Aqualia
Connecting Waterpeople
CETA2020
Consulta el avance del programa y compra ya tu entrada con descuento.

"Es necesaria la formación de especialistas en tecnologías que incrementen los recursos de agua"

1
314
  • "Es necesaria formación especialistas tecnologías que incrementen recursos agua"

Sobre la Entidad

AEDyR
AEDyR es una Asociación que se crea en 1998 tras el éxito del congreso de IDA celebrado en Madrid, y que pretende agrupar a todas las personas, empresas y colectivos relacionadas con la desalación y la reutilización en España.
· 314
1

La presión del cambio climático sobre los recursos hídricos hace necesaria la capacitación de profesionales que les permita resolver los problemas relacionados con la escasez del agua. Dos aspectos importantes de la planificación y la gestión del agua son la desalinización de aguas salobres y agua del mar y la reutilización de aguas residuales, a través de las cuales se hace frente a los retos. AEDyR, conjuntamente con la Universidad de Alicante y el Instituto del Agua y de las Ciencias Ambientales, pone en marcha la VI edición del Curso de Especialista en Desalinización y Reutilización del Agua, coordinado por Daniel Prats Rico.

Daniel Prats Rico es Catedrático Emérito de la Universidad de Alicante, Dr. Honoris Causa por la Universidad Tecnológica de La Habana, premio extraordinario de doctorado por la Universidad Complutense de Madrid. Ha coordinado múltiples proyectos públicos y privados de investigación. Tiene reconocidos 7 sexenios de investigación. Ha dirigido varios programas de posgrado. Actualmente es Coordinador del programa de doctorado en Agua y Desarrollo Sostenible y del curso de Especialista en Desalinización y Reutilización del Agua. Es miembro del Consejo de Dirección de AEDYR desde las primeras elecciones en 2001.

Pregunta: ¿Por qué el sector del agua debería apostar por la desalinización y reutilización del agua?

Respuesta: Hace ya bastantes años que la desalinización y la reutilización del agua forman parte de la planificación de los recursos hídricos en las regiones deficitarias, o sea en las regiones donde las necesidades no se pueden cubrir totalmente con los recursos naturales disponibles. La población sigue creciendo, el desarrollo de las regiones y países también, y, además, una de las consecuencias previsibles del cambio climático es el aumento de los desequilibrios hídricos, o sea en muchas zonas húmedas aumentarán las precipitaciones y, por el contrario, en muchas zonas secas disminuirán. En consecuencia, cada vez es más necesario para el sector del agua apostar por la desalinización y reutilización del agua.

P.- La integración de la economía circular en la gestión del ciclo urbano del agua es el nuevo paradigma en un contexto de cambio climático. En este sentido, ¿cuáles son los principales problemas o retos en la aplicación de procesos como la desalinización y la reutilización?

R.- El ciclo urbano del agua incluye, además de agua potable para domicilios y servicios, agua necesaria para usos municipales y agua para pequeñas industrias ubicadas dentro del propio término municipal. En el contexto actual de cambio climático, con una previsible disminución de los recursos hídricos disponibles, la gestión del ciclo urbano del agua debe buscar inicialmente la minimización de las pérdidas en redes de distribución, y la eficiencia de todos los usos, para que la demanda urbana de agua sea la menor posible. Si se tiene en cuenta que el agua residual regenerada se puede emplear para usos urbanos e industriales, su uso permitirá reducir la demanda de agua procedente de fuentes naturales. Los principales problemas para la extensión de la reutilización urbana de las aguas residuales son la falta de infraestructuras de regulación y distribución, ya que los aspectos técnicos de asociados a la calidad del agua tratada están completamente resueltos.

