Connecting Waterpeople
Contenido premium

"El área de Agua de ACCIONA ha crecido en los últimos años gracias al éxito en Oriente Medio"

Una pandemia mundial nunca llega en buen momento, pero al menos para el área de Agua de ACCIONA llegó con los deberes hechos. El boom de los megaproyectos en Oriente Medio ha situado a la compañía en una posición de privilegio que deja en el olvido la pérdida del contrato de ATLL. ACCIONA salda este 2020 con un balance positivo, y ratifica su apuesta por la sostenibilidad y la digitalización para liderar la reconstrucción desde la gestión del agua.

Alejandro Jiménez, ingeniero de Caminos por la Universidad Politécnica de Madrid, fichó en 2002 por Pridesa, compañía en la que se mantuvo hasta la compra por parte de ACCIONA en 2006. Desde entonces, Alejandro Jiménez ha dedicado la mayor parte de su carrera profesional al sector del agua, liderando el desarrollo de proyectos de desalinización, agua y saneamiento, además de contratos de servicios municipales de agua en diferentes geografías, incluyendo Medio Oriente, Estados Unidos, Australia y América Latina.

Tras una enriquecedora aventura de cuatro años en la Abu Dhabi National Energy Company (TAQA), volvió en 2017 a la empresa que dirige José Manuel Entrecanales. Ahora, desde su actual responsabilidad como director de desarrollo de negocio & sostenibilidad de Agua en ACCIONA, enfrenta un reto tan apasionante como desconocido: el de la recuperación post-COVID. Y lo hará apoyado en unos pilares sólidos que han permitido a la compañía cerrar un 2020 “excelente” a pesar de las circunstancias.

Publicado en iAgua Magazine 32 - Diciembre 2020
iAgua Magazine 32

Desde su puesto actual como director de desarrollo de negocio & sostenibilidad de Agua en ACCIONA, ¿podría resumirnos cuál es la posición de la compañía en los ámbitos de gestión de servicios y construcción y mantenimiento de infraestructuras?

La compañía ha experimentado un crecimiento espectacular en los últimos 2-3 años, derivado principalmente del éxito en Oriente Medio, donde hemos tenido y estamos teniendo una época de grandes megaproyectos de desalación debido fundamentalmente al cambio tecnológico por el que, de manera generalizada, se están reemplazando las desaladoras térmicas en cogeneración por grandes desaladoras por ósmosis inversa.

Este éxito nos ha permitido sobre-compensar en ventas la pérdida del contrato de ATLL de hace dos años, que fue un impacto importante para nosotros.

Geográficamente, aparte de los países del Golfo, seguimos con nuestra presencia histórica en Latinoamérica y con proyectos activos en prácticamente todos los países más importantes: sudeste asiático, con adjudicaciones recientes en Hong-Kong, Filipinas y Vietnam; Australia; Egipto; y Canadá y Estados Unidos, por mencionar los más relevantes, aparte por supuesto de nuestros mercados domésticos que incluyen también Italia y Portugal.

¿Cuál ha sido el impacto de la COVID-19 en el desarrollo de la actividad del área de Agua de ACCIONA? ¿Qué balance hace de 2020?

Comparándonos con otros sectores, creo que podemos calificar el impacto de la COVID-19 en nuestra compañía como moderado. El sector del agua casi se puede calificar como defensivo ante una circunstancia tan grave como ha sido esta pandemia.

En nuestro caso, hemos notado claramente el impacto en el retraso en la ejecución de obras en curso. También hemos visto demoras en adjudicaciones y convocatorias de nuevos proyectos, derivadas de las restricciones presupuestarias de las diferentes administraciones y la propia incertidumbre que supone para los reguladores y planificadores la situación actual. No obstante, tuvimos la suerte de que arrancamos el año con adjudicaciones importantes, con lo que lo terminaremos razonablemente bien también en contratación.

