Connecting Waterpeople
Adecagua

José Antonio Díaz: "Se podría haber actuado para para prevenir la situación del Mar Menor"

1
374
  • José Antonio Díaz: "Se podría haber actuado prevenir situación Mar Menor"

Sobre la Entidad

ADECAGUA
Asociación para la defensa de la Calidad de las Aguas
· 374
1

El Mar Menor ha sido noticia en los últimos días por la aparición de peces muertos durante el fin de semana. Este episodio ha provocado multitud de reacciones entre las diferentes comunidades afectadas.

Por ese motivo, en iAgua iniciamos un ciclo de entrevistas sobre el estado de la laguna en el que participan distintos expertos y afectados. Hoy hablamos con José Antonio Díaz Lázaro-Carrasco, ex presidente de ADECAGUA y ex Comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Tajo.

Pregunta - ¿Cómo describiría la situación actual del Mar Menor?

Respuesta - Desde un punto de vista ecológico, el Mar Menor es la mayor laguna litoral de la Península Ibérica, que por sus características ambientales es un Humedal de Importancia Internacional (RAMSAR), es una Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM), está declarado Paisaje Protegido de los Espacios Abiertos e Islas del Mar Menor, es Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), es decir una joya ecológica.

Hace muchos años, algo así como 20, le pregunté a un buen amigo veterinario, funcionario del cuerpo nacional y residente en Murcia, porqué se producía un crecimiento tan masivo de medusas en el Mar Menor y me dijo que creía que era porque estaban desapareciendo los cangrejos (que se comían las medusas) y que había un desequilibrio ecológico en la laguna que hacía que crecieran las medusas.

A lo largo de los años, se han venido sucediendo numerosas manifestaciones por parte de investigadores y organizaciones de defensa de la naturaleza, alertando sobre las consecuencias de la falta de actuaciones adecuadas

Con el tiempo, los vertidos tanto directos como difusos, procedentes de la agricultura (fertilizantes y plaguicidas), así como de las poblaciones y urbanizaciones que rodean la laguna debidos a una urbanización inadecuada, por no decir que salvaje (sobre todo insuficiente tratamiento de aguas pluviales), han producido una degradación del Mar Menor que la han llevado a la situación actual. No es menor el insuficiente intercambio hidrodinámico de la laguna con el mar abierto, la construcción de puertos deportivos en la zona de salida entrada de agua influye negativamente en el flujo natural de agua entre el mar abierto y la laguna. No hay más que ver echar un vistazo a Google Earth para comprobar esta situación.

La Directiva 91/676/CEE, de 12 de diciembre, relativa a la protección de las aguas contra la contaminación producida por nitratos de origen agrario, traspuesta al ordenamiento jurídico español en el Real Decreto 26/1996, de 16 de febrero, impone a los estados miembros la designación de zonas vulnerables a la contaminación por nitratos de origen agrario, la elaboración de un Código de Buenas Prácticas Agrarias y la confección de programas de actuación. Buena parte del Campo de Cartagena ha sido declarado como zona vulnerable a la contaminación por nitratos.

P. - ¿Cuáles son las causas que han llevado al actual estado de la laguna? ¿Qué factores han influido en la mortandad de peces que ha sido noticia estos últimos días? ¿Ha afectado a toda la laguna?

R. - A lo largo de los años, se han venido sucediendo numerosas manifestaciones por parte de investigadores y organizaciones de defensa de la naturaleza, alertando sobre las consecuencias de la falta de actuaciones adecuadas por parte de los responsables de las diferentes administraciones con competencias en la gestión de los diferentes problemas que han influido sobre el estado de Mar Menor.

Los vertidos tanto directos como difusos, procedentes de la agricultura, así como de las poblaciones y urbanizaciones que rodean la laguna debidos a una urbanización inadecuada, por no decir que salvaje, han producido una degradación del Mar Menor que la han llevado a la situación actual

El Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor, en su «Informe integral sobre el estado ecológico del Mar Menor», de 2017, considera la contaminación por nitratos y compuestos orgánicos persistentes, que afectan también gravemente al acuífero Cuaternario, como factores que están contribuyendo al desequilibrio ambiental del Mar Menor, sin minusvalorar la contaminación por metales pesados o la procedente de aguas de escorrentías.

Es decir, los aportes de nutrientes (materia orgánica, nitrógeno y fósforo) han provocado que se desarrolle el fenómeno de eutrofización de la laguna, crecimiento desmesurado de algas que al morir y depositarse en el fondo se descomponen y acaban consumiendo el oxígeno disuelto en el agua y la consiguiente mortandad de peces y otras especies del ecosistema de la laguna.

En los 16 años que estuve en la Confederación del Tajo, primero como Jefe del Área de Calidad de la Aguas y los últimos 8 como Comisario de Aguas, tuve que hacer frente a varios episodios de mortandad de peces, en unos casos como consecuencia de la eutrofia y en otras como consecuencia del aporte de solidos orgánicos consumidores de oxígeno del estilo de lo que ha ocurrido en el Mar Menor.

P. - ¿Cuál diría que ha sido la influencia de DANA sobre el Mar Menor? ¿Y la influencia de la agricultura?

R. - Creo que la DANA lo que puede haber provocado es una aportación enorme de agua dulce cargada de sólidos, que si son de origen orgánico han provocado el consumo de oxígeno y la consiguiente anoxia de esa parte de la laguna. A esto hay que añadir que los sistemas de saneamiento de las poblaciones que rodean la laguna son incapaces de transportar la enorme cantidad de agua que les llega como consecuencia de la DANA produciéndose el vertido de las aguas residuales.

