Bentley Systems
Connecting Waterpeople
Vector Motor Control
Hidroconta
SCRATS
Fundación We Are Water
Barmatec
Elliot Cloud
Confederación Hidrográfica del Segura
Likitech
Idrica
Filtralite
HANNA instruments
ONGAWA
Centro Nacional de Tecnología de Regadíos (CENTER)
Smagua
VisualNAcert
J. Huesa Water Technology
Saleplas
UPM Water
Saint Gobain PAM
Innovyze, an Autodesk company
TFS Grupo Amper
ECT2
Aganova
AZUD
MOLEAER
Catalan Water Partnership
DATAKORUM
TEDAGUA
Fundación CONAMA
Mancomunidad de los Canales del Taibilla
Kamstrup
IAPsolutions
Consorcio de Aguas de Asturias
CAF
Rädlinger primus line GmbH
Grupo Mejoras
GS Inima Environment
Bentley Systems
Kurita - Fracta
FLOVAC
SEAS, Estudios Superiores Abiertos
Amiblu
Blue Gold
s::can Iberia Sistemas de Medición
Elmasa Tecnología del Agua
Aqualia
Asociación de Ciencias Ambientales
Molecor
Global Omnium
Lama Sistemas de Filtrado
Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Schneider Electric
ISMedioambiente
TecnoConverting
ADECAGUA
ADASA
Almar Water Solutions
NSI Mobile Water Solutions
Fundación Biodiversidad
LABFERRER
Terranova
Danfoss
Regaber
Ingeteam
Gestagua
FENACORE
Red Control
Minsait
Laboratorios Tecnológicos de Levante
Cibernos
Netmore
Agencia Vasca del Agua
ITC Dosing Pumps
ESAMUR
ACCIONA
ABB
Baseform
LACROIX
Fundación Botín
NTT DATA
IIAMA
Isle Utilities
AGENDA 21500
Cajamar Innova
Sacyr Agua
DAM-Aguas
AMPHOS 21
UNOPS
Xylem Water Solutions España
EMALSA
ICEX España Exportación e Inversiones
AECID
STF
Control Techniques
Gobierno de la Comunidad de Madrid
EPG Salinas

Se encuentra usted aquí

Aumentadas las distribuciones de agua en Siria para prevenir expansión de la COVID-19

Sobre la Entidad

Acción Contra el Hambre
Acción contra el Hambre es una organización humanitaria internacional, neutral e independiente que combate la desnutrición a la vez que garantiza agua y medios de vida seguros a las poblaciones más vulnerables.
Minsait
  • Aumentadas distribuciones agua Siria prevenir expansión COVID-19

El acceso a agua segura y a material de higiene básica, la protección de un sistema sanitario mermado por nueve años de conflicto y la amortiguación del golpe económico relacionado con las limitaciones de movimientos son nuestras prioridades, intervenciones que estamos readaptando ante el nuevo reto humanitario. 

Siete de cada diez sanitarios han salido del país desde 2011. Solo 59 de los 111 hospitales del país siguen funcionando, sin suficiente material médico y un aprovisionamiento limitado debido a las sanciones. Las UCI con ventiladores en hospitales públicos son menos de 500.

Nuestro equipo en Siria teme una expansión rápida de la enfermedad como la que se está produciendo en los países vecinos: “estamos redoblando esfuerzos para garantizar cuanto antes el acceso a agua segura y material de higiene básica, dos elementos cruciales para prevenir contagios. También estamos equipando ambulancias y centros de salud para estar mejor preparados ante los riesgos de la pandemia”. En Acción contra el Hambre hemos escalado ya las distribuciones de agua en Hasakeh y Alepo Rural y esperamos poder hacer lo mismo próximamente en las zonas recién liberadas del distrito de Ildib. 

“Recordamos que la pandemia amenaza a un país en el que ya 11 millones de personas necesitan ayuda humanitaria (de ellos 4,5 en aguda necesidad) y existen seis millones de desplazados internos, refugiados y retornados. Las restricciones de movimientos puestas en marcha desde el 14 de marzo están dificultando la actividad humanitaria de la que dependen todas estas personas”, explica Chiara Saccardi, responsable geográfica de Acción contra el Hambre para Oriente Próximo.

“Nos preocupa especialmente la situación en los campos de desplazados en el noreste pero también un posible brote en el noroeste, donde la falta de acceso a agua segura dejan a la población completamente expuesta”. Las continuas interrupciones en el suministro de la estación de agua de Alok, principal suministro para medio millón de personas en Hassakeh son solo un ejemplo más de cómo el conflicto deja completamente desprotegida a la población civil ante enfermedades, especialmente a los niños menores de cinco años y personas con discapacidad en un momento en el que lavado continuo de manos con jabón se convierte en un elemento clave para detener la propagación del virus. Las farmacias de la zona están desprovistas de material médico y medicamentos.  

Impacto económico

La restricción de movimientos golpeará duramente a una población muy dependiente del pequeño comercio como medio de vida. El país está registrando una alta inflación y ha sufrido una devaluación de un 50% en su moneda respecto a hace un año.

Aumentar la protección de los sanitarios y la capacidad de diagnóstico, un adecuado seguimiento de los casos, sus contactos y su aislamiento, campañas de sensibilización sobre higiene, cloro para el agua y acciones dirigidas directamente a salvar vidas como distribuciones humanitarias son las claves de la respuesta humanitaria contra la COVID-19 en Siria. Trabajamos en Siria desde 2008, garantizando ayuda humanitaria a más de 300 000 personas desde el comienzo de año.

Redacción iAgua

La redacción recomienda