Aqualia
Connecting Waterpeople
Newsletters temáticos de iAgua
Tratamiento, Digitalización, Cambio Climático, Agro, Data, LATAM, México. ¡Elige el tuyo y suscríbete!

M. Ndiaye: "Para que la meta del ODS 6 sea posible, todos deben intensificar y hacer su parte"

1
83
  • M. Ndiaye: " que meta ODS 6 sea posible, todos deben intensificar y hacer parte"
    Mariama Ndiaye, Responsable del programa WASH en ACNUR, Oficina de Campo de Kivu del Sur. (Imagen: ACNUR)

Sobre la Entidad

ACNUR
ACNUR, Agencia de la ONU para los Refugiados. Más de 60 años protegiendo a las personas refugiadas, desplazadas y apátridas.
Almar Water Solutions
Minsait
· 83
1

La República Democrática del Congo pasa actualmente por una de las crisis humanitarias más grandes y complejas del mundo; a finales de 2018, el número de desplazados internos debido al conflicto y la violencia ascendía a 4,5 millones de personas. Se calcula que más de un millón de congoleses se han visto desplazados internamente solo en el año 2018, y este deterioro es más acusado en las provincias de Kivu del Norte, Kivu del Sur, Kasais y Tanganyika. 

Trabajar en este entorno entraña gran dificultad para las organizaciones humanitarias porque la infraestructura, o bien está dañada, o es insuficiente para satisfacer las necesidades de la población; la logística es muy compleja debido a la naturaleza del contexto y la inseguridad a menudo impide que la ayuda humanitaria llegue a la población vulnerable. De cualquier manera, ACNUR y muchas organizaciones colaboradoras siguen trabajando para prestar ayuda y protección a los refugiados, las personas desplazadas y las comunidades que los acogen.

Entrevistamos a Mariama Ndiaye, Responsable del programa WASH (Agua, Saneamiento e Higiene) en ACNUR, la Agencia de Refugiados de la ONU, en la Oficina de Campo de Baraka, Sur de Kivu, República Democrática del Congo (RDC), como parte de nuestro ciclo de entrevistas para conmemorar el próximo Día Mundial del Agua.

Pregunta: En primer lugar, nos gustaría conocer brevemente su trayectoria profesional y las funciones que desempeña en ACNUR.

Respuesta: Después de concluir mis estudios en ingeniería rural, desarrollo integrado y ordenación del territorio, trabajé durante 20 años en el sector de desarrollo como ingeniero multidisciplinar, especializada en medio ambiente, agua y saneamiento, y gestión de proyectos. En julio de 2017 me incorporé a la oficina de ACNUR en Kivu del Sur. 

Como responsable del programa WASH en la oficina de campo de ACNUR en Baraka, me encargo de proporcionar apoyo y orientaciones técnicas a las operaciones de ACNUR en Kivu del Sur y del Norte y de colaboradores, en actividades relacionadas con el agua, saneamiento e higiene. Tras llevar a cabo evaluaciones de necesidades y recursos, me encargo de asesorar al programa WASH sobre el desarrollo estratégico de aspectos relacionados con el agua, saneamiento e higiene. Es mi responsabilidad asegurar que la infraestructura de suministro de agua y saneamiento cumple con los estándares de ACNUR en cuanto a la protección de la salud pública y satisfacer las necesidades de los diferentes grupos de personas a los que atendemos. Para alcanzar los objetivos, también realizo actividades formativas, para que colaboradores, refugiados y otras personas de las que se ocupa ACNUR adquieran los conocimientos y destrezas necesarias para una asistencia eficaz. Asimismo, participo en actividades relacionadas con acogida e infraestructuras, planificación de emplazamientos y artículos no alimentarios en caso necesario.

ACNUR se encarga de todas las actividades relacionadas con el agua, saneamiento e higiene que se llevan a cabo en zonas rurales


Tanques de agua en Kivu del Sur. (Imagen: ACNUR).

