Connecting Waterpeople
Nuevo Regadío Forum
ACCIONA

"Pensar y actuar con criterios sostenibles nos hace mejores como compañía y como grupo humano"

  • "Pensar y actuar criterios sostenibles nos hace mejores como compañía y como grupo humano"
    Mercedes Bengoechea, gerente de Sostenibilidad de Agua en ACCIONA. (Imagen: Pablo González Cebrián/iAgua)
  • La apuesta de ACCIONA por la sostenibilidad se ve materializada en su nuevo Plan Director de Sostenibilidad, que permitirá a la compañía atraer al mejor talento y conseguir una mejor financiación y valoración de los clientes.
Descargar artículo en PDF
Iniciar sesión

Sobre la Entidad

ACCIONA
ACCIONA es una empresa líder con capacidad para diseñar, construir y operar plantas de tratamiento de agua potable, depuradoras de aguas residuales, tratamientos terciarios para reutilización y plantas desalinizadoras por ósmosis inversa.

Publicado en:

Portada iAgua Magazine

Mercedes Bengoechea, gerente de Sostenibilidad de Agua en ACCIONA, es la encargada de liderar, junto a su equipo, la transición hacia un entorno sostenible en el que el enfoque regenerador se sume a la responsabilidad y la resiliencia en todas las acciones del área de agua de ACCIONA.

Así, en esta entrevista detalla los próximos pasos a dar, sin olvidar el camino recorrido desde el primer lema “pioneros en sostenibilidad” hasta el actual “Business as unusual”.

Pregunta: En primer lugar, ¿podría contarnos brevemente su trayectoria profesional hasta su puesto actual en ACCIONA, y cuáles son las labores que se realizan desde su departamento?

Respuesta: Hace dieciocho años me incorporé al mundo del agua en PRIDESA, concretamente en el departamento de prevención, calidad y medioambiente. En aquellos momentos, el objetivo era la certificación de todas las actividades de la empresa bajo las diferentes normas UNE-EN ISO, y mi función estaba muy relacionada con la identificación de los procesos, la implantación de los sistemas y el control de los procedimientos. Una vez en el grupo ACCIONA, y sobre todo con los primeros planes de sostenibilidad, me fui orientando cada vez más hacia el área de la sostenibilidad, especialmente en lo referente al capítulo sociedad, donde trabajamos bajo el compromiso con el progreso de las comunidades donde operamos. En este momento, decido ampliar mis conocimientos con la realización del máster en responsabilidad social corporativa y sostenibilidad de la UNED.

Uno de los avances más importantes que el ser humano ha logrado en las últimas décadas del siglo XX ha sido la definición de la sostenibilidad

El año pasado, justo antes de la pandemia, y dentro de la estrategia de sostenibilidad de ACCIONA, que cree firmemente que pensar y actuar con criterios sostenibles nos hace mejores como compañía y como grupo humano, se decide escindir la función de Sostenibilidad de los departamentos donde se había ubicado tradicionalmente. A partir de ese momento, como Departamento de Sostenibilidad hemos trabajado fundamentalmente en el diseño del nuevo Plan de Sostenibilidad y en el cierre de los objetivos del anterior, así como en la comunicación y sensibilización del compromiso de ACCIONA con la sostenibilidad. Evidentemente, sin descuidar las áreas habituales de reporte, consolidación de los datos y certificación de eficiencia energética.

Pablo González Cebrián

P.- En líneas generales, ¿cómo cree que ha evolucionado el concepto de sostenibilidad aplicada a las empresas en los últimos años?

R.- Sinceramente, creo que uno de los avances más importantes y decisivos que el ser humano ha logrado en las últimas décadas del siglo XX ha sido la definición del concepto de sostenibilidad. Si lo pensamos bien, supone un cambio de mentalidad decisivo. Sin embargo, no es un concepto estático, y ha ido evolucionando con el tiempo.