Hemos sabido hacer de la necesidad una virtud, y hemos descubierto nuevas formas de hacer las cosas que se quedarán tras la COVID-19

En cuanto a nuestra actividad de Servicios, hemos visto también caída moderada de facturación, obviamente mayor en los servicios que tenemos en área turística.

Sin embargo, también ha habido aspectos positivos de esta experiencia que hemos vivido y estamos viviendo. Al igual que muchas otras compañías, hemos sabido hacer de la necesidad una virtud, y hemos descubierto nuevas formas y más eficientes de hacer las cosas que se quedarán en la compañía cuando los efectos de la crisis de la COVID-19 hayan pasado. Un ejemplo claro son las actividades que hemos conseguido desarrollar en remoto, como puede ser la puesta en marcha de nuestras plantas reduciendo al mínimo el personal on site a base del desarrollo e implementación de nuevas herramientas.

Y de cara a 2021, ¿cuáles son sus expectativas?

Pues somos moderadamente optimistas, pero todo dependerá de la evolución de la pandemia. Si todo va razonablemente bien en aquello que no podemos controlar, como es la COVID-19, esperamos poder superar las cifras de 2020, que no es tarea fácil siendo este año un año excelente, como he comentado.

¿Cómo valoraría la situación actual del mercado concesional español? ¿Qué posición quiere ocupar ACCIONA en este ámbito?

Entiendo la pregunta como el mercado concesional de gestión integral de los servicios de agua municipales más que las concesiones para la construcción y operación de infraestructuras de agua, porque en este segundo tipo el mercado concesional es prácticamente inexistente, lo cual es una pena porque sería muy conveniente, especialmente en la situación actual, poder atraer capital privado para poder desarrollar las infraestructuras de agua que este país necesita, especialmente en depuración.

En cuanto a las concesiones de gestión integral de agua, tenemos actualmente una presencia que está todavía muy lejos de nuestros dos grandes competidores. Tenemos mucha vocación de crecer en este sector en España y ser un actor más relevante, pero no es nada fácil, ya que prácticamente no se convocan concesiones nuevas actualmente y competir en aquellas que van expirando siempre es más complicado.

España se ha caracterizado por mantener una inversión muy baja en las infraestructuras de agua en los últimos años. ¿Cree que puede revertirse esta situación a corto plazo? ¿Depositan esperanzas en los Planes de Recuperación?

Creemos y confiamos en que sea así. Efectivamente ha habido un déficit muy claro de inversión en nuestro sector en los últimos años que va haciendo cada vez más grande el problema, y que se ha traducido en incumplimientos con la Directiva Marco del Agua que están acarreando multas cada vez mayores.

Los fondos de recuperación europeos, ya sean los disponibles vía subvención como los préstamos, sí podrían ser una herramienta importantísima para comenzar a revertir esta situación en la que estamos. Pero, para eso, hay que hacer bien los deberes desde el sector y las administraciones, ya que hay muchos otros sectores postulándose para captar esos fondos.

También creo que es importante el capital privado, como he mencionado anteriormente, vía concesión de infraestructuras con la fórmula de colaboración público-privada, pero perfeccionada, ya que el esquema regulatorio actual dificulta mucho este tipo de proyectos.

Otra área geográfica clave para ACCIONA es Oriente Medio. ¿Cómo valoraría la situación del mercado de la desalación en esta zona?

Como he comentado, estamos experimentando un boom de megaproyectos al que todavía le quedan al menos un par de años. Una vez que ya se han sustituido la mayoría de esas desaladoras térmicas, veremos esos grandes proyectos cada vez más espaciados en el tiempo conforme vaya habiendo incrementos de demanda.

Lo que sí ha producido esta oleada de proyectos es una optimización tremenda en los costes de desalación con tarifas que hace unos años nos hubieran parecido increíbles, llegando a cifras por debajo de treinta céntimos de dólar por metro cúbico. El grueso de esta reducción en las tarifas se debe al menor coste de financiación y el menor coste marginal de la energía, pero también ha habido optimización de los diseños y una competencia muy agresiva en márgenes que nos obliga a estar muy despiertos en la búsqueda de nuevas soluciones y nuevas formas de hacer las cosas.