Hace ya bastantes años que la desalinización y la reutilización del agua forman parte de la planificación de los recursos hídricos en las regiones deficitarias

Por otra parte, el agua desalinizada cubre perfectamente todas las calidades y usos urbanos del agua, incluido el uso como potable. Por tanto, siempre que las necesidades de agua potable no se puedan cubrir con recursos propios o externos de aguas dulces continentales, habrá que acudir necesariamente a la desalinización de aguas salobres o agua del mar. Naturalmente, esta solución sólo es posible en núcleos urbanos próximos al litoral o con disponibilidad de agua salobre que se pueda desalinizar. Los principales problemas a resolver son de índole económica, ya que los aspectos técnicos del tratamiento y los ambientales relativos a la evacuación de rechazos están totalmente resueltos. El consumo energético es ya del orden de 3 kWh/m3, y con tendencia a disminuir.

P.- ¿Cuál es la tendencia en su desarrollo y aplicación a nivel mundial? ¿Y en España?

R.- Los problemas de déficit hídrico tanto en España como en el resto del mundo no cesan de crecer, debido al aumento de población, mayores necesidades asociadas al desarrollo, sequías más prolongadas, etc. Por tanto, la necesidad de reutilización y desalinización es creciente, como complemento alternativo, de los recursos convencionales derivados del ciclo del agua en la naturaleza.

A escala mundial la capacidad de desalinización instalada desde 1965 supera ya los 100 hm3 diarios y está presente en 150 países en el mundo, con mayor incidencia en las regiones con escasez de recursos. Más de 300 millones de personas en el mundo acceden al agua desalada. En algunos de estos países la dependencia es absoluta, como en Dubái, que obtiene el 98% de agua dulce de la desalación. España es el cuarto país del mundo en capacidad instalada, que alcanza los 5 hm3 al día, lo que equivale al 5% del total de agua dulce suministrada. El principal uso es abastecimiento, aunque el uso agrario está en expansión, superando el 20% de la demanda de agua desalinizada. En España no se prevé la construcción de nuevas grandes instalaciones, aunque sí está prevista la ampliación de algunas existentes, como Águilas-Guadalentín o Torrevieja, para cubrir demandas crecientes de agua para regadío. Además, hay que considerar otras necesidades de desalación que demanden nuevas instalaciones, como industrias que precisen agua de alta calidad o aguas residuales que precisen ser desalinizadas.

El principal uso del agua regenerada es la agricultura, ya que es el sector que más demanda. Ahora bien, hay aplicaciones, como el uso urbano, en los que es necesario apostar fuertemente por la reutilización

Respecto a la reutilización, la capacidad mundial se ha duplicado en los últimos 10 años, superando actualmente las cifras de la desalinización, ya que hay con más de 120 hm3 diarios de capacidad instalada. Su crecimiento es continuo. Europa está realizando una importante apuesta por la reutilización como una de las medidas para mitigar los efectos del cambio climático. La Comisión Europea propuso en mayo de 2018 normas para establecer los requisitos mínimos en todos los estados miembros de calidad del agua, para la reutilización segura de las aguas residuales urbanas tratadas en el riego agrícola. Ya hay un acuerdo provisional sobre esta nueva normativa que pronto entrará en vigor. España es el quinto país del mundo y el país europeo que más agua reutiliza, del orden de 400-500 hm3 al año. La potencialidad es mucho mayor si consideramos el volumen de agua residual disponible, ya que sólo se reutiliza el 10-15% de las aguas depuradas, y se cuenta con una producción de agua regenerada mucho mayor. La tendencia es sin duda al crecimiento, siendo necesarias inversiones de regulación y transporte. Las instituciones deberían realizar una apuesta clara por esta opción, además de concienciar sobre de la necesidad de reutilizar para reducir el consumo de aguas blancas.

P.- En cuanto a la reutilización del agua, ¿cuáles son los mayores usos que se está dando al agua regenerada?

R.- El principal uso del agua regenerada es la agricultura, ya que es el sector que más demanda. Ahora bien, hay aplicaciones, como el uso urbano, en los que es necesario apostar fuertemente por la reutilización. En efecto, el agua necesaria para baldeo de calles, fuentes públicas, bomberos, regadío de jardines públicos y privados, etc., puede ser perfectamente agua residual regenerada, con lo que todo el volumen de agua empleado en estos significa un ahorro de agua dulce natural. El beneficio ambiental es doble ya que, por una parte, disminuye la presión sobre el recurso, y, por otra parte, se minimiza el impacto ambiental asociado al vertido de agua depurada.