Para entender su evolución, hay que entender el contexto en el que surge, que no es otro que el de la progresiva toma de conciencia, individual y colectiva, de la interdependencia que nos relaciona con la naturaleza. Como sociedad, hemos comprobado que nuestros actos pueden producir efectos negativos, a veces irreversibles, y que afectan a nosotros y a nuestro entorno.

Los inversores muestran una creciente demanda de información sobre la cuantificación y valoración monetaria de los impactos sociales

Es esta percepción la que ha posibilitado en el ser humano una actitud más reflexiva y autocrítica de su relación con los demás seres humanos, con los demás seres vivos y con nuestro entorno. En este contexto, la sostenibilidad se constituye en una nueva pauta social, económica y cultural, en una nueva forma de pensar y de hacer; en un modelo para conseguir un equilibrio entre medioambiente y desarrollo, entre el bienestar de las generaciones actuales y el de las venideras y que afecta directamente a las empresas como entes sociales.

El concepto de sostenibilidad en el mundo empresarial ha evolucionado del tiempo de reflexión y autocrítica, y de asunción de responsabilidades, a la del tiempo de oportunidades y nuevas perspectivas. Las empresas, además de generar riqueza, deben de crear también valor para todos los grupos de interés. Esta evolución conduce incluso a una redefinición del concepto “empresa”, enmarcado en un contexto de solidaridad y respeto hacia el resto de los seres vivos y su entorno natural. Debemos buscar nuevas herramientas y métodos. En este momento, para avanzar en el camino de la sostenibilidad es preciso innovar: la relación entre la sociedad y la empresa va más allá de lo meramente económico, y la fórmula de I+D+i se nos queda corta. En breve habrá que añadir la E de ética. En el futuro, hablaremos de I+D+i+E.

Pablo González Cebrián

P.- Más allá de consideraciones éticas y de creencias, ¿cómo se mide el impacto que tienen las políticas de empresa encaminadas a la gestión del impacto social en la cuenta de resultados?

R.- Es una pregunta interesante. En este aspecto, la máxima del “lo que no se mide, no existe o no se puede mejorar” es especialmente relevante, sobre todo cuando estamos hablando de la medición de estos impactos intangibles. ¿Cómo se mide el valor de la diversidad o de la inclusión en la cuenta de resultados? Es muy complicado para las organizaciones cuantificar, valorar y sacar conclusiones de sus acciones y actividades relacionadas, no solo con la gestión del impacto social, sino con la responsabilidad social corporativa en general y sus esfuerzos por contribuir positivamente a la sociedad.

El problema es que, mientras que en el campo ambiental existen estrategias de medición más estandarizadas y consolidadas, en el campo social no hay un consenso ni tampoco un marco de referencia único, aun existiendo metodologías con más de veinte años de existencia. Sin embargo, los inversores muestran una creciente demanda de información sobre la cuantificación y valoración monetaria de estos impactos.

Vamos a oír hablar de infraestructuras regenerativas y de cómo vamos a contribuir a través de ellas al cumplimiento de los ODS

En el 2020, hemos revisado y validado la metodología de impacto socioeconómico y ambiental. Se ha trabajado en el diseño e implementación de una herramienta para la medición del impacto socioeconómico de diecinueve proyectos, con una metodología de cálculo validada por la Universidad de Zaragoza. Con ella, conseguimos cifras concretas del impacto directo, indirecto e inducido en términos de creación de empleo y contribución al producto interior bruto del país, además de identificar otros efectos positivos sobre el medioambiente y las comunidades.

Además, ACCIONA ha realizado un piloto de valorización monetaria del impacto utilizando la metodología de Harvard Business School que permite reflejar el desempeño financiero, social y ambiental de forma transparente y útil tanto para los inversores, como para la gestión de la propia empresa. De esta forma, se han calculado las externalidades sociales y las externalidades ambientales a través de diversos factores de monetización, y se ha obtenido el valor monetario del impacto generado en la sociedad derivado de nuestra actividad en el último año.

