Representantes vecinales se sumarán al encierro de Punxín por las condiciones de abastecimiento de agua potable

72
0
72
  • La Confederación Gallega de Asociaciones de Vecinos ve al alcalde "incapacitado" por "permitir el abastecimiento de agua contaminada".

Representantes de asociaciones vecinales de toda Galicia se desplazarán este sábado, 12 de abril, hasta el Ayuntamiento de Punxín (Ourense), para sumarse durante unas horas al encierro que mantienen los vecinos desde hace diez días como protesta por las condiciones de abastecimiento de agua potable y para reclamar la reducción del coste del servicio, después de que la gestión pasase de una empresa privada a gestión municipal.

El portavoz de la Confederación Gallega de Asociaciones de Vecinos (Cogave), Antonio Paredes, ha explicado a Europa Press que una representación de la comisión vecinal del agua de Punxín participó el sábado día 5 de abril en la reunión celebrada en Lugo, y dieron a conocer su problemática en relación al cambio del sistema de gestión del servicio del agua con las mismas tasas pese a la reducción de costes.

Según Paredes, el alcalde de Punxín, Manuel Vázquez, "abandonó" a sus vecinos "ante el problema que ellos no crearon de contaminación por arsénico" y ahora "aún encima, les quiere seguir cobrando de más".

"Es evidente la insensatez de ese Ayuntamiento que permitió que sus vecinos consumieran agua contaminada sin decirles nada", ha manifestado, en alusión a los informes con analíticas a cargo de la empresa Aquagest -anterior gestora-, de la Diputación, de la Consellería de Sanidade y de los encargados por los propios vecinos.

Alcalde "incapacitado"

El portavoz de la confederación vecinal gallega ha añadido que para los vecinos "ese alcalde está incapacitado y en este momento, es como un padre de familia que deja tirados a los suyos, por ocultar esa información sobre la contaminación natural con arsénico".

Además de sumarse durante unas horas a los vecinos encerrados, cuando lleven 15 días haciendo turnos en el salón de plenos, situado en el sótano de la Casa consistorial, los representantes de Cogave enviarán sendos escritos "a todas las administraciones públicas implicadas en este problema" para "exigirles" una inmediata solución "y que le den carpetazo de una vez a lo que está ocurriendo, que es algo inaudito".

La Cogave, según el portavoz de la comisión vecinal del agua de Punxín, Joaquín Moldes, se comprometió "a hacer de altavoz" y apoyar la iniciativa de los vecinos, cuyo encierro comenzó justo después de un pleno en el que los cuatro ediles del PP rechazaron, con sus votos en mayoría, reducir las tasas del agua que pagan los vecinos.

La petición a cargo de los tres ediles del PSOE se basó en los informes técnicos y de la empresa Aquagest -gestora durante 3 años del servicio- que indican que del coste anual de 120.000 euros que suponía para la empresa -IVA incluido- 63.000 eran subvencionados cada año por el Ayuntamiento.

Según el informe encargado por los vecinos a un economista, explicado en el pleno municipal del día 29 de marzo durante dos horas, el coste real del servicio no supera los 50.000 euros, mientras que el Ayuntamiento entregó a la comisión varios informes con valoraciones diferentes, el último de ellos estimó ese coste en 78.000 euros.

Comentarios