Se reestablece el abastecimiento de agua en Tacloban, en Filipinas

29
0

Sobre la Entidad

UNICEF
UNICEF desempeña su labor en más de 190 países y territorios para proteger los derechos de todos los niños. UNICEF lleva 70 años trabajando para mejorar la vida de los niños y sus familias.

Al menos 200.000 personas afectadas por el tifón Haiyan en la ciudad filipina de Tacloban y seis distritos vecinos han recuperado el abastecimiento de agua corriente para beber y cocinar, ya que ha vuelto a trabajar a pleno rendimiento la primera planta de tratamiento de agua recuperada tras el devastador tifón.

Las negociaciones llevadas a cabo entre UNICEF, las fuerzas armadas de Filipinas y USAID han concluido con el compromiso de que se utilizara petróleo el ejército filipino para abastecer la planta de suministro de agua durante cuatro días, y USAID se comprometió a mantener el suministro del combustible necesario de forma permanente.

"Es muy importante suministrar 15 litros de agua potable al día a cada persona si queremos prevenir diarreas y otras enfermedades transmitidas por el agua", dijo el Representante de UNICEF en Filipinas, Tomoo Hozumi.

"Hoy hemos presenciado una muestra de colaboración indispensable entre el gobierno, los donantes y los organismos de la ONU que, literalmente, va a permitir salvar vidas. Gracias a estos esfuerzos, cientos de miles de personas ahora tendrán suficiente agua potable para satisfacer sus necesidades básicas para cocinar, limpiar y mantener su higiene."

Acceso al agua potable

El uso a pleno rendimiento de la planta de tratamiento de agua permitirá que 30.000 conexiones tengan acceso a agua potable. El aumento de la producción de agua desde 15.000 litros cúbicos a los 60.000 litros cúbicos actuales reducirá las colas que se producen en las fuentes públicas.

En las últimas 48 horas, UNICEF ha distribuido agua y suministros de saneamiento con aviones y camiones en Tacloban y otras áreas afectadas, incluyendo Roxas, como parte del trabajo constante por restaurar el suministro de agua potable y reducir así la amenaza de que aparezcan enfermedades causadas por la falta de saneamiento o por agua contaminada.

El próximo paso será reparar las tuberías de distribución de agua y llevar agua a las zonas más inaccesibles.

Comentarios