Pablo González Cebrián

P.- ¿Cómo ha cambiado el enfoque de sostenibilidad en el área de agua de ACCIONA, desde que se acuñó el eslogan “pioneros en sostenibilidad” hasta el actual de “Business as unusual”?

R.- Más que un cambio de enfoque, creo que lo que ha habido es una adaptación al concepto de sostenibilidad, que como he mencionado antes, es un concepto en constante evolución. El compromiso de ACCIONA con la sostenibilidad se ha ido adaptando a esa evolución, intentando siempre mantener su liderazgo como empresa sostenible.

Esta adaptación se ha reflejado en el diseño de los diferentes Planes Directores de Sostenibilidad, que me gusta decir que es uno de los documentos estratégicos más importante que tenemos en la compañía. En pocos días va a salir el nuevo Plan, que sería el tercer plan quinquenal, cuya distribución se realizará de forma exponencial, y que marca una diferencia clara con los anteriores.

El nuevo PDS es la herramienta que nos va a permitir diferenciarnos del resto, porque nos va a permitir demostrar autenticidad

El primer Plan reflejaba la idea de la responsabilidad. Más allá de la responsabilidad estaba la resiliencia, que definía el segundo plan que hemos cerrado este año, y que pretendía demostrar que el modelo de negocio que asumíamos “Business as unusal” nos permitía reducir el impacto de nuestras actividades de manera significativa, no hacer daño con nuestros negocios al entorno social o medioambiental. El nuevo plan se desarrolla en un contexto crítico: va más allá de la responsabilidad y de la resiliencia, y se enfoca en la regeneración. Nuestra ambición es la regeneración que implica que a través de nuestra actividad debemos conseguir un impacto neto positivo en las comunidades y entornos sociales en los que nos desarrollamos, y capturar todas las oportunidades de negocio. Esta regeneración va a ser un vector diferenciador que nos va a permitir capturar ese valor añadido en términos de negocio.

Por lo tanto, vamos a oír hablar de infraestructuras regenerativas y de cómo vamos a contribuir a través de ellas al cumplimiento de los ODS. No hacer daño ya no es suficiente; debemos reponer y restaurar lo que hemos perdido y ser capaces de contribuir a la prosperidad de las comunidades, al tiempo que permitimos que el planeta prospere también.

Pablo González Cebrián

P.- En este sentido, ¿qué iniciativas destacaría de entre las puestas en marcha por el área de Sostenibilidad de Agua en los últimos meses?

R.- Entre las iniciativas puestas en marcha por el área de Sostenibilidad de Agua en los últimos meses, una de las que más me gusta es la que dominamos Soluciones de Alto Impacto (SAI), en proyectos como la EDAR de Atotonilco, en México. Estas soluciones son un conjunto de acciones que nos ayudan a crear valor sostenible adicional para la comunidad donde se desarrolla el proyecto. En este caso, generar riqueza y desarrollo económico en la zona de Hidalgo, en la que se ubica el proyecto. Para ello, estamos trabajando en la creación de un centro de capacitación para formar a operarios cualificados y un centro agropecuario para contribuir al desarrollo económico y social de la zona.

También señalaría todas las iniciativas referentes a la implantación de la metodología de Gestión de Impacto Social (GIS) que se realizan en los proyectos. Esta metodología consiste en realizar una línea base con las características demográficas, de infraestructuras y acceso a los servicios básicos, así como de la situación de los derechos humanos entre otras cosas. Como una “especie de fotografía de la zona” para posteriormente analizar los impactos positivos o negativos que pueden tener los proyectos en esa área de influencia, de manera que se puedan tomar las medidas necesarias para minimizar los negativos e incentivar los positivos.

La capacidad de crear valor de las infraestructuras nos va a permitir atraer el mejor talento y conseguir una mejor financiación

No menos importante han sido las referentes a conseguir la implicación de los proyectos en la senda de descarbonización que marca ACCIONA, mediante objetivos de reducción de emisiones y la participación de algunos de ellos en el fondo de descarbonización de ACCIONA.

