La campaña de verano en la cuenca del Duero no presenta "especiales problemáticas" de escasez de agua

38
0

Sobre la Entidad

Confederación Hidrográfica del Duero
La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) es un organismo de cuenca intercomunitaria, que gestiona las aguas de su demarcación hidrográfica, la parte española de la cuenca del Duero.
Web

Personalidades

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Duero, José Valín, ha asegurado este jueves que se espera una campaña de verano "sin especiales problemáticas" de escasez de agua, "salvo que ocurra una sequía extraordinaria durante varios meses", ya que la situación actual de las reservas embalsadas es positiva.

En declaraciones a Europa Press tras participar en la Comisión de Desembalse del Duero, el responsable del Organismo de cuenca ha explicado que en el encuentro se han analizado las decisiones tomadas durante los episodios de avenidas registrados entre el 1 y el 3 de abril y se han fijado los objetivos de reserva en los embalses para la campaña de verano.

Según José Valín, este período hidrológico se presentará "sin especiales problemas" en la cuenca del Duero, debido especialmente a que en la actualidad el agua embalsada en el sistema hidrográfico llega al 91%, cuando la media de los datos históricos en estas fechas es del 77%.

Salvo que ocurra una sequía extraordinaria, que no llueve desde abril a septiembre, no habrá problemas en el riego

"Salvo que ocurra una sequía extraordinaria, que no llueve desde abril a septiembre, no habrá problemas en el riego", ha apuntado el presidente de la CHD.

En este sentido, ha explicado que en la Comisión de Desembalse se han fijado los volúmenes mínimos que deben quedar al final de cada mes y el objetivo a mantener a finales de septiembre, para prevenir posibles situaciones de sequía. De esta manera, la media de los distintos sistemas a en ese momento será del 30 por ciento.

Valín ha puntualizado que "no todos los ríos son iguales", pues como ejemplo los sistemas del Carrión, el Órbigo o el Pisuerga requieren un límite inferior al 30%.

Asimismo, según el presidente de la CHD, la Comisión, en la que participan representantes de las comunidades de regantes, de las compañías titulares de presas hidroeléctricas y vocales de los ministerios de Agricultura e Industria, ha analizado los episodios de avenidas que se produjeron entre el 1 y el 3 de abril en zonas de León, Zamora y Salamanca.

José Valín ha aseverado que los asistentes se han pronunciado de forma "positiva" ante la gestión de la CHD durante este episodio, que afectó principalmente a los ríos Órbigo, Esla, Tera y Águeda e incluso ha asegurado que han felicitado al Organismo por la "atención día a día" que ha prestado a los regantes.

El presidente ha defendido que los desembalses que se llevaron a cabo en las presas ubicadas en dichos ríos no han coincidido con "los máximos caudales en cauces no regulados" que tributan a los mismos y ha citado, por ejemplo, que en el río Órbigo, con un caudal máximo de 600 metros cúbicos por segundo, el volumen desembalsado había llegado a 130 m3/s, "menos de una cuarta parte".

En todo caso, ha reconocido que en el río Águeda se produjo la "problemática" de que el embalse de Irueña se encuentra en pruebas de llenado, por lo que se tiene que mantener al 100 por ciento. No obstante, ha indicado que mientras el pantano recibía un caudal de 500 m3/s, se soltaba "algo más de 300".

Para las próximas semanas, cuando se espera que se complete el deshielo en zonas de montaña, los embalses de la cuenca del Duero se mantendrán en situación de resguardo, a excepción ya citada del de Irueña, que permanecerá lleno hasta el 10 de mayo. "Si hay lluvias intensas, ya sabemos lo que hay que hacer", ha apuntado José Valín.

Comentarios