P.- ¿Qué tipo de actividades lleva a cabo ACNUR relacionadas con el agua y el saneamiento?

R.- En nuestras operaciones, ACNUR se encarga de todas las actividades relacionadas con el agua, saneamiento e higiene que se llevan a cabo en zonas rurales, desde el proyecto de ingeniería y la construcción, mantenimiento y rehabilitación de instalaciones y equipos, tratamiento de aguas, hasta el fomento de buenas prácticas de higiene y la participación de la comunidad. Además, se garantiza la dignidad de los refugiados, para lo que se proporcionan artículos de higiene como jabón, artículos de higiene femenina, y contenedores para el transporte agua fáciles de manejar.

P.- En estos últimos años, ¿cuáles han sido los principales logros del programa WASH de ACNUR con los refugiados?

R.- En el emplazamiento de Mulongwe, ACNUR optó por pasar a llevar a cabo actividades del programa WASH duraderas muy pronto, comenzando directamente con instalaciones en viviendas. De hecho, se facilitó asistencia en efectivo para duchas y letrinas, con objeto de fomentar que las familias construyeran sus propias instalaciones, y de esa manera las tomen como suyas y se hagan responsables de su mantenimiento de forma eficaz.  Disponer de instalaciones en las viviendas no solo mejora la situación sanitaria al disminuir la incidencia de enfermedades hídricas, sino que también reduce los riesgos que conlleva utilizar instalaciones comunitarias por la noche.

Para lograr el ODS 6, todos tenemos que poner de nuestra parte y estar dispuestos a cambiar nuestros hábitos

Los principales logros son:

  • Elaborar una estrategia integral en relación con agua, saneamiento e higiene para el país, a partir de un proceso de consulta participativo sobre el terreno, que proporciona un marco común y una dirección para las intervenciones en este área.
  • Distribuir productos de higiene femenina a todas las mujeres y niñas, con dos posibles opciones (productos reutilizables o desechables), identificadas a partir de una consulta participativa para entender mejor las necesidades de las personas a las que atendemos.
  • Promover el lavado de manos a nivel comunitario mediante dispositivos adecuados para ello en puntos estratégicos como mercados, colegios, guarderías y espacios recreativos y de ocio para jóvenes. Gracias a los esfuerzos relacionados con el lavado de manos, junto con actuaciones para el control de vectores que transmiten enfermedades, como pulverización con cloro y uso de cenizas, se evitaron enfermedades como el cólera y la enfermedad por el virus del Ébola en 2018 en todos los campos de refugiados en Kivu del Sur, a pesar de estar en una zona donde el cólera es endémico.
  • Ampliar la red de distribución de agua con depósitos, tuberías y grifos de material plástico, con objeto de mejorar el nivel de servicios prestado. 
  • Garantizar que la calidad del agua cumple los requisitos sanitarios mediante el tratamiento y análisis habitual de una media de 700 metros cúbicos de agua al día para consumo humano y para el lavado de manos.
  • Comenzar un proyecto para que cada vivienda tenga una letrina y una ducha, alcanzando un sanitario por cada tres o menos de tres viviendas a finales de 2018.
  • Proyecto piloto de reciclaje de residuos sólidos, que ha resultado en la producción de dos toneladas de carbón ecológico, bajo la supervisión de nuestro socio ADRA Congo.
  • Ampliar las instalaciones para lavar la ropa, con una mejora del diseño y con distribución de jabón, en cantidad adicional para atender las necesidades de higiene femenina de mujeres y niñas.


Mujeres desplazadas en un punto de agua en Kivu Norte. (Imagen: ACNUR).

P.- ¿Cuáles son las principales dificultades que encuentra ACNUR para proporcionar acceso a agua potable y saneamiento?

