Connecting Waterpeople
Premios iAgua 2018
110 nominados en 23 categorías aspiran a coronarse en la gala que se celebrará el próximo 19 de Diciembre.
Acciona Agua

Maribel Fornies: "Animo a las empresas a que den oportunidades a profesionales mujeres"

1.205
  • Maribel Fornies: "Animo empresas que den oportunidades profesionales mujeres"

Sobre la Entidad

Acciona Agua
ACCIONA Agua es una empresa líder con capacidad para diseñar, construir y operar plantas de tratamiento de agua potable, depuradoras de aguas residuales, tratamientos terciarios para reutilización y plantas desalinizadoras por ósmosis inversa.
· 1205

Maribel Fornies, Directora de Operaciones en la desaladora de Umm Al Houl de Acciona Agua en Qatar, nos cuenta en 'Mujeres y Agua' su experiencia como mujer en un país de Oriente Medio, donde las diferencias entre hombres y mujeres son más acusadas que en nuestro país.

Pregunta - En primer lugar, nos gustaría conocer en detalle su trayectoria profesional hasta el puesto que ocupa actualmente.

Respuesta - Una vez terminé los estudios de Ingeniera Química en la Universidad de Barcelona comencé a trabajar en Acciona Agua, en el Departamento de I+D… de esto hace ya 10 años!

Los 3 primeros años los dediqué al diseño y construcción de una planta piloto para Dow Water & Process Solutions, el que considero hoy fue mi bautismo en proyectos internacionales. Mi inquietud a nuevas experiencias hizo que cambiara de equipo y me incorporara al departamento de Construcción Internacional con en el que pasaría 1 año y medio en la Planta Desaladora de Beckton, en el corazón de Londres. Sin duda una excelente oportunidad para mi desarrollo profesional como Ingeniera de Procesos. El siguiente salto me llevó un poco más lejos, hasta las antípodas australianas. Casi 4 años en la ETAP de Mundaring (Perth) donde concluí como Jefe de Operaciones y Calidad de agua. Las ganas de seguir creciendo y de alcanzar nuevos retos, hicieron que aterrizara en el pequeño país del golfo, en Qatar, donde ya llevo algo más de 1 año en el proyecto de la desaladora de Umm Al Houl donde actualmente ejerzo de Jefe de Operaciones.

A medida que seamos capaces de difuminar la línea divisoria entre carreras conocidas como “de hombres y de mujeres”, deberíamos también minimizar estas diferencias

P. - En el sector del agua persiste una importante brecha de género. ¿A qué cree que se debe este problema?

R. - Recuerdo que en la universidad, en mi clase de ingeniería tan solo un 25% éramos chicas, porcentaje que poco a poco va al alza, algo que me alegra enormemente.

Si pensamos en el sector del agua, vemos que la demanda de ingenieros es muy alta, por lo que es lógico que siga habiendo una clara mayoría de hombres en el sector. Con el paso generacional, y a medida que seamos capaces de difuminar la línea divisoria entre carreras comúnmente conocidas como “de hombres y de mujeres”, deberíamos también poder minimizar estas diferencias tanto a nivel de las aulas como en las empresas.

Desde mi puesto actual como Operations Manager puedo decir que, a pesar de estar rodeada a diario por un gran número de trabajadores masculinos, ya sea compañeros, subcontratistas o cliente, las funciones y trabajos pueden desarrollarse con el mismo éxito y calidad independientemente del género.

En Qatar uno se ve inmerso en un país convencional, con un fuerte arraigo cultural, en el que la religión juega un papel importante y en el que claramente, hay una distinción entre hombres y mujeres tanto a nivel familiar como en el terreno profesional; sin embargo, el empresario Qatarí busca un trabajo bien hecho, organizado, que le aporte seguridad en sus inversiones y una vez lo consigue y acepta que el trabajo ha sido realizado por una mujer, lo valora e incluso llega a apreciarlo.

Recuerdo que en la universidad, en mi clase de ingeniería tan solo un 25% éramos chicas

Sin duda, considero que la brecha de género es un tema sencillamente cultural, y que en sociedades como las del Medio Oriente las diferencias están aún más marcadas. Nuestra obligación es trabajar para así poder transformar costumbres, siempre desde el lado del respeto.

P. - ¿Cuenta Acciona con programas y/o herramientas que fomenten la igualdad y se encaminen a cerrar dicha brecha?

R. - En Acciona hace ya unos años que se implementó un comprometido Plan de Igualdad, el cual persigue minimizar la brecha de género, ofreciendo igualdad de oportunidades así como reconociendo la valía y méritos personales con independencia del sexo, edad y raza.

Personalmente, gracias a Acciona Agua he tenido la oportunidad de conocer y trabajar en distintos países y culturas, recorriendo varios departamentos de la empresa así como también creciendo profesional y personalmente en distintos puestos de trabajo y asumiendo mayor responsabilidad y posiciones de liderazgo.

Podría verse el departamento de I+D como una de las áreas de la empresa en las que más mujeres trabajan, y el de Construcción y Puesta en marcha, en donde los trabajos requieren salir a obra y realizar actividades de mayor esfuerzo físico, como áreas tradicionalmente masculinas. Mi evolución dentro de Acciona Agua podría entenderse como un ejemplo claro de que la empresa fomenta la igualdad abriendo las puertas a cualquier departamento y disciplina independientemente del género.

