2.247 euros por tener ilegalmente enganchado el suministro de agua durante años

1.222
0
1222
  • 1.080 euros de multa más una indemnización a la empresa suministradora de 1.167 euros
  • El juzgado de lo Penal número 11 declaró probado que el hombre había firmado una póliza de suministro de agua, aunque la empresa procedió a cortarlo en cinco ocasiones por impago de las facturas.

La Audiencia de Málaga ha confirmado la pena de multa impuesta a un hombre por tener un enganche ilegal para el suministro de agua a pesar de que la compañía se lo había cortado durante varios años por no pagar. Así, se le impone el pago de 1.080 euros y a indemnizar a la empresa con 1.167 euros más.

Según la sentencia de la Sala, a la que ha tenido acceso Europa Press, el juzgado de lo Penal número 11 declaró probado que el hombre había firmado con Emasa una póliza de suministro de agua, aunque la empresa procedió a cortarlo en cinco ocasiones por impago de las facturas.

A pesar de eso, dice la resolución, el acusado realizó "por sí mismo o por encargo a un tercero, puentes de conexión no autorizados por la compañía". Por estos hechos, se le condenó por un delito de defraudación de agua y se le impuso una multa de seis meses a seis euros diarios, es decir, 1.080 euros, más la indemnización.

Esta sentencia fue recurrida por la defensa, que alegó error en la valoración de la prueba y vulneración del derecho a la presunción de inocencia, recurso que la Sección Tercera de la Audiencia ha rechazado, confirmando íntegramente la primera resolución dictada por el juzgado.

La Sala argumenta que no advierte dicho error ni que la prueba practicada sea insuficiente para condenar al hombre, apuntando que aunque las testificales sólo demuestran que hubo una manipulación de la instalación, no está la declaración del acusado, que no compareció al juicio.

Así, recuerda el Tribunal en la sentencia que en la instrucción el hombre dijo que no sabía que la empresa le había cortado el suministro agua varias veces, aunque reconoció que vivía en esa casa hacía 26 años "y que nunca le ha faltado el agua pese a que no está pagando los recibos".

Por tanto, la Sala infiere "que la manipulación defraudatoria sobre la instalación fue realizada por el recurrente o alguien siguiendo instrucciones de aquel, pues sólo al acusado benefició la citada manipulación en orden a continuar disfrutando sin abonar cantidad alguna".

Comentarios