Los trabajadores del CRANA entregan más de 3.000 firmas al Gobierno navarro contra el cierre del centro

67
0
67

Trabajadores del Centro de Recursos Ambientales de Navarra (CRANA) han entregado este viernes en el registro del departamento de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno foral más de 3.000 apoyos recabados contra el cierre de la fundación, decisión anunciada por el Ejecutivo navarro el 22 de enero.

Con motivo de la celebración este viernes de la reunión del Patronato de la fundación CRANA, empleados se han concentrado a las puertas del departamento de Desarrollo Rural, donde han entregado, además de los apoyos, un documento con los principales logros de trabajo obtenidos durante once años de actividad del centro, que cuenta con 16 trabajadores.

El cierre del CRANA fue una decisión unilateral porque ni siquiera fue consultada con la propia gerencia ni con los trabajadores

Así lo ha explicado, en declaraciones a los periodistas, el hasta ahora responsable del área de Energía y Cambio Climático del CRANA Rafa Aldai, quien ha criticado que "el cierre del CRANA fue una decisión unilateral porque ni siquiera fue consultada con la propia gerencia ni con los trabajadores".

Entre los apoyos recibidos contra este cierre, según ha informado, se encuentran ayuntamientos, partidos políticos, sindicatos, organizaciones sociales, empresas consultoras, profesionales del medio ambiente, etc. En change.org se mantiene un espacio para que cualquier persona pueda manifestar su apoyo a la continuidad del Navarra.

Por otro lado, Aldai ha rechazado que el Gobierno de Navarra "pueda asumir las funciones que en este momento tiene encomendadas el CRANA, ya que la plantilla y el presupuesto del departamento ha ido menguando". "Habrá que esperar a ver qué dice el Gobierno sobre cómo son asumidas esas funciones", ha añadido.

Decisión injusta

Aldai ha asegurado que los trabajadores van a "pelear" para que el Gobierno foral "dé marcha atrás a esta decisión injusta y unilateral". En este sentido, el empleado ha avanzado que sus reivindicaciones se dirigirán al Parlamento de Navarra.

"Estamos peleando por la defensa de un servicio público que presta la fundación, que es la intervención social en materia de medio ambiente y la participación pública. Son nuestras principales funciones, que hemos venido desarrollando por encomienda del propio Gobierno durante 11 años", ha defendido Aldai.

Por ello, ha insistido en la "necesidad" y la "importancia" de este servicio público y ha asegurado que "al margen de que la fundación subsista o no, esas funciones deben seguir siendo asumidas por alguna entidad pública".

Los empleados han entregado en el departamento un documento con los principales logros de trabajo obtenidos durante once años de actividad del centro, como "el desarrollo de varios programas relacionados con la energía, el cambio climático, la movilidad sostenible, la gestión del agua y de los ríos, la gestión de los residuos, o la red de Empresa y Medio Ambiente".

En este documento los empleados también destacan que "se han promovido proyectos y actividades relacionados con el consumo responsable y la promoción del voluntariado ambiental".

Comentarios