También puede haber provocado la movilización de sedimentos del fondo de la laguna que han consumido el oxígeno existente en la zona donde estuviesen depositados, como anteriormente comentaba sobre el fenómeno de la eutrofización.

La DANA lo que puede haber provocado es una aportación enorme de agua dulce cargada de sólidos

P. - ¿Cree que se podía haber actuado para prevenir esta situación?

R. - Por supuesto que se podría haber actuado para para prevenir la situación, si la Ley de protección y armonización de usos del Mar Menor de 1987 se hubiera llevado a cabo y no hubiera sido derogada en 2001 a través de la Ley del Suelo. 

Los responsables de la no aplicación de esta Ley, de la puesta en riego ilegal de terrenos de secano que afectan al acuífero, de la construcción desmesurada en terrenos que rodean al Mar Menor y de puertos deportivos sin el debido control en algún momento deberían responder. 

P. - ¿Qué actuaciones cree que serían necesarias para recuperar este ecosistema? ¿Y qué medidas cree que habría que adoptar para evitar que se repita?

R. - Creo que el diagnóstico que se ha hecho del problema es correcto y las actuaciones que se proponen son adecuadas divididas por sectores:

Por supuesto que se podría haber actuado para para prevenir la situación

Ordenación de territorio: Evaluación ambiental estricta del impacto sobre el Mar Menor de los planes urbanísticos actuales y de los nuevos desarrollos. Análisis y modificación, si procede, de las redes de saneamiento haciendo redes separativas de residuales y pluviales. Diagnóstico de los puertos deportivos proponiendo las actuaciones que correspondan para minimizar al máximo su impacto.

Ya se está investigando el estado del acuífero cuaternario en cuanto a la calidad de las aguas y su conexión con la laguna. Se deben tomar medidas en cuanto a la ocupación ilegal de ramblas con cultivos. Control de fertilización. Recientemente la Confederación Hidrográfica del Segura informa de que 9500 has., de cultivos de regadío próximas al Mar Menor no están inscritas en el Libro Registro de Aguas.

P. - En 2016, el Mar Menor se convirtió durante unos meses en una “sopa verde”. En comparación con aquel episodio, ¿diría que este es el episodio más grave que ha atravesado esta masa de agua?

R. - Creo que han sido episodios distintos, aunque este último ha producido una mortandad de peces muy superior. En 2016 hubo un crecimiento desmesurado de fitoplancton que impedía el paso de la luz influyendo en la muerte de las praderas marinas en un porcentaje muy elevado. En este caso la falta de oxígeno ha provocado la mortandad masiva de peces. Este episodio es aparentemente mas grave por la mortandad de peces, pero sin olvidar que es posible que la acumulación de fitoplancton en el fondo de la laguna haya ayudado a provocar la anoxia y mortandad posterior.

Ya se está investigando el estado del acuífero cuaternario en cuanto a la calidad de las aguas y su conexión con la laguna

P. - ¿Qué medidas cree que se deberían tomar desde la administración y qué entidades cree que deberían colaborar en este proceso?

R. - Una de las cuestiones sobre las que quisiera llamar la atención es la dimisión de expertos del comité de asesoramiento científico creado en 2016. Espero que o bien hayan sido sustituidos por otros de nivel similar o bien que se les recupere por el bien la laguna.

El análisis de soluciones para el objetivo de vertido cero al Mar Menor proveniente del Campo de Cartagena es el nombre que se da a las 21 actuaciones que deberán solucionar el problema de los vertidos y por tanto el problema de contaminación.

Uno de los trabajos que se están realizando para lograr el vertido cero es el que está haciendo TRAGSA (encargo del Ministerio para la Transición Ecológica) desde finales de 2017, en el entorno del Mar Menor para calcular el agua contaminada básicamente por nitratos, procedentes de la actividad agrícola, y que drena del acuífero que descarga a la laguna.

Se trata de 24 sondeos de 31,2 cm con una profundidad que varía de los 50 a los 100 metros. Las aguas subterráneas contaminadas con nitratos se extraerán y se podrán utilizar en agricultura consiguiendo que no lleguen a la laguna.

Una de las cuestiones sobre las que quisiera llamar la atención es la dimisión de expertos del comité de asesoramiento científico creado en 2016

Los datos que proporcione el estudio permitirán actuar sobre el Cuaternario. Este trabajo lleva un año de retraso pero se espera que termine a principios de 2020.

No utilización de las desalobradoras: esta actuación es fundamental ya que de esta forma las salmueras contaminantes no llegarán a la laguna. Esto se está produciendo y, como consecuencia, está subiendo el nivel freático del acuífero.

La Confederación Hidrográfica del Segura deberá actuar en las tomas ilegales de las parcelas regadas sin la correspondiente concesión.

Los ayuntamientos deberán revisar los planes urbanísticos en coordinación con la Comunidad Autónoma y deberán construir los sistemas separativos de aguas pluviales y residuales necesarios.

El Ministerio para la Transición Ecológica deberá, en cooperación con la Comunidad Autónoma y los Ayuntamientos, buscar los fondos necesarios bien estatales, bien de la Unión Europea para abordar la financiación de este problema y de esta forma recuperar un espacio natural tan emblemático como es el Mar Menor.

La redacción recomienda

03/10/2018 · Eventos · 212
ríos necesitan espacio