Para que sea posible la extensión de los usos del agua regenerada, además del aumento de infraestructuras, es necesario que la calidad del agua regenerada sea lo mayor posible. En mi opinión, las estaciones depuradoras deberían tratar el agua para llevarlas a una calidad superior a lo que exige la normativa de vertido. De esta forma se minimiza el impacto ambiental de los vertidos y se facilita la reutilización, evitando que sean necesarios tratamientos adicionales. Los costes para la depuración hasta altos niveles de calidad se deberían asumir por los usuarios de agua potable causante de la contaminación.

El curso de Especialista en Desalación y Reutilización del Agua es el único título universitario oficial dedicado específicamente a estas dos alternativas para obtener recursos de agua

P.- Hablemos ahora del curso “Especialista en Desalinización y Reutilización del Agua”. ¿Por qué realizar este curso y no otro del panorama formativo del sector del agua?

R.- El curso de Especialista en Desalación y Reutilización del Agua es el único título universitario oficial dedicado específicamente a estas dos alternativas para obtener recursos de agua. Lo imparte una universidad pública de prestigio como es la Universidad de Alicante. Todas las titulaciones de las universidades públicas se someten a controles de calidad que garantizan la impartición completa de los contenidos, la participación del profesorado previsto, las evaluaciones, etc., además de emitir el título oficial a los alumnos que superen el curso. El centro responsable es el Instituto Universitario del Agua y de las Ciencias Ambientales, organismo multidisciplinar con una extensa trayectoria en investigación y docencia investigadora de carácter multidisciplinar relacionada con el agua y medio ambiente.

Por otra parte, la titulación cuenta con el aval y colaboración directa de la Asociación Española de Desalación y Reutilización, agrupación referente en estos importantes sectores a escala nacional e internacional.

P.- A nivel profesional, ¿cuáles son los beneficios que aportarán a los alumnos que cursen el mismo?

R.- A nivel profesionales preciso conocer los aspectos más importantes relacionados con la gestión, diseño u operación de instalaciones de desalinización o de regeneración y reutilización aguas residuales. Todos estos aspectos se recogen en el curso.

El módulo sobre desalinización se desarrolla en 15 temas, que incluyen la descripción de las distintas tecnologías y el estudio en profundidad de las instalaciones de ósmosis inversa, incorporando los aspectos ambientales. Los temas son: la problemática del agua, desalinización por evaporación, desalinización por ósmosis inversa, desalinización por electrodiálisis, pretratamientos físicos, pretratamientos químicos, membrana y diseño, recuperación de energía, instrumentación y control, diseño de captaciones y rechazos, materiales en plantas de tratamientos de agua, operación de instalaciones, modelización del vertido de rechazos, nuevas técnicas de desalinización, y aspectos ambientales de desalinización.

El curso se complementa con estudios in situ de casos reales de desalinización y reutilización

El módulo de reutilización comprende también 15 temas que incluyen aspectos normativos, de tratamiento, de aplicaciones de aguas regeneradas, procedimientos de gestión, y análisis de impacto ambiental. Los temas son: evolución y perspectivas de la reutilización, marco jurídico de la reutilización, control de contaminantes inorgánicos, control de contaminantes orgánicos, control de la contaminación biológica, tratamientos terciarios convencionales, procesos de oxidación avanzada, procesos de membranas, gestión de olores en plantas de tratamiento, aplicación a la agricultura, la reutilización en la industria alimentaria, aplicación para recarga de acuíferos, aplicación a campos de golf, planificación y gestión, e impacto ambiental y sostenibilidad.

Además, el curso se complementa con estudios in situ de casos reales de desalinización y reutilización. Durante la última semana se realizan vistas técnicas a desalinizadoras de agua salobre, agua de mar y agua residual, a plantas de tratamiento terciario de aguas residuales, y a instalaciones de reutilización urbana de aguas residuales. El alumno que no pueda desplazarse deberá realizar las visitas en su lugar de residencia.

