado por calzada motivado fundamentalmente, por la gran cantidad de servicios existentes por los acerados. Se ha procedido igualmente a la renovación de pozos, acometidas e imbornales, situando estos últimos en función de la pavimentación propuesta por la Gerencia de Urbanismo.

En cuanto a la pavimentación se refiere, una vez instaladas las redes de abastecimiento y saneamiento por la calzada, se ha procedido a la reinstalación del adoquín extraído con la nueva configuración y sección establecida al respecto por la Gerencia de Urbanismo.

Las obras comenzaron el día 10 de junio con la reestructuración del tráfico de la zona, acordado con la Policía Local, así como con la correspondiente señalización y vallado de obra. Seguidamente se procedió a efectuar las calicatas necesarias que permitan identificar y localizar los diferentes servicios afectados y a la colocación de los polietilenos provisionales, adaptando las acometidas domiciliarias de forma que no se ha visto interrumpido el suministro de agua. Las obras finalizaron el día 14 de octubre, si bien, hasta el día 25 no se abre al tráfico para garantizar el correcto fraguado de la base de hormigón del pavimento de adoquín.

Comentarios