Un punto clave es hacer que los propios compañeros se sientan orgullosos de nosotras, que no nos vean como un desafío, sino como una parte más del equipo

Otra iniciativa de Acciona Agua junto con empresas australianas, y en la que tuve el honor de ser una de las invitadas en el 2016, es la celebración del día Internacional de la Mujer, en el que se organizan unas jornadas con mujeres líderes de varios sectores, apoyando y fomentando así el desarrollo de la mujer en posiciones de alta responsabilidad.

P. - ¿Qué otras medidas (además de las contempladas por las empresas) serían, en su opinión, efectivas para alcanzar la paridad en el sector del agua?

R. - Animo a las empresas y a los actuales directivos a que den oportunidades a profesionales mujeres. Un punto clave es hacer que los propios compañeros se sientan orgullosos de nosotras, que no nos vean como un desafío, sino como una parte más del equipo, al que aportamos valía y perseverancia.

La presencia femenina en cargos del sector del agua en el Medio Oriente no hará que cambie la sociedad, pero de lo que estoy segura es de que si ayudará a transformarla.

El factor cultural es difícil de cambiar, por ello hay que trabajar, ser constantes y así ganar méritos. En Qatar, un hombre no estrecha la mano a una mujer, no está bien visto. Reconozco que al principio me constó aceptarlo, sin embargo, tras hacer un buen trabajo y hacerme valer, el mismo CEO qatarí es quien ahora busca darme la mano como saludo en lugar de asentir con la cabeza. Estoy convencida que la próxima vez que coincida con una mujer en un cargo del sector del agua, le sabrá dar una oportunidad.

Es importante saber inculcar nuevos valores, y no sólo en las generaciones que siguen sino también en la propia empresa

P. - Hablando en primera persona, ¿qué dificultades ha enfrentado a lo largo de su carrera por el hecho de ser mujer?

R. - Probablemente haya sido en Qatar. Recuerdo el primer día que llegué al proyecto de Umm Al Houl. En la entrada a obra, un enorme panel mostraba el logo de las empresas participantes en el proyecto así como el número de trabajadores en obra en el día: 15.572 personas. Nunca olvidaré la cifra. Mayor fue mi sorpresa cuando descubrí que sólo éramos unas pocas mujeres y que podíamos contarnos con los dedos de una mano y aun así sobraban.

Más que dificultades, diría impotencia y decepción. Participar en reuniones con el cliente, en las que en una mesa de 20 personas eres la única mujer y poder palpar la desconfianza de alguno de ellos poniendo en duda tus aptitudes y valía, hace que tengas que esforzarte y demostrar más. La misma desconfianza se traslada a tu propio equipo, pero que con el tiempo lo acepta e incluso se enorgullece de que seas su jefe.

A lo largo de este año en Qatar, en dos ocasiones me ha tocado asumir las responsabilidades y rol de otros compañeros que han abandonado el puesto por enfermedad y/o baja voluntaria. Ante estas situaciones, no cabe la menor duda que uno debe aprovechar la oportunidad que se le presenta, sobretodo siendo una mujer luchadora, pues una bien sabe que no es fácil llegar a estos puestos.

Si bien es cierto que la brecha por género se va reduciendo, aún queda un largo camino para acabar con las diferencias salariales para una misma posición cuando se trata de una mujer.

Animo a las empresas y a los actuales directivos a que den oportunidades a profesionales mujeres

P. - ¿Qué otros desafíos cree que es prioritario abordar en el sector?

R. - Nos encontramos ante una sociedad llena de prejuicios y estereotipos, que no lleva a otra cosa más que a retroalimentar las diferencias de género. Es obligación de todos buscar y provocar el cambio.

Las empresas deberían saber aprovechar el potencial de sus trabajadoras, darles visibilidad, no desperdiciar ni una gota de talento para así aumentar la competitividad y rentabilidad de la empresa en su conjunto. Se trata de romper barreras, eliminar frenos y catalizar la valía de la mujer en puestos de liderazgo.

Es importante saber inculcar nuevos valores, y no sólo en las generaciones que siguen sino también en la propia empresa, de modo que los compañeros hombres sean los primeros que colaboren a que este cambio sea posible.

P. - En contraposición, ¿cuáles cree que son los mayores logros alcanzados en el sector?

R. - Un referente para mí en el sector del agua es Sue Murphy CEO de Water Corporation en Western Australia. Viviendo en Perth y trabajando en la ETAP de Mundaring tuve la posibilidad de conocerla. Se trata de una mujer con encanto que ha conseguido hacerse un hueco en las altas esferas del mundo del agua. Es un ejemplo que confirma que más que lo que uno logra, lo que realmente importa es como se transmite, y es algo que intento aplicar en mi día a día, rodeada de hombres. Una vez dijo que el agua ya era negocio de las mujeres, ya que en el tercer mundo es tarea de la mujer llevar el agua al hogar.

Así pues, no olvidemos logros como el de Sue Murphy y hagamos que todos nuestros esfuerzos como mujeres sumen al suyo.

La redacción recomienda

11/11/2018 · Infraestructuras · 143 6

Centenario de la Central Hidroeléctrica de Seira (Huesca, España) | ACCIONA

31/10/2018 · Vídeos · 485 8

En la frontera de la transformación digital

29/10/2018 · Entrevistas · 540 12

"La gestión del agua en urbes latinoamericanas tiene un gran recorrido para incorporar eficiencia"

25/09/2018 · Calidad del Agua · 579 7

El ciclo integral del agua | ACCIONA