P.- ¿Cuáles diría que son los puntos fuertes de este curso de Especialista en Desalación y Reutilización?

R.- Resaltaría varios aspectos.

Su contenido que trata con la profundidad suficiente todos los aspectos significativos relacionados con desalinización y reutilización.

Su profesorado, con14 profesores universitarios, de 9 universidades distintas, y 11 profesionales del sector, pertenecientes a empresas asociadas a AEDyR, la Asociación Española de Desalación y Reutilización.

Su carácter de título universitario de duración equivalente a 30 créditos ECTS.

Su modalidad on-line, que permite flexibilidad de horario y la comunicación con todos los profesores para resolver dudas específicas.

La inclusión de visitas técnicas, que permite conocer y resolver cuestiones específicas sobre equipos, materiales, control, operación, etc.

Cada vez es más necesaria la formación de especialistas en las tecnologías que permitan incrementar los recursos de agua disponibles

P.- Este año se celebra la 6ª edición del curso. Bajo su punto de vista, ¿qué aporta al panorama formativo en materia de agua?

R.- Cada vez es más necesaria la formación de especialistas en las tecnologías que permitan incrementar los recursos de agua disponibles. Las necesidades crecientes derivadas del desarrollo, de los requerimientos de calidad cada vez más exigentes, del aumento de población y de las consecuencias negativas del cambio climático, hacen imprescindible aumentar la incorporación de los recursos no convencionales en la planificación de los recursos hídricos. La desalinización de agua salobre y agua de mar permite obtener agua de excelente calidad para cualquier uso posible, a costes cada vez más competitivos. La reutilización de aguas residuales en usos agrícolas, urbanos e industriales permite el ahorro, en un volumen equivalente al reutilizado, de aguas continentales extraídas de cursos de agua y acuíferos.

P.- ¿Cree que existe en España una necesidad formativa en temas de desalinización y reutilización del agua?

R.- España cuenta con muchas regiones con elevado estrés hídrico, o sea regiones en las que los recursos naturales de agua están excesivamente explotados y en consecuencia se generan conflictos entre distintos usos del agua cuando hay situaciones de escasez, como sequías. Además, hay otras regiones en las que el balance hídrico es negativo, o sea que dependen necesariamente de recursos externos para mantener su actividad. En consecuencia, es necesario, entre otras medidas, acudir a la desalinización y reutilización del agua para aportar recursos complementarios a los naturales, que puedan minimizar los efectos del estrés y el déficit hídrico.

Este curso representa una excelente oportunidad, tanto a los graduados universitarios para especializarse en estas temáticas, como a las empresas del sector que deseen mantener actualizada la formación de sus técnicos

Por tanto, resulta imprescindible la formación en estos temas para que se puedan afrontar con éxito las tareas profesionales relacionadas con la gestión del recurso, comprensión y manejo de instalaciones, aspectos ambientales, etc. La formación que se imparte en este curso va orientada tanto a profesionales del sector que estén desarrollando una determinada actividad, como a titulados universitarios interesados en las temáticas y que pretendan acceder al sector del agua.

P.- Para terminar, le cedo este espacio para que anime a los lectores de iAgua a matricularse en las próximas ediciones del curso.

R.- Como he comentado a lo largo de esta entrevista, las regiones con elevado estrés hídrico, o con déficit hídrico, aumentan cada año tanto en España como en todo el mundo. Las razones principales son tres: aumento de población, desarrollo creciente y consecuencias negativas del cambio climático. Por tanto, es cada vez más necesario acudir a recursos no convencionales, o sea desalinización de aguas salobres y agua de mar, y reutilización de aguas residuales. Este curso representa una excelente oportunidad, tanto a los graduados universitarios para especializarse en estas temáticas, como a las empresas del sector que deseen mantener actualizada la formación de sus técnicos. Finalmente, indicar que para empresas españolas es posible la recuperación de las tasas académicas a través del sistema de bonificaciones que dispone el curso.

La redacción recomienda

31/01/2019 · 28 2
Juntos sumamos