P.- ¿Cuáles son los pilares sobre los que se asienta el nuevo Plan Director de Sostenibilidad (PDS) 2020-2025?

R.- En el nuevo PDS tenemos cuatro líneas de impulso estratégico:

  1. Las personas en el centro, con un foco especial en el desarrollo de la dimensión social.
  2. Planeta Positivo más allá de net-zero, impacto positivo en capital natural.
  3. Liderazgo exponencial, acelerar los factores que nos hacen diferentes buscando que se perciba el compromiso genuino, buscando la autenticidad.
  4. Integrar para transformar, capacidad de crear la diferencia sostenible en cada proyecto.

Pablo González Cebrián

P.- Desde el punto de vista práctico, ¿cómo contribuye este nuevo PDS a mejorar la competencia de la compañía, en términos de atraer talento, mejores financiamientos o valoración de clientes?

R.- Hoy en día estamos viviendo un auténtico boom de la sostenibilidad: todo el mundo es sostenible. Incluso tenemos nuevas palabras como “ecopostureo” que reflejan esta tendencia, y todos pretenden apalancarse en la transformación sostenible, pero construir esta oferta de valor no es algo sencillo.

Tenemos que trabajar en la búsqueda de sinergias internas y la difusión e implementación de los principios de la sostenibilidad

Creemos que el nuevo PDS es la herramienta que nos va a permitir diferenciarnos del resto, porque nos va a permitir demostrar autenticidad y ser creíbles en un entorno muy competitivo. La Agenda Global y la consecución de los ODS marcan la ruta, y las infraestructuras en su sentido más amplio son necesarias para la contribución de la mayoría de los ODS. Creemos en la capacidad de crear valor de las infraestructuras, lo que a su vez nos va a permitir atraer el mejor talento y conseguir una mejor financiación y valoración de los clientes.

Pablo González Cebrián

P.- ¿Cómo interactúa el área de Sostenibilidad con otros departamentos de la compañía, y cómo se integra todo?

R.- El área de sostenibilidad es un área transversal con una función muy clara de comunicación y sensibilización. Nuestro objetivo es que el conocimiento en sostenibilidad permee en toda la organización. Necesitamos mucha creatividad e innovación para liderar el cambio interno. Tenemos que evolucionar de la figura de buscador del dato a la de guías y soportes y esto supone un cambio cultural profundo. Tenemos que trabajar en la búsqueda de sinergias internas y la difusión e implementación de los principios de la sostenibilidad. Las palabras claves son comunicación, concienciación, colaboración.

Es evidente que no estamos ante una época de cambios sino ante un cambio de época, y este camino lo tenemos que recorrer juntos

El nuevo plan es un enorme reto, pero es la continuidad del trabajo realizado. En ese sentido, no supone una transformación, sino una aceleración de lo que hemos venido haciendo hasta ahora. Afortunadamente, cuento con un equipo totalmente integrado y entregado, en el que todo el mundo aporta perspectivas diferentes, y que me ayuda a mantenerme alerta y despierta. Sin su implicación, sería imposible.

Así que cuento con los mimbres necesarios en este reto, que nos implica a todos ya no solo como trabajadores sino como ciudadanos, porque es evidente que no estamos ante una época de cambios sino ante un cambio de época, y este camino lo tenemos que recorrer juntos.

La redacción recomienda

03/06/2021 · Tratamiento del Agua · 218 7

Fernando Cortabitarte: "La desalación es un foco de atracción de inversión"

24/05/2021 · Depuración · 166 7

José Miguel Belloso: "El verdadero reto de la O&M es que nuestras plantas se modernicen y adecuen"

06/04/2021 · Empresas · 238 12

Más de 40 años cuidando del agua | ACCIONA

18/03/2021 · Tratamiento del Agua · 748 13

Así instalamos las tuberías para la distribución de #aguapotable en Arraiján (Panamá) | ACCIONA

16/03/2021 · Eventos · 352 13

Elena Crespo: "El futuro puede ser positivo para la mujer en el mundo del agua"