Proponen construir aljibes para mejorar la gestión del agua en Menorca

75
0
75

El Observatori Socioambiental de Menorca (Obsam) ha propuesto la construcción de aljibes municipales en todos los pueblos de la isla con el fin de dotar a la población de agua gratuita y de calidad para el consumo y lograr de este modo una gestión más sostenible del agua.

"Es cierto que resulta un poco incómodo ir a buscar agua al aljibe, pero supone el mismo esfuerzo que ir al supermercado a comprarla", han asegurado fuentes de la entidad antes de añadir que esta iniciativa supondría un ahorro económico para las familias de cerca de 370 euros anuales y un ahorro de cientos de toneladas de residuos plásticos.

La problemática del agua requiere de una cooperación entre diversas administraciones

Esta es una de las cinco ideas propuestas por el Obsam en un informe que detecta la falta de gestión de la demanda del agua en Menorca, la falta de control sobre las extracciones y la inexistencia de una gestión activa hacia el objetivo de llegar a un buen estado ecológico de las masas de agua en 2015, tal y como propugna la Directiva Marco del Agua.

Desde la entidad han propuesto también la creación de la figura 'Núcleos turísticos hacia la sostenibilidad', que se podría utilizar como marca de calidad turística. La adhesión de estos núcleos a la figura se podría decidir a partir de una comisión que representase a las diferentes partes implicadas. Asimismo, un equipo técnico debería encargarse de marcar los objetivos, las líneas de actuación y de ofrecer apoyo técnico y asesoramiento.

El Obsam ha señalado que Es Mercadal, Sant Lluís y Es Migjorn Gran son los municipios que presentan unos valores más elevados de consumo per cápita de agua. Asimismo, son los núcleos turísticos los que tienen un mayor consumo de agua con entre 800 y 1.100 litros por habitante y día. "Este elevado consumo se debe en gran parte al riego de céspedes y jardinería o a las grandes cantidades de agua que se ha de reponer en las piscinas", han indicado.

La entidad apuesta además por la reactivación y reenfocamiento del Contrato Agrario Reserva de Biosfera (CARB) y destaca la importancia dotarlo de presupuesto y de los medios técnicos necesarios para poder realizar un asesoramiento técnico adecuado, cercano y periódico en las fincas.

En este sentido, el Obsam ha recordado que una sola finca intensiva de regadío puede consumir alrededor de 5.000 metros cúbicos anuales.

Por otro lado, apuntan la necesidad de crear una línea de formación pluridisciplinar para los gestores de los huertos.

Finalmente señalan que la problemática del agua requiere de una cooperación entre diversas administraciones y, en concreto, proponen la creación de un Consorcio Insular del Agua que realice una planificación que enmarque las diversas actuaciones anteriores bajo el paraguas de un plan estratégico u hoja de ruta hacia la sostenibilidad en la Reserva de Biosfera de Menorca.

Comentarios