R.- La abundancia de zonas inundables y el terreno montañoso conlleva riesgos ambientales, por lo que es necesario emplear soluciones innovadoras y caras en construcción y mantenimiento. De hecho, la contaminación del suelo y el agua por heces, residuos sólidos y escorrentía precisan medidas de conservación en el campo Lusenda y el emplazamiento Mulongwe. Por ello, los costes a largo plazo de mantener las infraestructuras y proteger las aguas subterráneas poco profundas durante la vida útil de los emplazamientos son muy altos.

Debido a la inseguridad en la zona, supervisar trabajos de campo, como las perforaciones, es muy complicado.

La capacidad técnica en relación con el agua y saneamiento en Kivu del Sur es limitada, y hay poco personal con formación en temas de agua, saneamiento e higiene; es necesario contar con personal que domine varias disciplinas. Desafortunadamente, los fondos asignados a proyectos del programa WASH disminuyen, lo que afecta a la capacidad de inversión, el personal, las actividades de creación de capacidades y la mejora de los equipos e infraestructuras de emergencia para convertirlos en soluciones duraderas.  La falta de financiación tiene un efecto muy negativo en las vidas y el bienestar de la población en la zona, algunos de los cuáles han sufrido varios desplazamientos a lo largo de su vida.

Los colaboradores no siempre se adhieren a la estrategia de empoderamiento de refugiados y la población que los acoge, lo que reduce el efecto que pueden tener los esfuerzos de ACNUR en relación con agua, saneamiento e higiene.

P.- Con respecto al Día Mundial de Agua, ¿por qué cree que es necesario destacar las dificultades que encuentran los grupos marginados para acceder a agua potable?

R.- Muchas de las unidades familiares de grupos marginados solo tienen un miembro que vive solo. Cuando el agua escasea en los emplazamientos, las personas mayores y aquellas con discapacidad suelen ser los que se quedan sin agua limpia. Asimismo, la distancia hasta el punto de abastecimiento, y las dificultades del terreno montañoso hacen que sea muy difícil para los niños, personas mayores y con discapacidad transportar el agua. Por otra parte, las mujeres y niñas tienden a utilizar los pozos existentes durante la noche, lo que las expone a riesgos que incluyen violencia sexual y de género.

Por ello, es necesario hacer algo para reducir dichas dificultades.

Las mujeres y niñas tienden a utilizar los pozos existentes durante la noche, lo que las expone a riesgos que incluyen violencia sexual y de género

P.- Por último ¿qué cree que pueden hacer los ciudadanos para hacer realidad el ODS 6 (garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para todos)?

R.- ODS 6 : acceso sostenible a agua y saneamiento para todos

Para lograr el ODS 6, todos tenemos que poner de nuestra parte y estar dispuestos a cambiar nuestros hábitos. Todo el mundo se puede involucrar de diferentes formas, dependiendo de lo que les interese y de sus capacidades:

  • Las necesidades con respecto al agua, saneamiento e higiene pueden satisfacerse mediante la colaboración innovadora entre todas las partes interesadas, lo que incluye al sector privado, gobiernos, la sociedad civil, y todos los miembros de las comunidades.
  • La contaminación del agua es un auténtico problema en muchos países, ya que debido a ella los recursos hídricos no pueden utilizarse o bien el tratamiento de potabilización es demasiado caro. En la República democrática del Congo y en los demás países, los ciudadanos han de proteger los recursos hídricos mediante una gestión adecuada de los residuos sólidos y las excretas humanas. Para una protección eficaz, los ciudadanos tiene que considerar los recursos hídricos como un bien público.
  • Los ciudadanos pueden involucrarse de muchas maneras para conseguir el objetivo "para todos". Las personas con recursos pueden ayudar con donaciones para proyectos de agua y saneamiento , que incluyen la investigación de iniciativas de bajo coste. Como parte de esta inercia, los científicos pueden redoblar sus esfuerzos en temas de agua y saneamiento para mejorar las tecnologías disponibles a la vez que se reducen los costes.

Puedes leer la entrevista original en Smart Water Magazine.