¿La evolución de la tecnología en materia de desalación es suficiente para que su expansión continúe en los próximos años en todo el planeta?

Desde hace ya varios años, las mejoras y optimizaciones en desalación suponen mejoras de coste del agua marginales. Nada que ver con las innovaciones incorporadas hace más de una década que supusieron saltos tremendamente significativos en el coste, como pudieron ser los recuperadores de presión isobáricos o las nuevas generaciones de membranas.

Sería muy conveniente poder atraer capital privado para poder desarrollar las infraestructuras de agua que España necesita

En mi opinión, hay un elemento más importante que la evolución de la tecnología de desalación a la hora de hacer la desalación viable económicamente en cada vez más sitios, y es el coste de la energía. Con la introducción cada vez más generalizada de las energías renovables, estamos en un escenario de una bajada progresiva del coste marginal de la energía, que hace que el agua desalada pueda competir cada vez mejor con otras fuentes de agua que, por otra parte, muchas veces no son sostenibles por no ser fuentes renovables.

2020 ha sido un punto de inflexión para la transformación digital de la industria del agua, una tendencia en la que ACCIONA ha destacado en los últimos años. ¿Cómo valora su posicionamiento en este ámbito y qué planes de futuro manejan?

Como comentaba, creemos que hemos aprovechado razonablemente bien este punto de inflexión, y tenemos la convicción de ahondar en esa transformación digital. Tenemos muchas iniciativas en marcha que sería largo de contar. Un aspecto en el que estamos profundizando cada vez más, a través de nuestro centro de control (CECOA), es el tratamiento de los datos generados en nuestras instalaciones para, a través de herramientas de Data Analytics e inteligencia artificial, poder predecir comportamientos y aflorar iniciativas de mejora de eficiencia de nuestras plantas.

  • "ACCIONA siempre ha priorizado la sostenibilidad ambiental, social y económica en la toma de decisiones estratégicas y de negocio"
  • "Es ahora cuando se está concibiendo el marco que va a favorecer proyectos y compañías más sostenibles y penalizar a los que no lo sean"

Además de ser el director de desarrollo del negocio de Agua en ACCIONA, usted también dirige la parte de sostenibilidad. ¿De qué manera integran la sostenibilidad en sus proyectos?

ACCIONA, como grupo, siempre ha priorizado el elemento de sostenibilidad ambiental, social y económica en la toma de decisiones estratégicas y de negocio. También hemos sido abanderados de la causa del desarrollo sostenible desde hace muchos años.

El trabajar dentro de ACCIONA nos obliga a ser especialmente sensibles a este respecto y cumplir con unos parámetros muy exigentes que nos autoimponemos, pero que también se nos exige para poder figurar en la liga de las compañías más sostenibles del planeta, como puede ser el índice Dow Jones de sostenibilidad.

Un ejemplo de cómo lo integramos en nuestros proyectos es el cálculo e incorporación del coste asociado de las emisiones de carbono asociadas a cada proyecto.

¿Cómo puede esta estrategia ayudar a marcar la diferencia entre sus competidores?

Creo que es ahora mismo cuando se está concibiendo el marco, en muchos países, que va a favorecer proyectos y compañías más sostenibles y penalizar a los que no lo sean.

En la Unión Europea ya se ha desarrollado el concepto de taxonomía sostenible que permite clasificar proyectos y actividades, y que supone el paso previo a que se incentiven los proyectos vía mejores condiciones de financiación o muchas otras vías posibles que tendrán de desarrollar las administraciones.

Prácticamente la totalidad de las inversiones de ACCIONA se destina ya a proyectos conformes a la taxonomía, con lo que partimos de una posición competitiva muy buena para todo lo que está por llegar.

Diálogo con Alejandro Jiménez, director de desarrollo de negocio y sostenibilidad de ACCIONA